comunidades

Croacia (4ª parte)-Dubrovnik

Croacia (IV parte)




Y por fin hemos llegado a Dubrovnik.

Creo que casi todos nosotros hemos visto esta ciudad en tropecientos mil reportajes, folletos y revistas. Y, cuando un lugar recibe tanta publicidad, se corre el riesgo de que, una vez que estás en él, te decepcione. Que, al verlo “en directo”, se piense “Bueno, pues no era para tanto”. A todos nos ha pasado alguna vez, igual que ocurre con los libros o películas muy publicitados... Y ésa era mi duda respecto de esta ciudad: ¿me llevaría una desilusión al conocerla?.



Pues no, en absoluto. Todo lo contrario.

Dubrovnik NO te decepciona: es una ciudad absolutamente espectacular, en la que parece haberse detenido el tiempo, y que, además, cuenta con un emplazamiento privilegiado, a orillas del Mediterráneo, que por estas tierras, quizá gracias a los fondos marinos de rocas calizas, es más azul que en muchos otros lugares. 

Cosa que, por cierto, también creía que era, en parte exageración de los folletos turísticos, y en parte Photoshop, pero puedo dar fe de que es real: yo también vivo en el Mediterráneo, aunque "en la otra punta", y el azul del mar en las costas de Dalmacia es único.



Nosotros pasamos cuatro noches en esta ciudad, aunque uno de los días lo dedicamos a hacer una excursión a Montenegro (que ya contaré). Suelen ofrecer también la posibilidad de viajar a alguna de las múltiples islas cercanas, especialmente a Korčula, o a interesantes poblaciones cercanas como Ston o Cavtat (que no se pronuncia “Kavtat” como todos creíamos, sino “Tsavtat”, ¡qué difícil es, para los de habla hispana, acertar con la pronunciación croata, jajaja). Pero nosotros preferimos quedarnos un día más disfrutando de Dubrovnik. Sobre todo, porque el primer día tuvimos que huir hacia el hotel como alma que lleva el diablo: ya os comenté que nos quedaba otro día de lluvia en el viaje, ¡y qué lluvia!.

Por eso, en esta entrada os vais a encontrar con dos tipos de fotos: las del primer día, con un cielo negro y amenazador (y que “cumplió sus amenazas” con todas sus ganas); y las del segundo, con cielo azul y sol radiante.

El primer día, en efecto, la cuestión climatológica se iba complicando por momentos. Empezamos nuestro recorrido subiendo a un mirador, para ver la panorámica de la ciudad desde lo alto...



Entonces, todavía podíamos disfrutar de algún ratito soleado (esta es una de las muchas islas que pueblan la costa de Dubrovnik):



Aparentemente, el día iba a estar algo nublado, pero sin mayores complicaciones. Ya, ya...

Bajamos a la ciudad, atravesamos las puertas de la muralla...



... y nos encontramos con este caballero, que, aparentemente, está siempre en torno a esta fuente, vestido con estas peculiares pintas, y vendiendo corazoncitos de recuerdo a un €.



(La fuente, por cierto, se llama "fuente de Onofrio", y era también una cisterna que recogía las aguas de un acueducto).

El cielo se oscurecía cada vez más. Nos íbamos parando, mientras nos explicaban cosas acerca de la historia y de los monumentos de la ciudad... como aquí, en la plaza, delante del reloj (sí, eran las 10 y 25, ya veis qué original forma de dar la hora, jajaja...Y la bola dorada indica las fases de la luna).



Y aquí está la iglesia de San Blas, en otro ángulo de la plaza...



Pero ya empezaba a llover, y los distintos guías tenían que dar las charlas bajo los soportales, si podían. Algunos turistas corrían hacia las tiendas a comprar paraguas y chubasqueros... que, ante la que se avecinaba, se llegaron a agotar (no es broma). Hasta que ya, directamente, se abrieron las compuertas del cielo...



... y la gente buscó refugio donde pudo.

Este es el interior de la catedral de Dubrovnik. No, no hay misa, ni se celebra nada. Lo que veis son turistas guareciéndose de la lluvia.



Cuando escampó, salimos de la catedral, y nos metimos en una tienda, a comprar un collar de plata y coral, puesto que la artesanía en coral y plata es típica de esta ciudad, y se encuentran piezas muy bonitas. Pero, al salir de la joyería, miramos al cielo, y dijimos "Mejor será que hoy comamos en el hotel".

Dicho y hecho: nos pusimos a andar deprisa... y casi no nos da tiempo ni a llegar a la parada de taxis. El suelo, de piedra tan pulida, resbalaba como un condenado. Y llovía tanto que, desde la cafetería del hotel (que estaba en primera línea), no se veía el mar, sólo la cortina de agua.

Así que, necesariamente, tenemos que rebobinar... y empezar nuestra visita de nuevo, con sol. Y con sol radiante, y calor, como podéis deducir de mis completísimas pintas de "guiri", jajaja.



Por lo tanto, volvemos a entrar en la ciudad, por el mismo sitio.



El santo que está encima del arco es San Blas, patrón de Dubrovnik.

En esta ocasión, no nos encontramos con el tío de los corazones, pero sí pudimos callejear a nuestras anchas por toda la ciudad...



Ésta es la iglesia de San Salvador, de estilo veneciano-renacentista, que aún tiene en su fachada alguna huella de los bombardeos del 6 de diciembre de 1991. Toda la ciudad fue muy dañada, pero hoy está totalmente reconstruida. Y la calle larga que veis es la principal de la ciudad: se llama Placa o Stradun.

Siguiendo esa calle, llegamos a la plaza principal.

Aquí nos vamos a encontrar con palacios de estilo veneciano (como en toda Dalmacia). Dubrovnik (conocida antiguamente con el nombre de Ragusa) también estuvo bajo dominio veneciano, pero, desde aproximadamente la mitad del siglo XIV, fue siempre una república libre, hasta que fue conquistada por Napoleón, en el siglo XIX, y pasó después al imperio austrohúngaro, y más tarde a formar parte de Yugoslavia.

De hecho, su lema era "La libertad no se vende ni por todos los tesoros del mundo" (o sea, en latín, "Non bene pro toto libertas venditur auro", que es lo que puede leerse aún hoy en la puerta de una de las fortalezas que guardaban la ciudad, de cuyo nombre en croata no puedo acordarme, jajaja).



Quizá el único problema de Dubrovnik sean las hordas de turistas procedentes de los cruceros que, cada día, desembarcan en su puerto...



Pero suelen volver a comer al barco, sobre la 1 de la tarde,  así que esas horas son más tranquilitas para callejear.

También encontramos más calma en las callejuelas estrechas que parten de las calles principales...



Como veis, no es sólo una ciudad para turistas: la gente vive aquí, aunque quizá sea una ciudad un poco incómoda para vivir...

Aquí tenéis otro mercado...



Lo curioso de este mercado es que el edificio que veis en primer plano a la derecha, de piedra blanca, con las balaustradas... es un hotel de 5 estrellas. Y por eso, este mercado tiene que levantarse completamente antes de la 1 de la tarde, para dejar paso a la terraza del hotel.

Si nos cansamos de callejear, visitar iglesias, museos y demás, podemos hacer una pequeña pausa, y tomarnos una "relaxing cup of"... algo en uno de los múltiples cafés que abundan en toda la ciudad.



Concretamente, éste que veis bajo las banderas, a pesar de su buena situación (el edificio del fondo es la catedral) tiene precios normales, y es frecuentado también por los "locales".



Si queremos una buena perspectiva de la ciudad, podemos recorrerla "desde arriba", caminando por sus murallas.

Y, en un punto exterior de estas murallas, nos encontramos con este café. Lo que nos ofrece es muy simple: agua, cerveza, refrescos, café y algún "sandwich" o bolsa de patatas...



... pero aquí no se viene a comer o beber, sino a disfrutar de estas vistas tan espectaculares de las murallas...



...y del mar (y, bueno, de paso se toma uno una cervecita o una botellita de agua, que nunca vienen mal, jajaja).



El bar se llama "Buza", por si alguno vais a Dubrovnik y os apetece tomar algo allí.

Salimos de las murallas, y nos encontramos con el puerto. Cuando era una república independiente, Dubrovnik (Ragusa entonces) vivía del mar y del comercio marítimo.



Podríamos seguir mucho más tiempo callejeando por Dubrovnik, pero ya nos van entrando ganas de comer...



... y vamos a desandar nuestro camino, y comer en un restaurante llamado "Nautika" que está fuera de la muralla, cerca de la puerta por la que entramos.



Estas son las vistas desde la terraza del restaurante, y la comida es muy buena... eso sí, NO es barato, en absoluto.

Pero, a veces, merece la pena darse un pequeño "homenaje", si es posible... ¿o no?

Otra de las vistas desde la terraza; esta vez, de una de las fortalezas defensivas que están fuera de las murallas.



Con estas vistas, termina mi reportaje. Queda por contar nuestra excursión a Montenegro, que merece no quedar en el olvido, pero eso será otro día. Hoy sí que espero no haberos aburrido demasiado, dada la cantidad de fotos... ¡pero es que no sabía cuál quitar!.

Un beso, y de nuevo gracia
Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

'Coulant' de chocolate

Ya visteis este coulant (o, mejor dicho, un proyecto de este coulant, jajaja), en la entrada dedicada a los desastres en la cocina. Como os comenté en esa entrada, el desastre se había producido en el ...

Indonesia y Singapur: 4ª parte

Empezaremos como en las series de televisión: "En el capítulo anterior..." nos habíamos quedado en el camino hacia Bali. Os recuerdo que estábamos en Java, por lo tanto, habrá que salir o po ...

5 deliciosas recetas con crema pastelera

En el post colaborativo de hoy vamos a hablar de una de las preparaciones básicas en repostería: la crema pastelera. Muy pocos pueden resistirse a un pastel, bollo, tarta, bizcocho, o tartaleta rellen ...

Recomendamos

Relacionado

viajes croacia salir y viajes

Croacia (3ª parte)

El otro día nos habíamos quedado a punto de llegar a Split, con la vista de un prometedor arco iris. Y, sí, en esta ocasión, los buenos augurios se confirmaron: pudimos disfrutar de un maravilloso día de sol . De hecho, salvo uno de los días, el resto del viaje gozamos de un tiempo estupendo (eso sí, el día que llovió, lo hizo con toda su alma, ¡tela!.). Así que aquí estamos: en Split. Curio ...

viajes otros croacia ...

Croacia (1ª Parte)

Bueno, pues ya está aquí ?Morguixeros Viajeros?, con la primera entrega del viaje a Croacia. Habrá unas cuantas (el que avisa no es traidor), porque el país es una auténtica maravilla. Nosotros hicimos el viaje con circuito organizado en parte, y 4 días a nuestro aire en Dubrovnik, pero yo os recomiendo que, si no os asusta conducir, os alquiléis un coche y lo recorráis con tranquilidad. Eso sí: o ...

viajes croacia salir y viajes

Croacia (2ª parte)

El otro día, nos habíamos quedado descansando en el hotel del parque de los lagos de Plitvice. Así que ya va siendo hora de que nos pongamos en marcha, y nos dirijamos hacia la costa mediterránea; concretamente, empezaremos nuestro recorrido por Zadar. Mientras recorremos las carreteras del interior (y mientras la radio nos pone la cabeza loca con canciones de algún ?Nino Bravo? croata), podemo ...

dubrovnik croacia salir y viajes ...

Conoce Dubrovnik

Dubrovnik es una hermosa ciudad situada en Croacia, concretamente en la región costera de Dalmacia. A pesar de haber sufrido numerosos conflictos y de haber soportado grandes catástrofes naturales, esta urbe sigue manteniendo su encanto histórico mezcla de civilizaciones cristianas y musulmanas, siendo el primer Estado en realizar un pacto entre ambas culturas. Una muestra de su pasado bélico lo v ...

salir y viajes blog de croacia croacia ...

Viaje del mes: Croacia especial / abril 2015

Viaje a Croacia con visita a Eslovenia, en un recorrido muy especial que nos llevará a conocer la gastronomía y las costumbres croatas, y nos iniciará en actividades cotidianas e interesantes como la recolección de trufas o la elaboración del aceite de oliva. Viaje en grupo de 46 personas. Duración del viaje: 9 días / 8 noches Precio por persona en habitación doble en categoría 4*, pensión compl ...

croacia

Ruta de viaje por Croacia. Qué ver en 10 días

¿Estás pensando en hacer un viaje a Croacia en 10 días? Entonces no te pierdas este post, porque te voy a contar todos mis consejos para planificar tu viaje a Croacia entre una semana y 15 días de duración, para que puedas disfrutar al máximo del país de las mil islas. En definitiva, una guía de viaje por Croacia basada en mi experiencia personal y en la ruta en coche que hice yo por el país, con ...

Croacia Dubrovnik Europa ...

Dónde alojarse en Dubrovnik: mejores zonas y hoteles

Alojarse en Dubrovnik sin gastar mucho es fácil. La perla del Adriático es una ciudad bastante cara de visitar. Especialmente para comer y entrar en las los principales de interés. Aunque para encontrar alojamiento económico no debes preocuparte. En Croacia y los Balcanes se llevan mucho los apartamentos, así que si buscas ahorrar serán tu mejor aliado. En este post te presentamos las mejores zona ...

Croacia

Las 10 Mejores Islas de Croacia que debes visitar (cómo llegar, mapas y excursiones)

¿Quieres saber cuáles son las mejores islas de Croacia para tu próximo viaje? Desde que hice mi viaje a Croacia en 10 días, muchos me habéis preguntado cuál es la mejor isla para visitar en Croacia, cuáles son las islas de Croacia imprescindibles o cuáles son las islas de Croacia más bonitas. A la hora de planificar tu viaje por el país de las mil islas, tendrás que decidir qué isla de Croacia ele ...