comunidades

Retirar a Adolf Hitler del espacio privado



Con el contundente reclamo de retirar a Adolf Hitler del espacio privado, el artista japonés Yoshinori Niwa quiere brindar la oportunidad de deshacerse de forma anónima de objetos pertenecientes a la época Nazi y de dar a conocer la historia que hay tras ellos.

El proyecto surgió en 2018. El trabajo ‘Withrawing Adolf Hitler from a Private Space’ (su título original, en inglés) se presentó por primera vez en el festival steirischerherbst’18. Mientras se celebraba el evento, se emitieron varios tráileres sobre la propuesta de Niwa y se colocó el primer contenedor, en la plaza principal de la ciudad austríaca de Granz.

También se realizó una serie de reclamos, por medio de anuncios en la prensa y el reparto de folletos. El objetivo era doble: animar a los ciudadanos a depositar las reliquias en los contenedores y encontrar personas que aceptaran ser filmadas y compartieran su historia, la que había más allá de los objetos.

KleineZeitung pic.twitter.com/viRZExNMsO

— Yoshinori Niwa (@YoshinoriNiwa) August 25, 2018

Para Niwa una parte esencial del proyecto es poder saber más sobre una época tan oscura de nuestra historia reciente antes de que los últimos testigos fallezcan. Y, sobre todo, darla a conocer a una generación que, como él, no vivió los hechos.

El equipo de grabación realizó diversas entrevistas en domicilios particulares y documentó cómo varias personas tiraban sus reliquias al contendor. Fragmentos del material audiovisual generado formaron parte de la segunda fase del proyecto Retirar a Adolf Hitler del espacio privado.



En aquellas primeras entrevistas ya se mostraban algunas de las cuestiones y criticas que han acompañado la iniciativa de Niwa hasta la hoy. Según afirmó en una entrevista hecha para la publicación alemana Der Spiegel, mucha gente no sabe nada sobre el proyecto o los antecedentes, simplemente leen las palabras ‘Nazi’, ‘esvástica’ y ‘destruir’ y van a las barricadas.

Otros muestran una actitud abierta hacia el proyecto, pero consideran que la destrucción de las reliquias contribuye a silenciar parte de la historia y defienden que deberían estar en un museo.

Niwa deja claro que los objetos depositados en los contenedores serán destruidos conforme con las disposiciones legales pertinentes. Aunque en la misma entrevista de Der Speigel reconoce que le hubiera gustado que el público tomara la decisión sobre el destino de las reliquias, recibió presiones por parte de la Landespolizei para finalizar así el proyecto.

Comienza el viaje del contenedor de ropa negro

En 2019 Yoshinori Niwa realiza una residencia en el q21 una institución adscrita al Museumsquartier de Viena que cuenta con un espacio creativo de  7000m² y en el que trabajan alrededor de 50 iniciativas, asociaciones, agencias y redacciones del sector cultural.

El contendor hacia su primer viaje desde Granz y se instala, en las inmediaciones del museo.

La dinámica llevada a cabo en Viena fue similar a la del steirischerherbst’18. Se publicaron anuncios y se repartieron folletos para acercar el proyecto a la ciudadanía y solicitar su implicación.

Todas las conclusiones se presentaron en el marco de la exposición ‘Japan Unlimited‘.





Retirar a Adolf Hitler del espacio privado llega a Alemania

Tras la clausura de la exposición ‘Japan Unlimited’, el contenedor tiene previsto salir de Austria y visitar otras ciudades europeas.

Hay que esperar hasta octubre de 2020 para que el proyecto ‘Withrawing Adolf Hitler from a Private Space’ llegue a Alemania.

En esta ocasión, el proyecto se enmarca dentro de la exposición colectiva organizada por el Kunst Palast de Düsseldorf, ‘Empört Euch!’ , que hace referencia al libro escrito por Stéphane Hessel y que sirvió de base a movimientos como el 15 M en España.

Entre los días los días 26 y 27 el contenedor negro se coloca en Ehrenhof, frente al museo de y permanece allí hasta enero de 2021.

De nuevo, la misma dinámica y las mismas reacciones del público. Además de los numerosos mensajes recibidos por Niwa a través de diferentes vías (redes sociales, mail, etc.) el contenedor apareció con una pegatina en japonés critico con su obra y un mensaje en alemán, de una tienda de sellos local. Así lo mostró el artista en su cuenta de Instagram:





Tras su paso por la capital administrativa de Nordrhein-Westfalen (NRW), el contenedor negro se instaló en Köln, en la plaza de Eberplatz conocida en otro tiempo como la Adolf- Hitler- Platz.





La iniciativa Unser Eberplatz acogió el proyecto de Yoshinori Niwa hasta finales de febrero. A través de GOLD + BENETON se dispuso el contenedor de ropa, vallas publicitarias y una instalación.

Una vez más, los ciudadanos podían deshacerse de las reliquias que no deseaban hasta finales de febrero. No solo en el contenedor. También contactando con un servicio de recogida.

Una vez más, también las mismas preguntas y criticas. En palabras del propio Niwa: No quiero destruir. Quiero discutir si destruir o no.

El próximo destino de Retirar a Adolf Hitler del espacio privado es Dormunt. Y los ciudadanos encontraran la oportunidad de deshacerse de manera anónima de esas reliquias incómodas que quizás, hallaron sin pensar en el viejo Keller de sus abuelos.

Fuente: este post proviene de Kartoffel Tortilla, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Dependiendo del punto geográfico alemán, estos deliciosos bollos cubiertos de azúcar reciben un nombre diferente. Pero no es el único país en el que se consumen. El Krapfen también se saborea en Argen ...

Münster. Marzo 2016. El 26 de marzo de 2016 comencé mi aventura en un país extranjero. Recuerdo mi primer año en Alemania lleno de anécdotas y momentos agridulces. Entonces todo me parecía un mundo. N ...

Recomendamos