comunidades

Qué ver y hacer en Tenerife en 3, 4 ó 5 días

A pesar de que se suele relacionar Tenerife con un destino de sol y playa, lo que más nos ha llamado la atención es la cantidad de naturaleza en estado puro y única en el mundo que puedes encontrar en la isla. Sorpréndete con los mares de nubes subiendo al Teide y adéntrate en Marte recorriendo sus Cañadas. Siéntete como un enano ante sus majestuosos Acantilados de los Gigantes o teletranspórtate a la mismísima Perú recorriendo el pueblo de Masca.

Si te hemos abierto el apetito, continua leyendo, que cuando termines de leer estarás comprando un vuelo para Tenerife (si no lo has comprado ya).

Las 12 cosas que ver y hacer en Tenerife en 3, 4 ó 5 días

La mejor forma de recorrer la isla es dividirla en dos partes, el norte y el sur. Aunque mucha gente relaciona Tenerife con playas y sol, la isla tiene mucho más que ofrecer. La isla tiene un sinfín de microclimas muy cercanos los unos de los otros que hacen que las diferencias entre norte y sur sean enormes.

Si buscáis playas enormes, poneros morenos bajo el sol de Tenerife, y arena clara, lo vuestro es el sur de la Isla. El norte está hecho de otra pasta, tienes playas volcánicas, oleaje y naturaleza que haría temblar a la misma Suiza.

Qué ver y hacer en el norte de Tenerife

Nosotros, como veréis en este post, somos más del norte de Tenerife. Nos encanta perdernos por la naturaleza, disfrutar del aire de la montaña y patear, patear mucho. Por eso la mayoría de sitios para ver en este post, se encuentran en el norte. Pero si has venido aquí buscando playa, no te preocupes, sigue leyendo que tenemos una sorpresa para ti al final del post.

1. Subir al Teide y ver la isla desde las alturas

Si sólo puedes hacer una actividad en Tenerife, que sea subir al Teide. Este volcán de más de 3700 m de altura (el pico más alto de España) y cuyo Parque Nacional es Patrimonio de la Humanidad desde el año 2007, tiene un encanto especial.

Qué ver en Tenerife, subir al Teide
El pico del Teide desde La Rambleta


Ya los guanches sabían de la magia de este lugar, y le tenían un gran respeto. De hecho, el propio nombre “Teide” es una castellanización del antiguo nombre guanche, Echeide o Echeyde, que significa, según creen, “infierno”, ya que los guanches creían que dentro del volcán estaba el infierno y ahí vivía Guaiota o Guayota que representa al mal (o Diablo) en la mitología guanche.

Qué ver en Tenerife, subir al Teide
El volcán al final de la ruta de Pico Viejo es impresionante, al fondo se puede ver también La Gomera.

Consejo


Mundo-Consejo

La forma más sencilla de llegar hasta arriba es con un teleférico, que te deja a unos 3.555 m de altura (La Rambleta). Ten en cuenta, que si quieres subir hasta arriba del todo necesitas un permiso especial que puedes obtener en este enlace (es gratis pero debes hacerlo con unos 3 meses de antelación). Si no has llegado a tiempo, no te preocupes, reservan plazas para excursiones guiadas como esta.

Otra opción es hospedarse en el refugio de Altavista, madrugar y subir antes de las 9:00. Aunque no tengas permiso para acceder al pico, en La Rambleta hay varios recorridos que se pueden hacer, el sendero hacia el mirador de Pico Viejo y el sendero hacia el mirador de La Fortaleza. Ambos son fáciles, pero ten en cuenta que ahí arriba uno tiende a fatigarse más, así que tómate tu tiempo, disfruta del paisaje y de la sensación de estar en otro planeta.

Qué ver en Tenerife, subir al Teide
Caminar por la cima del Teide es una experiencia única.


La otra opción (más difícil) es subir a pie. Se trata de un sendero (Sendero de Montaña Blanca) de unos 8,3 km y un desnivel máximo de 1350 metros. Aquí también tienes dos opciones, subir en dos tramos (haciendo noche en el refugio) o subir y bajar el mismo día (unas 8 horas en total). También puedes hacer un mix y hacer un tramo andando y otro en teleférico (subir andando y bajar en teleférico o al revés).

2. Vuelve a las pesetas con los Roques de García

A menos de 300 metros del Teide y dentro del propio Parque Nacional, se encuentran estas singulares formaciones rocosas. Hay varias de ellas, pero la formación más famosa es el “Roque Cinchado”.

Qué ver en Tenerife, los Roques de García
Esta imagen aparecía en un billete de 1000 pesetas


Mientras intentas encontrarle un parecido con algo (unos dicen que es un árbol de piedra y otros el Dedo de Dios), hazle una foto al Roque con el Teide de fondo. Esta estampa es una de las imágenes más típicas de Tenerife (tan típica que hasta apareció en un billete de 1.000 pesetas).

Qué ver en Tenerife, los Roques de García
La vistas durante la caminata parecen de otro planeta.

Consejo


Mundo-Consejo

Si tienes tiempo, haz la ruta para ver todos los Roques. Es de dificultad media y son unas 2 horas, pero ten cuidado en verano, ya que hay pocas sombras (nosotros nos quemamos y era invierno).

3. Contar estrellas en el Parque Nacional del Teide.

Si las vistas durante el día te sorprendieron, no te puedes perder las de la noche. Tenerife cuenta con uno de los cielos más limpios de contaminación lumínica de España, lo que lo convierte en el lugar ideal para contemplar el firmamento.

Puedes hacerlo por tu cuenta, adéntrate en el Parque nacional del Teide y una vez que dejes las nubes atrás, podrás deleitarte con las miles de estrellas que aparecerán. Otra opción es ir con un guía con conocimientos de astronomía, como en este tour, que te enseñará qué es cada una de las estrellas que estás viendo.

Qué ver en Tenerife, ver las estrellas en el Parque del Teide
Nosotros las fuimos a ver a los Roques de García, increíble.

Consejo


Mundo-Consejo

Hazlo por tu cuenta o con un guía, es una experiencia increíble.

4. Alucinar con La Laguna

Popularmente conocida como La Laguna o Aguere (término guanche), su nombre completo es San Cristóbal de La Laguna. Es la segunda ciudad más poblada de la isla y la antigua capital de Canarias hasta 1833. Debe su nombre a la antigua laguna (sagrada para los guanches) al lado de la cual se fundó la ciudad y que fue secada debido al estado de sus aguas.

Además fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1999 (la única ciudad de Canarias) como ejemplo de ciudad colonial no amurallada que sirvió de inspiración para la creación de ciudades similares en América, como Antigua Guatemala o Cartagena de Indias.

Piérdete, callejea y sorpréndete con sus casas coloridas, balcones y casas palaciegas. Si además estás buscando por dónde salir de fiesta, esta ciudad universitaria no te dejará indiferente.

Consejo


Mundo-Consejo

Conoce toda la historia de la Laguna en este Free Tour por la Laguna (GRATIS). Si justo no está disponible cuando vayas, este también está bien.

5. Aprender sobre el gofio en La Orotava

Otro pueblecito bonito y tradicional situado en la parte norte de la isla. No te puedes perder la famosa Casa de los Balcones, un edificio del siglo XVII del que destaca su enorme patio interior, con un balcón típico canario de madera tallada. Además en el museo de la casa, aprenderás sobre los usos y costumbres típicas de los canarios de la época.

En el pueblo también se conservan varios molinos de agua de entre los siglos XVII y XVIII, uno de ellos aún en uso para hacer Gofio, La máquina. Si quieres darte un respiro, hay un guachinche muy recomendable, “La Casona”.

Consejo


Mundo-Consejo

Pásate por el molino de La máquina, donde podrás ver en directo cómo se hace el gofio (GRATIS) y puedes aprovechar también para tomarte una barrita energética de Gofio, están buenísimas.

6. Tomarse un respiro en Garachico

Garachico, situado al noreste de la isla, es un pueblo pequeño con mucho encanto. Con sus casas blancas y suelos adoquinados, posee uno de los patrimonios arquitectónicos mejor conservados de la isla, con edificios del siglo XVI y XVII. Aunque el pueblo ya merecería una visita por lo antes mencionado, lo que más llama la atención es su Caletón.

Qué ver en Tenerife, Garachico
Las vistas del mar desde Garachico


En la isla de Tenerife hay muchas piscinas naturales, pero estas no están tan transitadas como las del sur. Se trata de formaciones rocosas que permiten la entrada de agua de mar, convirtiéndose en una suerte de piscina en la que relajarnos después de un día de visitar sitios.

Qué ver en Tenerife, el Caletón de Garachico
El Caletón de Garachico, ideal para darse un baño si el mar no está muy revuelto

Consejo


Mundo-Consejo

Prueba uno de los helados artesanales del pueblo, métete en el Caletón (si el tiempo lo permite, claro) y relájate mientras ves como el mar choca contra los acantilados de los alrededores. Si vas con hambre, no te puedes perder El Sargo Carbón, uno de los mejores sitios donde comimos en Tenerife.

7. Disfrutar del recorrido a Punta de Teno

Es el punto más al noroeste de la isla, con un acceso bastante aventurero, lleno de curvas y acantilados, solamente por los paisajes ya merece la pena ir. Debido al estatus de reserva protegida, solo se puede acceder a la zona en autobús (salvo que entres y salgas antes de las 10 am en invierno o 9 am en verano), la mejor opción es aparcar en Buenavista del norte y usar el autobús (línea 369) para ir, cuesta 1€ por trayecto.

Qué ver en Tenerife, el Faro de Punta de Teno
El colorido faro de Punta de Teno

Consejo


Mundo-Consejo

Disfruta de las vistas que hay en el recorrido en autobús hasta llegar al faro. Cuando estés, podrás ver también el Acantilado de los Gigantes desde otra perspectiva.

8. Quedarse sin aliento viendo el Acantilado de los Gigantes

Estas impresionantes paredes de hasta 600 metros de altura, eran otro de los lugares sagrados para los guanches que los consideraban “las murallas del infierno”. Hay varias opciones para verlos, por mar o por tierra.

Por tierra, se pueden ver desde el Mirador de Punta de Teno (donde está el faro) o desde la playa de los Guíos, al lado de la playa hay también una especie de mirador (no es un mirador como tal) donde también se ven bastante bien.

Qué ver en Tenerife, el Acantilado de los Gigantes
No me pregunteis de qué me estaba riendo en la foto

Consejo


Mundo-Consejo

Si quieres verlos de una forma diferente, puedes hacerlo por mar. Una opción es subir a uno de los barcos que salen de Costa de Adeje (como este), que te llevan a la playa de Masca mientras ves ballenas y delfines (si puedes dejar de mirar al acantilado, claro). La otra opción por mar es alquilar un kayak (como este) y hacer snorkel al lado de los acantilados.

9. Marearse llegando a Masca

Masca es un pueblo precioso dentro del Parque del Teno y situado en un valle rodeado de barrancos y acantilados. Su difícil acceso le ha permitido mantener su esencia, de hecho, no había ni llegado la electricidad hasta hace poco.

El caserío ya era usado por los guanches para pastorear e incluso se usó como escondite pirata para sorprender a los barcos que llegaban de América. Una de las mejores cosas que puedes hacer, es realizar un sendero que transcurre por el barranco de Masca y llega hasta la playa. El descenso por el barranco dura unas 3 o 4 horas.

Qué ver en Tenerife, el barranco de Masca
Masca, el Machu Picchu de Tenerife

Consejo


Mundo-Consejo

La mejor opción es dejar el coche en Los Gigantes, subir en autobús hasta Masca, completar el sendero hasta la playa y coger un barco hasta Los Gigantes (unos 10 minutos que deberías haber reservado previamente).

10. Estimular los sentidos en el Parque de Anaga

Esta Reserva de la Biosfera se encuentra en el nordeste de la isla y situada en el Macizo de Anaga, del que obtiene su nombre. Este parque tiene hectáreas y más hectáreas de bosques de laurisilva, un tipo de bosque nuboso típico de zonas húmedas (los mismos que hace millones de años cubrían el sur de Europa).

Hay varios senderos bastante sencillos de hacer que te permitirán disfrutar de estos bosques húmedos. El más sencillo y típico es el Sendero de los Sentidos, rutas circulares y relativamente llanas, con distancias que varían de 340 m a casi 1300 m en función de la variante que elijas (la más larga llega hasta el mirador del Llano de los Loros).

El otro sendero típico es el Sendero del Bosque Encantado, esta ruta circular de 6,7 km (unas 3 horas) te lleva por la Reserva Natural del Pijaral (la Píjara es un helecho gigante de las islas, puede medir hasta 3 metros). Esta zona cuenta con una protección de conservación especial, por lo que es necesario pedir un permiso para acceder en esta web (es gratuito).

Existen otros senderos, como el Bosque de los Enigmas, algo más exigente que el de los Sentidos y para el que no hace falta permiso. Lo mejor es informarse en el centro de Visitantes del Parque de Anaga, que se encuentra justo al inicio de la senda de los Sentidos, ya que a veces por condiciones climáticas hay rutas que no son recomendables de hacer.

Consejo


Mundo-Consejo

Si no te quieres complicar la vida, te recomendamos esta ruta con guía que te enseñará a ver y escuchar los secretos del bosque.

11. Relajarse en la arena negra de Playa de Benijo

Una de las playas salvajes más emblemáticas de Tenerife y perteneciente al Parque de Anaga. Destaca su arena negra (debido a su origen volcánico) y sus privilegiadas vistas de los Roques de Anaga en un lateral. El acceso se consigue a través de un sendero que comienza en el restaurante El Mirador.

Para aparcar, lo más cercano es dejar el coche en el restaurante o en el que está más arriba. Lo ideal es tomarse una consumición y aprovechar el aparcamiento del restaurante. Si prefieres caminar y disfrutar las vistas, lo mejor es dejar el coche en el pueblo Taganana y llegar a la playa andando (unos 20-30 min.).

Qué ver en Tenerife, la Playa de Benijo
Los espectaculares atardeceres de la Playa de Benijo

Consejo


Mundo-Consejo

No podría haber un mejor sitio para ver el atardecer, que no se te escape.

12. Disfrutar de la comida local

Recuerda esta palabra mágica cuando estes por Tenerife, Guachinche. Son unos restaurantes familiares donde se puede tomar la comida de toda la vida a un precio super asequible. Aprovecha para descubrir la comida canaria en uno de ellos y déjate aconsejar.

Nuestros favoritos son: las papas con mojo (no te cansarás de mojar salsa), el queso (ahumado) asado con mojo (si te gusta el queso, este es tu plato) y el conejo al salmorejo (conejo adobado super sabroso). Además deberás probar la ropa vieja canaria, el escaldón de gofio o los diferentes potajes que encontrarás.

Qué ver y hacer en Tenerife en 5 ó 7 días

Si tienes la suerte de contar con unos días de más, puedes añadir estos sitios a los que mencionamos antes.

Descubre el Drago Milenario

No lo hemos incluido en los imprescindibles porque encontrarás varios dragos a lo largo de tu recorrido por las islas. Pero este es de los más famosos de su especie, principalmente por su edad. Se cree que tiene unos mil años, de ahí el nombre de milenario y además la edad no le ha hecho encoger ni un ápice, tiene unos 18 metros de altura.

Consejo


Mundo-Consejo

Entra en el parque y aprende sobre la historia del famoso Drago que protagonizó un billete de 1.000 pesetas.

Darse un chapuzón en el Charco De La Laja

Uno de los lugares más originales para bañarse en Tenerife es el Charco de La Laja. Es una de las muchas piscinas naturales surgidas a raiz de erupciones volcánicas que se llenan con agua de mar y te permiten darte un baño relajante a pie de mar.

A pesar de estar rodeado de rocas, hay que tener cuidado con las mareas altas y el oleaje, en nuestro caso la marea estaba alta y había bastante oleaje por lo que nos fue imposible darnos el baño que nos apetecía.

Qué ver en Tenerife, el Charco de La Laja
A pesar de no poder bañarnos disfrutamos de las vistas desdel Charco de la Laja


Pasear por Puerto de la Cruz

Lo hemos dejado fuera de los indispensables por dos razones. La primera porque es posible que tengas tu alojamiento en esta zona, de hecho, es de los pueblos más turísticos de Tenerife. Y la segunda, porque si vas con el tiempo justo, hay otras zonas mucho más espectaculares en Tenerife.

El pueblo es bastante turístico pero tiene su encanto. Es recomendable pasear por su casco histórico, también muchas de sus calles están llenas de street art. Ofrece zonas para hacer Surf (algo más baratas que en el sur) y un conjunto de lagos y piscinas artificiales de agua marina llamados Lago Martiánez, donde tomarte un descanso a un precio bastante barato (obra de César Manrique).

Disfrutar del carnaval en Santa Cruz de Tenerife

Si tus fechas no coinciden, es una lástima, pero precisamente por eso no la hemos puesto en indispensables. A pesar de que ha cambiado mucho en los últimos años, no tiene tantos encantos como otras zonas de la isla.

Es una buena zona para alojarse (ya que no es tan turística) y tiene bastante variedad de sitios para comer. Lo más destacable es sin duda el Auditorio, obra de Santiago Calatrava, algunos dicen que se parece a la ópera de Sidney, aunque nosotros pensamos que es más bien un pariente lejano de ésta.

Qué ver en Tenerife, Santa Cruz de Tenerife
El Auditorio de Santa Cruz de Tenerife, por Santiago Calatrava

Consejo


Mundo-Consejo

Si quieres conocer mejor la historia de la ciudad, reserva este free tour GRATIS

Otra opción es visitar la mayor colección de palmeras de toda Europa. Se encuentra en Palmetum, cerca del auditorio antes mencionado, puedes reservar tu entrada aquí. Si eres más de playa, no puedes perderte la playa de Las Teresitas, muy cerca de Santa Cruz y un lugar perfecto para pasar el día y tomar fotos.

Qué ver en Tenerife, La Playa de las Teresitas Santa Cruz de Tenerife
La Playa de las Teresitas


Adentrarse en la Cueva del Viento

Muy cerca del Drago Milenario, si quieres descubrir y entender más sobre el origen de la isla, no puedes perderte la Cueva del Viento. Se trata de un tubo volcánico, creado tras la erupción del volcán Pico Viejo (junto al Teide), debe su nombre al sonido que produce el viento en su interior. Es además el sexto más largo del mundo con unos 18,5 km topografiados, solo por detrás de los tubos de Hawaii.

Si te animas a visitarlo, podrás ver unos 200 metros de las galerías que se hace en unas dos horas. Puedes comprar los tickets en la web oficial o en el Centro de Visitantes. Disfrutarás de un recorrido con cascos y linternas mientras un guía especializado te explica lo que estas viendo.

Qué ver y hacer en el sur de Tenerife

Observar Cetáceos en Costa Adeje

A pesar de que no nos gusta realizar actividades que tengan un impacto directo sobre la vida animal, nos atraía mucho la idea de poder ver ballenas y delfines en libertad (alejados de zoos). Así que nos pusimos manos a la obra e investigamos bastante para encontrar una empresa que tuviera el menor impacto posible sobre la vida de estos cetáceos.

En esa búsqueda apareció White Tenerife, una empresa local que realiza su actividad con grupos reducidos de gente, que conoce la zona al dedillo y participan en programas de recuperación de la fauna silvestre. Además cuenta con la categoría de “Barco Azul”, que obliga a las embarcaciones a realizar buenas prácticas en los avistamientos.

Qué ver en Tenerife, los Cetáceos de Costa de Adeje
Algunos de los calderones que vimos durante nuestro paseo de 5 horas.


La experiencia es increíble, resulta que debido a la cantidad de nutrientes que hay en las aguas que se encuentran entre Tenerife y La Gomera, la diversidad de ballenas y delfines en esta zona es enorme y los guías te ayudarán a entender los sonidos que emiten.
Consejo


Mundo-Consejo

Reserva un paseo en catamarán con White Tenerife y descubre todo acerca de la fauna marina de Tenerife.

Rendirse ante la patrona de las islas, la Virgen de la Candelaria

La Virgen de la Candelaria es como la Santina para los Asturianos, pura veneración, y su Covadonga es la villa de Candelaria. La leyenda de esta Virgen es como poco curiosa. En la zona (Güímar) apareció, antes de la conquista española, una figura de una Virgen negra que recogieron los guanches.

En seguida la asociaron a una de sus diosas principales, “Chaxiraxi”, la madre de todos los dioses guanches y la llevaron a la cueva del mencey (el líder guanche). Posteriormente fue trasladada a la cueva de Achbinico hasta que unos misioneros que llegaron procedentes de Gran Canaria construyeron una ermita en el lugar (actual Ermita de San Blas).

Este hecho tiene una importancia histórica muy grande, ya que facilitó el bautismo y conversión de los guanches de Güímar, que a su vez hizo que estos se aliaran con los españoles en la conquista de la isla. Como curiosidad, la figura que se conserva a día de hoy, no es la original ya que ésta se perdió en un aluvión en 1826.

Qué ver en Tenerife, la Virgen de la Candelaria
La ermita de San Blas en la cueva donde se encontraba la Virgen



Mundo-Secreto

Si te coinciden las fechas, cada 15 de agosto se celebra la Fiesta de la Candelaria, el día grande.

Relajarse en la Playa Diego Hernández – la caleta de los hippies

A pesar de lo turísticas que son las playas del sur de Tenerife, aún hay algunas que escapan del foco turístico. Una de estas joyas es la playa Diego Hernández, una de las más bonitas de Tenerife. El único inconveniente es que solo se puede disfrutar con marea baja ya que si la marea está alta, el agua llega hasta las rocas y no hay espacio para poner la toalla.

Para llegar es necesario caminar un par de kilómetros, quizás por eso se ha mantenido libre de turismo todo este tiempo. Tendrás que aparcar en la zona de Golf Adeje y bajar por un sendero unos 10 – 15 minutos hasta llegar a la playa, no tiene pérdida el camino.

Llegados a este punto te preguntarás, el por qué del nombre “la caleta de los hippies”. Pues hace no mucho, era bastante común las acampadas y el nudismo en este lugar, aunque ahora parece estar solucionado.

Qué ver en Tenerife, la caleta de los Hippies y la Playa de los Morteros
Las aguas turquesas de la Playa de los Morteros


Si te has quedado con ganas de más playa, justo al lado se encuentra la playa de los Morteros, otra maravilla con aguas turquesas y alejada del turismo.
Consejo


Mundo-Consejo

Tómate tu tiempo y disfruta de las vistas a la Gomera. Los anocheceres aquí también son espectaculares (como en todo Tenerife).

Hacer Surf en las playas del Sur de Tenerife

Si eres más de playa, el sur de Tenerife es tu sitio. El sur de Tenerife suele tener un clima más soleado que el norte, debido a la diversidad de microclimas que hay en la isla. Por tanto si lo que estás buscando es ponerte moreno y tocar arena, las playas del sur son lo tuyo. Os hacemos un resumen de las mejores:

Las Américas: Las Américas es una zona bastante turística y con un ambiente bastante surfero. Además de la Playa de Las Americas, hay varias playas artificiales (con arena traída del Sahara). Si te gustan los deportes de agua, en esta zona hay una gran oferta de escuelas de Surf y Windsurf además de cursos de buceo para todos los niveles.

Los Cristianos: Esta zona es más tranquila que Las Américas, lo que la hace ideal para viajes en familia y con niños. La playa de Los Cristianos, de arena blanca, suele tener aguas bastante calmas lo que la hace ideal para bañarse y mucha oferta hotelera y gastronómica.

El Médano: nuestra preferida sin duda, si te gustan los deportes acuáticos es tu sitio. Es una zona con bastante viento por lo que te la encontrarás siempre llena de gente haciendo Windsurf o Kitesurf (de hecho se celebra aquí el campeonato del mundo). Además es la única del sur de Tenerife que tiene arena gris/negra, que junto a la montaña roja del fondo la hacen ideal para tomarse fotos para enmarcar.
Qué ver en Tenerife, la Playa del Médano
La preciosa Playa del Médano


Fuente: este post proviene de Mundo2travel, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos