23 DE FEBRERO DE 1980: MI EXAMEN DE ADMISION


Un día como hoy, un sábado 23 de febrero de 1980, dí mi Examen de Admisión a la Pontificia Universidad Católica del Perú. Han pasado ya 35 años de ese muy especial momento, que marcó el inicio de una nueva etapa en mi vida y no quería dejar de evocarla en mi blog y recordar aquellos momentos anteriores y posteriores a aquel día.

Como ya le he señalado en reiteradas oportunidades en diversos posts, en 1979 concluí con mi etapa del colegio. Pero desde el mes de agosto, como ya era costumbre, comencé a prepararme en una academia pre-universitaria. Luego de ver diversas opciones -no habían muchas, como hay ahora-, me inclinaba por la Academia "La Sorbona", que estaba ubicada en la Av. Wilson, al frente de lo que hoy es el Centro Cívico. Y mi viejo fue para averiguar y matricularme y luego de obtener información, vio que al costado había otra academia "Programa 2000", y entró y conversó con los directivos de dicha academia y al final, se decidió por ella. Al comienzo, lo quería matar a mi viejo porque yo quería prepararme en "La Sorbona", pero después el tiempo daría la razón. La preparación fue amplia y buena, y como el mayor porcentaje de los que estudiaban iban a postular a San Marcos, enseñaban todos los cursos. Pero, yo iba a postular a la Universidad Católica, a Derecho, y de acuerdo al prospecto que me dieron el día que fui a inscribirme, el examen no iba a incluir materias vinculadas a ciencias -llámese física, química, biología, anatomía y materias similares. Como en todo examen de admisión, lo central era las materias de Razonamiento Matemático y Razonamiento Verbal, algo que en los colegios no enseñaban, y si uno no pasaba por una academia para aprender eso, era más que fijo que uno no ingresaría. Y también Letras -como Historia, Geografía y hasta preguntas de actualidad-, y un poco de Matemáticas, como Algebra, Geometría y Trigonometría. De esta manera, me preparé a conciencia, y cuando comenzó el año 1980, intensifiqué mi preparación. En las mañanas me encerraba en el escritorio de mi casa para repasar todo lo que pudiera, y en las tardes, eran mis clases en la academia "Programa 2000". Y en las noches, remataba con un repaso general. En Enero me tocó rendir dos simulacros de examen de admisión en la academia, y a Dios gracias, me fue bien, y me reconfortaba el saber que iba en la dirección correcta. Cuando comenzó febrero, entré en la cuenta regresiva. Y en mi salón de la academia, éramos solo cinco los que postularíamos a la Católica, ya que la casi totalidad postularía a San Marcos, dos meses después.

Desde que puse un pie en la Universidad Católica, siempre estuve seguro que ese era el lugar donde quería estudiar. Me gustaba lo amplio que era el campus universitario y el nivel que uno había escuchado que tenía. Dos semanas antes, mi viejo me contactó con un amigo suyo, que había sido profesor en la Católica, y me reuní con él y me dio varios tips y recomendaciones, que me sirvieron de mucho. En primer lugar, me recomendó que no llegara al sábado 23, con la angustia de estar repasando hasta el último momento. Me sugirió que el día anterior, el viernes 22, a una determinada hora, de preferencia al mediodía o a la 1 pm, terminara de estudiar y cerrara los libros y ya no volviera a abrir u hojear libro alguno, y que me relajara en la tarde y saliera a caminar o al cine, ya que cuando uno pretende meterse conceptos o conocimientos a la cabeza a último momento, jamás permanecen allí. En segundo lugar, me recomendó que si me topaba con una pregunta que no supiera, que no me detuviera en ella y que pasara a la siguiente pregunta, y que al final, volviera a revisarla y que si no la sabía, que la dejara sin contestar y no me arriesgara, ya que si uno se equivocaba, la respuesta negativa era punto en contra y no cero. Muchas veces, esos puntos en contra marcaban la diferencia entre ingresar y no ingresar. Y en tercer lugar, que fuera tranquilo y no me pusiera nervioso y que fuese preparado a encontrar dificultades previas cuya única intención era poner nerviosos a los postulantes y así comenzar con desventaja. Y con esas recomendaciones, me alisté para ese sábado 23 de febrero. Cuando llegó el viernes 22, exactamente a la 1:00 pm, puse punto final a mi preparación de casi siete meses para el objetivo final: ingresar a la Universidad Católica. En la tarde me puse a ver un poco de TV y en la noche, salí con mis viejos y mi hermano a comer un helado. Y me acosté temprano, sabiendo lo que vendría al día siguiente.



Sábado 23 de Febrero de 1980.
Me levanté tranquilo y temprano y tomé desayuno con mis viejos, quienes tenían bastante expectativa. Y tras despedirme de ellos, me fui para la Católica, en Pueblo LIbre. Varios amigos de la promoción del colegio también se presentaban, tanto a Letras como a Ciencias, y eso nos permitió contactarnos ese fin de semana. Cuando llegué al lugar donde rendiría mi examen, en el Pabellón de Estudios Generales Letras, estaba bastante tranquilo. La hora fijada era a las 8:00 am, pero no comenzó a esa hora. Mi número de postulante era el 00633, y coincidencia o no, tenía que ver con el día de mi cumpleaños -el 3- y el año en que nací -el 63. Y desde el saque, ya habían postulantes que por la desesperación que comenzara el examen de una vez, ya empezaban a sentirse nerviosos. Recuerdo que los observaba con total tranquilidad y en mis adentros me decía a mí mismo: "Que se demoren todo lo que quieran", y así tener más rivales en desventaja para la competencia. A las 8:15 am, ingresamos al aula y nos sentamos y tras varios minutos de espera, nos entregaron los exámenes y tendríamos cerca de tres horas para desarrollarlo. A medida que iba leyendo y contestando, me iba dando cuenta que no lo estaba haciendo mal. Poco a poco, sin apurarme, fui avanzando en el examen. Pero llegó un momento en que me hizo dudar. Me topé con las preguntas de Geometría, y me dio en el pie que más cojeaba. Eran siete preguntas que no las sabía, y en esos momentos, por un lado, tenía en mi cabeza la recomendación del amigo de mi viejo, y por otro lado, el querer arriesgarse a conseguir uno o dos puntos más, que sirvieran en la nota final. Pero, no quise arriesgarme, y las pasé por alto, al inicio y luego en la revisión final. Esas siete preguntas de Geometría quedaron sin contestar, y a eso del mediodía, terminó el examen, y en mi interior sentía confianza que podía ingresar, pero por otro lado, me empezó a preocupar la posibilidad de quedarme afuera por esas siete preguntas no contestadas. Demás está decir que ese pensamiento me acompañó todo el día y hasta la noche, y no dormí tranquilo por eso. En la Universidad había escuchado que los resultados estarían en la noche o al día siguiente en la mañana. Preferí ir al día siguiente y que fuera lo que Dios quisiera.

Al día siguiente, domingo 24, me fui en la mañana y me encontré con varios amigos del colegio, pero al llegar a la universidad todavía no estaban los resultados, debido a algunos problemas con la computadora. La espera se hacía más larga y angustiosa. E informaron que estarían a partir de las 3 pm. Regresé a mi casa, almorcé con mi familia, y luego a las 2:30 pm regresé a la Universidad. Mis viejos -que parecía que ellos eran los que habían postulado por sus caras de angustia y expectativa- me dijeron que fuera tranquilo y que si la suerte no me acompañaba, que me quedara la satisfacción de haber dado todo mi esfuerzo y que con las mismas, me presentaría a dar examen de admisión a la San Martín. Y me dijeron que si ingresaba, seguro que me cortarían el pelo -era costumbre que a los "cachimbos", quienes eran los postulantes que ingresaban, les rapaban el pelo-, y cuando regresara se daría cuenta que había ingresado, y que si no, que me comprara un helado y llegara a la casa con mi helado y esa sería la señal. Me fui de nuevo a la universidad y me encontré de nuevo con mis amigos del colegio y cuando entramos al campus universitario, por la gente que salía, supimos que ya estaban los resultados y que estaban publicados en la Cafetería Central. Nunca sentí una caminata tan angustiosa. Cada paso que daba, el corazón me latía a mil por hora y me temblaban las piernas. Llegué a la Cafetería y en las lunas de la Cafetería estaban pegadas las hojas con los postulantes y los resultados. Recuerdo que en la esquina derecha, aparecía la palabrita "INGRESO" o "NO INGRESO". Cuando busqué mi número, en principio dí con mi hoja, y vi que en esa página, nadie había ingresado. Bueno, había hecho mi mayor esfuerzo, y era lo que Dios quería. Pero en eso, ví bien y no era la hoja, y me había equivocado. Volví a ubicar la hoja donde estaba mi número de postulante -00633- y ahora sí la ubiqué y ví que solo tres personas de esa hoja habían ingresado. Respiré hondo y me acerqué a ver, estiré mi dedo a la parte izquierda donde estaba mi nombre y avancé lentamente con el dedo índice derecho, de izquierda a derecha en la hoja, y al llegar a la esquina derecha, vi la palabra "INGRESO". Y siempre conservo el puntaje que obtuve: Razonamiento Matemático: 616.1; Razonamiento Verbal; 571.6; Total: 1185.7. Orden de Mérito: 370. Me quedé paralizado en ese momento, y nuevamente volví a pasar una y otra vez por mi nombre y efectivamente había logrado mi objetivo: ingresar a la Universidad Católica. Sinceramente me albergó una emoción indescriptible y mis amigos se acercaron -ya varios habían ingresado a Ciencias y también a Letras-, y me preguntaron y al ver el resultado, todos nos abrazamos con emoción. Y lo mejor estaba por venir. Luego de la euforia desatada, retorné a casa, y mis viejos esperaban impacientes mi regreso. Y cuando entré, al verme sin el pelo rapado y sin un helado en la mano, se quedaron desconcertados y lo único que les dije fue: "Ingresé" y eso desató una emoción tremenda en mis viejos. Mi madre se puso a llorar de la emoción y comenzó a llamar a toda la familia para darles la noticia y el viejo me abrazó con lágrimas en los ojos, al igual que mi hermano. Fue un momento maravilloso e indescriptible, que sucedió hace 35 años, y que sinceramente me parece como si hubiera sucedido ayer.

Lo que vino en los siguientes días, fue muy especial. Fui a agradecer a muchas de las personas que me apoyaron. Fui a la Academia y esa tarde fue muy grata, con los profesores alegrándose por el logro obtenido, al igual que los amigos de mi salón. Y ya para el mes de marzo, comenzaría el Primer Ciclo de Estudios Generales Letras, y sería el inicio de una nueva etapa en mi vida. 10 años maravillosos en los cuales, la Universidad fue mi segunda casa y en donde mi universo de amigos se amplió considerablemente, tanto en Estudios Generales, como ya en la Facultad de Derecho, hasta enero de 1990 cuando me gradué de Abogado. Pero todo ello, tuvo su origen un 23 de febrero de 1980, cuando rendí mi examen de admisión que significaría al abrir la puerta de un nuevo mundo para mí, y que hoy, 35 años después, lo sigo recordando maravillado.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

HACE 50 AÑOS (1965-IV)

Llegamos al primer miércoles del mes de Agosto y hoy toca presentar el segmento musical bimensual dedicado al año 1965, hace 50 años. Para el día de hoy, he querido elegir dos recordadas canciones del ...

ANGLO 60'S: BEATLES & STONES LXIII

Llegamos al primer viernes del mes de Agosto, y hoy corresponde presentar el segmento musical “Anglo 60’s”, dedicado a un tema musical de los Beatles y los Rolling Stones. En este mes de Agosto se han ...

DALE U: 91 AÑOS DE GARRA CREMA

Hoy 7 de agosto, se cumplen 91 años de la fundación del club UNIVERSITARIO DE DEPORTES, conocido popularmente como Universitario o para sus hinchas, simplemente como la U, el equipo de mis amores. Hac ...

Recomendamos

Relacionado

música y lectura puc yo

31 DE ENERO DE 1990: MI EXAMEN DE GRADO

Un día como hoy, 31 de Enero de 1990, dí mi Examen de Grado para optar el Título de Abogado. Han pasado 25 años de ese muy especial momento en mi vida y no quería dejar de recordarlo en mi blog y evocar aquellos recuerdos ligados a aquel día. Ingresé a la Pontificia Universidad Católica del Perú en 1980, tras rendir mi examen de admisión un 23 de febrero y llevé dos años de Estudios Generales Letr ...

general desayunos desayunagalicia ...

Mi Desayuna Galicia de Febrero

Ya estamos en Marzo, una vez más tengo esa sensación de que se me escapa el tiempo, que rápido pasa todo!! Así que vamos a seguir disfrutando de cada segundo que nos da la vida, y aprovechando al máximo el tiempo. Marzo se presenta movidito, una comida con buena gente en A Coruña, el fórum gastronómico en esa ciudad, una escapada a Valladolid para ponernos las botas con sus tapitas, una mesa dulce ...

Aprende inglés

¿Cuál examen de inglés debo hacer? ¿TOEFL, TOEIC, CAMBRIDGE O IELTS?

Para empezar, realizar un examen de inglés es una excelente manera para ver cuál es tu nivel en el idioma y probablemente sea algo que necesites hacer para cumplir ciertas metas futuras. Pero, con tantos exámenes en inglés, como el TOEFL, TOEIC, IELTS o los de Cambridge, ¿cuál es el mejor examen para ti? A continuación te explicamos de qué va cada uno de estos para que así decidas cuál te funciona ...

música y lectura poesia

“Cancionero del Vaso” 1980 - Pablo Virumbrales

Me muerdes, me atenazas, me destrozas, me rompes, me desgarras, me quebrantas, cuando tus labios buscan a mi vida. Desde una mañana, bien me acuerdo, que mi cuerpo tembló sobrecogido al sentir sobre mí la piel núbil y suave como una estrella del olvido, de una niña inocente y perdida como yo, sólo he buscado eso, la caza de la felicidad cada alborada, hecha de una sonrisa femenina, de unos ojos ve ...

El Examen del pescador.

El Examen del pescador. El artículo 148.1.11 de la Constitución Española otorga a las comunidades autónomas competencias exclusivas en materia de pesca en aguas interiores, acuicultura y pesca fluvial. Por otra parte, en el mismo artículo se le reconocen también competencias exclusivas en materia de actividades recreativas y de promoción del deporte y del ocio. En el ejercicio de tales compete ...

general cosas de meiga 14 de febrero ...

¡Feliz 14 de Febrero!

Os deseo a tod@s buenas fiestas! Particularmente “14 de febrero, El día de San Consumidor, patrón de las víctimas de la Publicidad! ¿De dónde surgió el Día de San Valentín? En realidad, esta fiesta no tiene nada que ver con los enamorados y más aún con 14 de febrero. Este es una antigua fiesta del pueblo romano de la fertilidad, conocida como “Lupercales”, que se celebraba en las ...

Gaokao: el examen más estricto del mundo

En muchos institutos de China, sobre todo en el último curso, no existen ni sábados ni domingos. Los estudiantes asisten a la escuela todos los días de la semana y cuando tienen algún día libre sus padres les apuntan a clases de inglés, música o caligrafía. Se preparan para el gaokao, el examen de acceso a la universidad. Y es que en uno de los países más competitivos y exigentes del mundo tener u ...

cine cine y series 2016 ...

Cartelera de cine: estrenos 23 de marzo de 2016

Héctor Pintado Ha llegado el día. Batman y Superman ya se han subido al ring y los guantazos que se van a pegar a partir del miércoles 23 de marzo de 2016 van a ser antológicos. El suyo es el gran estreno de la cartelera de esta lluviosa semana santa y no encontrará rival que pueda toserle. Ahora bien… ¿cuál será la reacción del público a tan esperada batalla? Estrenos de cartelera para el 23 de ...

ALGO MAS YO QUEEN ...

MIS CANCIONES FAVORITAS: HACE 35 AÑOS (1980-IX)

Llegamos al segundo miércoles del mes de Agosto y hoy toca presentar el segmento musical dedicado al año 1980, hace 35 años, cuando quien escribe contaba con 17 años de edad. Para el día de hoy, he querido elegir una trilogía de canciones de tres recordados cantantes norteamericanos. 1.- HUNGRY HEART (Bruce Springsteen).- Recuerdo mucho que en los últimos meses de 1980, una canción comenzó a so ...

música y lectura 1980 yo

MIS CANCIONES FAVORITAS: HACE 35 AÑOS (1980-VI)

Llegamos al segundo miércoles del mes de Junio, y como siempre, hoy corresponde presentar el segmento musical dedicado al año 1980, hace 35 años. Para el día de hoy, he querido elegir tres muy buenas canciones del recordado grupo norteamericano The Eagles. 1.- HEARTACHE TONIGHT (The Eagles).- Sin duda alguna, uno de los grupos más exitosos en la década del 70, fue The Eagles. Desde 1975 cosechó ...