Las manos en la mesa Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca


Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca. La vuelta de vacaciones traería nuevas aperturas en este tablero del gastro-poli de la calle de Ibiza. Tira los dados: -tres y ocho-, en el treinta y ocho de Ibiza acaban de abrir sus puertas La Retasca, que ya forma parte de #bul_biza, <<el bulevar más gastronómico del Cielo de Madrid>>.

Madrid se ha convertido en la capital más gastro de Europa y del mundo, tanto es así, que muchas de las personas que nos visitan lo hacen por este sabroso motivo.

Y es que a veces, no resulta fácil elegir un sitio donde poner las manos en la mesa con tanto ruido, y cuando descubres lugares que además, “de comer rico, te hacen viajar por el mismo precio”, es todo un acierto.

No te lo pierdas y dile a papá que te vas…

Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca
Mucho más que una tasca


Nos atrae especialmente la atención su puesta en escena, que no es otra, que la vuelta al origen a través de los sabores de toda una vida.

Volver a pedirle la paga a papá, me lleva a mi adolescencia, siempre recordaré la primera experiencia en el “bar Sánchez” (del barrio de Carabanchel), cuando pedía una caña de cerveza siempre esperaba tras la barra aquel aperitivo que tanto marcaría a mi paladar: las olí-olí, el boquerón en vinagre y siempre olivas o patatas fritas, el día que ponía un trocito de pulpo en vinagreta era como ponerse aquella ropa de los domingos.

La Restasca tiene barra, para estar de píe y también sentados desde donde se observan en primera fila las brasas de su parrilla.

Mesas altas, taburetes, y amplio salón, el resultado es una configuración idónea para todos los públicos, todos los momentos, todos los gustos y todos los bolsillos.

Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca
Con barra y olé


En cabina encontramos al maestro Juanjo López, muchos le conoceréis por La Tasquita de enfrente, desde hace meses también en la misma calle de Ibiza pone sus manos en La Cocina de frente, una casa de comidas donde su propuesta gira entorno al cocido 3.0 y que va mutando con productos de temporada.

Conociendo a Juanjo y de su exigencia por la búsqueda del mejor producto y la máxima calidad, es toda una garantía que agradecemos especialmente.

Estoy emocionado, ya noto una ligera sudoración al tomar la carta y leer “una a una” todas sus propuestas, como cuando hacíamos la carta a los Reyes Magos, me pido esto, también esto y todo esto.

“Encurtidos caseros, latas, chacinas y quesos, tapas clásicas, brasas (las carnes son del Valle del Esla), bocadillos y pulguitas canallas, guisos del día (de lunes a viernes) y postres”.

Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca
Juanjo López en cabina


Tres, dos, uno… comenzamos. Escuchamos los primeros gritos que tienen una entidad, son algo más que gritos: dos dobles y una de bravas, oído!!

Con los primeros tragos de una cerveza Mahou bien tirada, nos acompañan unas sardinillas en aceite, hacía tiempo que no las probaba, que buenas oiga!! Si no puedes esperar dale y moja pan.

Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca
Sardinas en aceite aliñadas


No dejo de observar a mi alrededor, sobre los espejos se pueden leer aquellos grafitis donde anunciaban sus platos y frases molonas.

Un clásico de nuestro recetario. ¡¡Marchando una de gambas al ajillo!!.

Se presentan sobre sartén, manteniendo las cabezas y cuerpos desnudos, -de calibre medio-grande- las gambas nadan sobre un buen aceite de oliva, ajito en finas láminas y guindilla que no puede faltar. Por favor, un poco más de pan.

Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca
Gambas al ajillo


Los embutidos vienen de los artesanos del ibérico, Arturo Sánchez.

Presente en sala un experto cortador de jamón sirve -medias y enteras raciones- de esta joya de la gastronomía, sublime por naturaleza, elegante y persistente. Enamorado de ti.

Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca
Jamón Ibérico de bellota


Puedes llegar a perder la cabeza por cada pieza. Llevan muchos años demostrando su amor incondicional, matrimonio para una eternidad.

Boquerones aliñados y anchoas en salazón. Su combinación es pecaminosa, exquisitamente limpios y perfecto equilibrio en el marinado.

Destacar su premiado aceite de oliva virgen extra de procedencia Carpio de Tajo (Toledo), su oro verde es de Casa de Hualdo.

Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca
Boquerones y Anchoas


Se elaboran diariamente y las hacen de: carne, pescados o mariscos.

Nosotros probamos la empanada de atún, de masa semicrujiente bien horneada que envuelve un relleno con tropezones bien ordenados, finura y sabrosidad para sencillos bocados que tanto gustan.

Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca
Empanada de Atún


Llega una de las reinas del tapeo, ensaladilla La Retasca.

Juanjo para esta propuesta tiene su propio “truco” y no es otro que cortar las patatas nada más sacarlas de la cocción, aún calientes se trocean rápidamente.

Patata, huevo, zanahoria, atún y migas de la propia yema de huevo a discreción, todo ello bien ligado con una fina y suave salsa de mayonesa. Una buena rusa ideal para compartir.

Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca
Ensaladilla Retasca


Otra Queen de la tapa, sus patatas bravas.

Las patatas son cortadas en forma de dados, fritas y regadas de una salsa que potencian su sabor, pueden ser más o menos picantes, estas se dejan notar -de principio a fin- sin llegar a soplar, solo si no sabes esperar, te puedes llegar a quemar.

Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca
Patatas Bravas


Champiñones al ajillo. Me encanta esta especie de hongo por su sabor y textura, muy recurrido como acompañante a otros platos y también en solitario.

Una vez limpios de tallos, sus “sombreros” acogerán el guiso del ajito cortado junto a trocitos de jamón. Si te gustan, estos van a encartarte.

Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca
Champiñones al ajillo


Entramos en su apartado de bocadillos y pulguitas canallas. Sus panes son elaborados con masa madre y las mejores harinas por Viena La Baguette.

De chapata clásica con unas gotas de aceite para acoger unas generosas lonchas de chicharrones fritos. Embutido con sabor a pueblo.

Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca
Bocata de Chicharrones fritos


Ahora, probamos la baguette que previamente es pasada por la brasa.

Una excelente combinación que hemos probado en infinitas ocasiones, atún en aceite y aterciopelados pimientos rojos. Sabrosamente delicioso.

Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca
Bocata de Atún y Pimientos rojos


Y para completar este recorrido no lo podemos finalizar mejor, también en pan baguette su bocadillo de oreja brava.

Jugosa, gelatinosa y tierna para esta oreja de cerdo que se convierte en un maravilloso bocado con sabor a brasa que te cautivará desde el primer mordisco.

Si esto fuera poco, añaden un toque de picante con su salsa brava. Esa noche soñarás con la oreja. ¡¡Oído cocina!!

Volverás a pedirle la paga a Papá. La Retasca
Bocata de Oreja brava


Volverás a pedirle la paga a papá
Juanjo gracias por venir, por hacerme viajar al menos treinta y tantos años atrás, no sé que ocurrió, llegué a casa y volví a pedirle la paga a Papá.

Especial mención a Inés, -diamante en bruto-, excelente profesional y de encantadora sonrisa, a todo el equipo mi más sincera enhorabuena.

Bote, Bote, Bote!!

La Retasca (enlace web)

Dirección: Calle de Ibiza, 38, 28009 Madrid

Teléfono: 910 60 72 30

Fuente: este post proviene de Las manos en la mesa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos