Blog de javierprietogallego Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Un paseo en torno a San Salvador de Cantamuda (Palencia)

Iglesia románica de El Salvador. Siglo XII. Localidad de San Salvador de Cantamuda. Montaña Palentina. Románico palentino. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego


 

Robledal románico

Paseo junto al Pisuerga, en el corazón de Pernía

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

 

Luce la espadaña de la iglesia de San Salvador de Cantamuda como un velamen al viento, tan cargada de campanas que parecen cascabeles puestos para que no escape del valle sin que se enteren los vecinos. Y, dados los tiempos que corren, hacen bien en vigilar un tesoro entre tesoros. Su iglesia es al románico de la montaña palentina lo que Cervantes al castellano, un lujo y una suerte al que hay que dar las gracias sólo por existir.

Ventana en el ábside de la Iglesia románica de El Salvador. San Salvador de Cantamuda. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

Ventana en el ábside de la Iglesia románica de El Salvador. San Salvador de Cantamuda. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego Merece la pena emprender este paseo desde el interior confortable de la iglesia. Mejor desde el mismísimo altar. Su bosque de columnillas aparece tan apretado como los robledales que prosperan en el corazón de esta comarca de montaña y osos, sólo que sus troncos, sus fustes, lucen estrías helicoidales, entrelazos y rombos como si el artista que los colocó hace 822 años estuviera jugando a lo mismo que Ibarrola en su bosque de Oma. La bóveda del presbiterio, que también se apoya sobre capiteles decorados, presenta la rareza de seguir un modelo cisterciense cuyo mejor exponente es el que se ve en la iglesia del monasterio de Moreruela (Zamora), pero que resulta raro en Palencia. Quien no tenga prisa por ponerse a andar puede también degustar, sentado y en silencio, la calidad de una atmósfera que sólo es posible encontrar en este tipo de iglesias, aún no demasiado grandes, de muros fuertes y una oscuridad protectora, levantadas para cobijar a los hombres que tenían en las montañas su refugio y su obsesión. La iglesia de San Salvador de Cantamuda es la parte que ha sobrevivido de la colegiata fundada por la condesa de Castilla María Elvira, mujer del conde Rodrigo Guntis, y sobrina del rey Fernando I.

El paseo

Dejando atrás los silencios y humedades que vibran en el interior de esta longeva iglesia, se sale al exterior por la misma puerta que debió de comunicar con el claustro de aquel convento devenido en colegiata. Y el paseo prosigue desde aquí hacia el pueblo pasando por encima del arroyo que baja de Lebanza, donde otro convento y otra larga historia esperan turno de paseo.

Paseo junto al río Pisuerga. Localidad de San Salvador de Cantamuda. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

Paseo junto al río Pisuerga. Localidad de San Salvador de Cantamuda. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego La calle lleva hasta la plaza en la que se alza la sólida picota jurisdiccional frente a una casona que ha conservado sus escudos nobiliarios. Sin necesidad de llegar hasta el rollo, el paseo gira por la calle de la izquierda y a continuación busca la salida del pueblo por esa parte. Sin tomar otros ramales, se alcanza el lateral de una nave ganadera y, un poco más adelante, una bifurcación que se toma hacia la derecha, sin ir hacia el río, para alcanzar una segunda nave, que ahora queda a la izquierda del camino. Un poco más allá de la puerta se abre un nuevo desvío, esta vez por la derecha y hacia abajo, entrando en una especie de trinchera encajonada entre los prados. Es uno de los viejos caminos que, paralelo al Pisuerga, lleva por el robledal aguas abajo.

A kilómetro y medio del inicio de la trinchera, y después de haber dejado atrás una cancela, el camino se bifurca, al llegar a un claro, en dos ramales iguales. El paseo sigue por el de la derecha y comienza a subir mientras rodea el borde del robledal para encontrar la continuación, mientras se inicia la remontada ahora junto al arroyo de Valdehorcas hasta acabar por confluir en él. En ese momento, el camino como tal desaparece y toca entonces proseguir vallejo arriba por el medio del callejón herboso que forman las praderas abiertas su paso. La mejor referencia pasa saber cuándo hay que dejar abajo el arroyo es ir circunvalando la masa de robles que quedan a la derecha hasta coronar la peña de San Salvador. Con el pueblo de nuevo a la vista, basta tomar en el descenso la senda mejor marcada.

EN MARCHA. San Salvador de Cantamuda está 13 kilómetros al norte de Cervera de Pisuerga. Desde esta localidad se llega por la C-627 en dirección a Potes.
EL PASEO. Sin señalizar, el rodeo por las laderas de la peña de San Salvador (1.263 m.) es de unos 5 km y puede llevar una hora y media. La remontada por el arroyo de Valdehorcas hay que tomarla con calma. También hay que transitar con calma si se encuentra ganado suelto. Puede estar acompañado de mastines. Es obligado dejar las cancelas como se encuentren y no transitar por praderas que tengan la hierba alta. El otoño se presenta como uno de los mejores momentos para realizar este paseo, dada la rica gama de colores con los que se viste el bosque.  

Croquis del paseo en torno a San Salvador de Cantamuda. © Javier Prieto Gallego

Croquis del paseo en torno a San Salvador de Cantamuda. © Javier Prieto Gallego

Powered by Wikiloc
Fuente: este post proviene de Blog de javierprietogallego, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

castilla y león con niños montaña ...

Un paseo en torno a San Salvador de Cantamuda (Palencia)

Robledal románico Paseo junto al Pisuerga, en el corazón de Pernía © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Luce la espadaña de la iglesia de San Salvador de Cantamuda como un velamen al viento, tan cargada de campanas que parecen cascabeles puestos para que no escape del valle sin que se enteren los vecinos. Y, dados los tiempos que corren, hacen bien en vigilar un tesoro entre tesoro ...

Castilla y León Espacio natural Montaña Palentina ...

Un paseo en torno al embalse de Ruesga (Palencia)

Bosques y setas en torno al embalse de Ruesga Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO No es lo mismo contemplar el embalse de Ruesga desde la terraza del parador de Cervera de Pisuerga con un cafecito en la mano que bajar a darse un garbeo por los caminos que lo circundan. Es mucho mejor lo segundo, si bien después de haber cumplido con lo primero. Es también la mejor manera de hacerse una com ...

arte castilla y león palencia ...

Un viaje por las "catedrales" de Tierra de Campos (Palencia)

Gigantes de tierra adentro Templos enormes y pequeños pueblos despuntan sobre las llanuras de Tierra de Campos © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Algunos pueblos de Castilla vistos desde lejos dejan mudo al más pintado. Sobre todo si han sabido mantenerse al margen del mal gusto arquitectónico que mata de raíz cualquier perfil pintoresco o entrañable: una peste tan extendida y le ...

Castilla y León Con niños Fáciles ...

Un paseo de Fuentidueña al cerro de San Blas (Segovia)

Inolvidables panorámicas del embalse de Las Vencías y Fuentidueña desde el cerro de San Blas © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Por alguna extraña causa el Duratón sólo suena a hoces y buitres. Como si el resto de su curso -106 km en total- no existieran: error de bulto. No sólo existen, si no que están repletos de rincones que, de no existir sus portentosas hoces, serían mucho más con ...

Castilla y León Espacio natural Fáciles ...

Un paseo en torno a Maderuelo (Segovia)

Entre la popa y la proa Un pueblo amurallado, templarios, tesoros escondidos y un largo paseo por las orillas del embalse de Linares Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Maderuelo no es un transatlántico pero podría serlo. Tanto por sus dimensiones como por la estampa que refleja sobre las aguas del embalse –ahora lleno- de Linares, en el corazón semiárido de la Serrezuela segoviana. ...

Arte Bicicleta Castilla y León ...

Qué ver en torno a Aguilar de Campoo (Palencia)

PUEBLOS, PAISAJES, CAMINOS Y ROMÁNICO EN UN VIAJE EN TORNO A AGUILAR DE CAMPOO © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Las posibilidades de disfrutar a fondo el menú degustación que ofrece este municipio y su entorno van mucho más allá de un pequeño paseo por sus calles. Aquí quedan, para quien busque aprovechar a fondo un fin de semana de arte, paisajes y naturaleza, algunas sugerencias. ¡B ...

andalucía espacio natural otoño ...

Siete paradas imprescindibles en un viaje al Cabo de Gata (Almería)

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Huellas en la arena. Playa de Los Genoveses. Chumberas. Cabo de Gata. Almería. Andalucía. España.© Javier Prieto Gallego 01 LAS ALOMADERAS. Arrancamos el viaje en las proximidades de Retamar, a la puerta de los límites del parque natural. Comenzamos a percibir un cambio en el paisaje sobre todo al llegar al Centro de visitantes de Las Alo ...

castilla y león león senderismo

La excusa del bacalao: un viaje a Valderas (León)

Las calles de Valderas y el entorno terracampino, opciones para un paseo de invierno © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO El bacalao ha sido y sigue siendo un plato tradicional en la Cuaresma castellana. Pasados los excesos del Carnaval llega el tiempo de la purificación y el sacrificio. Cuarenta días de abstinencia carnal -se supone que en todos lo sentidos- que la tradición cris ...

Castilla y León Con niños Fáciles ...

Un paseo de Fuentidueña al cerro de San Blas (Segovia)

Inolvidables panorámicas del embalse de Las Vencías y Fuentidueña desde el cerro de San Blas © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Por alguna extraña causa el Duratón sólo suena a hoces y buitres. Como si el resto de su curso -106 km en total- no existieran: error de bulto. No sólo existen, si no que están repletos de rincones que, de no existir sus portentosas hoces, serían mucho más con ...

viajar a europa árboles monumentales castilla y león ...

La Tejeda de Tosande (Palencia)

Más viejos que Matusalén La Tejeda de Tosande, tejos monumentales en la Montaña Palentina © Texto y fotografías: Javier Prieto Gallego Según la Biblia, Matusalén contaba 969 años cuando palmó. Más o menos la edad de alguno de los ejemplares de tejo que perviven en la ladera septentrional de peña Oracada, una umbría llena de misterio y seres vivos antiquísimos hasta la que alcanza una senda ...