Entretenimiento

Otro día Perfecto Idea guardada 1 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

PLATERO Y YO

Platero-y-yo-Juan-Ramón-Jiménez


Platero y yo. Opinión.

Quizá, intentar a estas alturas, escribir sobre un más que clásico Platero y yo pueda resultar arriesgado teniendo en cuenta que este pomposo burrito da pocas nociones de cómo ordenar tu casa, ni sabe si los Sinsajos regresan de África cada primavera o que las sombras que más le gustan son las del atardecer y la de la higuera en verano.

Platero y yo, igual que otros muchos clásicos, hace tiempo que pasó de estar en las estanterías más prestigiosas de las librerías a ejercer de simple relleno en las baldas de la casa de nuestros padres. Ahora es uno de esos libros olvidados, de ésos que con sólo ver el título... ¡venga, reconozcamoslo!... se nos atragantan las ganas de lectura... Que a nosotros lo que nos va es éso de los zombies, las pasiones, los reinos,...

Pues bien, con el Día del Libro reciente y a pocos días de estrenarse en Madrid la Feria del Libro se me ocurrió que podía aprovechar la ocasión para recomendaros uno. Pero tenía que ser un libro especial. Alguno que no sólo me hubiera gustado sino que me hubiera marcado. Y, sin darme tiempo a hacer un listado de mis "Top Ten", Platero y yo se cayó de la estantería de mis recuerdos.

Platero-y-yo-Juan-Ramón-Jiménez-Aguilar-1962


Aquel ejemplar de 1962 de tapas de tela blanca era uno de esos libros que compró mi padre de joven y que yo había visto durante toda mi vida en alguna balda de casa. Entonces, cuando yo me fijé en él, hacía tiempo que ya era uno más: compañero de otros muchos libros de relleno como las enciclopedias, los Crónica del siglo XX, los Caballo de Troya y otros best-sellers de ésa y otras épocas y las colecciones de clásicos.

Veintipocos tenía yo cuando decidí cogerlo de la estantería y no sé qué me llevó a él... La verdad es que nunca me habían "obligado" a leerlo... No sé, quizá simplemente me llamó la atención que unos de esos escritores antiguos hiciera protagonista a un burrito y además dijera de él que era pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos...

Platero-y-yo-capitulo-Platero


Comencé a leerlo sin saber muy bien qué esperaba... Pero pronto me di cuenta que era un libro distinto, muy distinto a lo que había leído hasta ahora y, sin duda, a todo lo que he leído después.

Aunque es de esas lecturas "rápidas" que puedes acabar en pocos días, no recomiendo leerlo del tirón... Yo no pude... Cada día leía unos cuantos de aquellos cortos capítulos y necesitaba parar y digerir tantas y tantas sensaciones que cada párrafo me provocaba.

Platero-y-yo-capitulo-La-luna


Algunos días incluso sólo lograba leer un par de capítulos porque aquellos párrafos me desarmaban por completo y rompía a llorar... y no de pena, sino de "belleza", porque con Platero y yo descubrí que alguien había escrito cosas que yo había vivido y sentido pero que desconocía que se podía llegar a expresar con palabras, y aquello me impresionó...

Platero y yo no debería ser uno de esos libros que dicen de obligada lectura, porque es un verdadero tesoro para el alma y esas cosas, para disfrutarlas de verdad, no hay que obligarlas. Sin duda te tienen que apetecer. En mi caso no sé si fue él el que vino a mi o fui yo la que fue a por él, pero su lectura llegó en el momento adecuado y se volvió inolvidable.

Platero-y-yo-capitulo-Las-golondrinas


La lectura de este libro me reconfortó y me removió tanto que parecía escrito para mi. Es un libro enternecedor que esconde en su sencillez los más profundos secretos del alma y donde el autor, con una mirada muy tierna y bondadosa nos habla de las gentes de su pueblo, de las vivencias, los animales... La naturaleza también es protagonista y nos la describe de tal manera que, como El Perfume, es uno de esos libros "que huele"... No, no es un libro ñoño, ni es literatura infantil aunque algunos, sin leerlo, tengan esa idea. Es belleza, sin más.

No sé si esta recomendación provocará ganas de leerlo a aquel que no lo haya hecho y posiblemente no todo el mundo perciba lo mismo que yo, que al final todo depende de la sensibilidad y los gustos de cada uno, pero sin duda mi consejo es que, cuando realmente tengáis ganas de leer algo realmente placentero, lo rescatéis de las baldas de los libros olvidados, porque sería una pena que os perdierais algo tan precioso.

Platero-y-yo-capitulo-El-vergel


Feliz semana ;)

Cuéntame... ¿Lo has leído? ¿Te gustó?

¿Cuál es ese libro que más te ha marcado?

¡¡Sígueme!!

Facebook - Twitter - Instagram

Fuente: este post proviene de Otro día Perfecto , donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

PREPARANDO LA VUELTA

¡Estoy aquí! No me he olvidado de vosotros. Como ya imaginareis mi ausencia no tiene sino otra explicación que disfrutar al máximo de la pequeña Leonor todo el tiempo que me queda libre después del tr ...

Parmentier gratinado con verduras

Con este pastel de parmentier gratinado y verduras seguro que sorprendéis a grandes y pequeños. Una receta sana, muy fácil de elaborar, pero ¡¡deliciosa!! Hace unos días adelantaba en Facebook e Insta ...

Lentejas con chorizo

Preparar unas lentejas con chorizo para comer es la mejor forma de perfeccionar un día frío... o no tan frío ;)... , ¡¡ Y es tan fácil prepararlas...!! Normalmente suelo preparar las lentejas con ver ...

Etiquetas: en el desvánocio

Recomendamos

Relacionado

música y lectura juan ramón giménez platero y yo

'Platero y yo' cumple cien años.

Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro. Lo dejo suelto y se va al prado y acaricia tibiamente, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas... Lo llamo dulcemente: ¿Platero?, y viene a mí con un trotecillo alegre, que par ...

general la vida angel sanchidrian ...

Luisi y yo

Recojo a toda prisa y corro a encender el ordenador. En estas cosas de escribir y bloguear hay que ser muy rápida y ponerse enseguida, sin nada que te distraiga. Dios no quiera que te pongas a revisar los mensajes de Facebook y te hayan soltado alguna bomba y adiós a la pedazo de historia que tenías que contar. Que no es que se te olvide la historia, ni siquiera que haya cambiado lo más mínimo, pe ...

entretenimiento y humor deporte ocio ...

El Deporte y yo

¡OTRA COSA SUPER IMPORTANTE! Ya os comenté en el anterior post que había que aprender cada día algo nuevo para tener la mente ocupada, pero también tiene que estarlo el cuerpo. No hace falta salir a correr CADA DÍA!! pero por ejemplo andar una horita todos los días, subir las escaleras en lugar de coger el ascensor (yo eso lo cumplo a raja tabla!!!!! Vamos, es que automáticamente cojo las escalera ...

música y lectura musica de platero y tu

Vídeo de música de PLATERO Y TU – Juliette

El vídeo de música de PLATERO Y TU – Juliette. A continuación la letra de la canción de PLATERO Y TU – Juliette. Juliette, Oh, Juliette… Yo sé que te llamas Inés. Hace mucho tiempo te fuiste de aquí quiero ver el mundo esto no es para mí, ese cuerpo te puede servir. Te agarraste al brazo de un señor mayor que te divertía luego te aburrió le llevaste todo y le robaste el corazón. ...

general desmesuras

Yo tengo una causa.

Abro con esta entrada, la primera de las páginas del 2015. Un año de expectativas y proyectos, luego del limbo vital de los años precedentes. Perder a un ser querido no sólo supone el dolor de la ausencia sino un proceso complejo de re-organización, durante el cual el núcleo familiar intenta armonizar los vínculos, las rutinas y los planes de futuro. Y durante el cual se aprende a vivir desde la p ...

música y lectura cosas que contar(os) canotiers ...

Yo también

Yo también hay noches que me acuesto sin desmaquillar. Yo también hay días que no me levantaría. Yo también hay días que no desayuno bien, que me echo el café con leche por encima y salgo corriendo. Que mis desayunos no son ni continentales ni franceses, ni siquiera medio decentes. Y también he dicho que iba de camino cuando aún estaba por arreglar. Y también, es verdad, salgo sin peinar. Yo tambi ...

general letras para no soñar

Primero yo segundo yo y tercero yo

La soledad no está pelada con la felicidad. No recuerdo quién me dijo que a esta vida venimos solos y nos vamos solos. Me gusta decir que lo decía mi abuela creo que al repetirlo me hace extrañarla un poco menos y sonrío al pensar que su sabiduría sigue conmigo. Pero en realidad no sé de dónde saqué esa frase tan poderosa y llena de razón. A menudo la gente siente miedo a comer solo, a bailar solo ...

general filosofía de caja de cereal literatura ...

Yo Creo

No Creo ... No Creo en las personas que te hablan mal de otras personas que ni conoces, que habrán de decir de ti con otros. No creo en las personas que se la viven mostrando todo lo que tienen, eso es presunción. No creo en las personas que hacen sobreuso de la palabra "Épico". No creo en los "Adiós" definitivos. No creo en las Coincidencias. No creo en las personas que se la ...

general ana obregón biografía ...

Así soy yo

GARCÍA OBREGÓN, A. (2012). Así soy yo. Planeta. Barcelona Ana es una actriz, presentadora, bailarina, bióloga y escritora española más conocida por sus apariciones televisivas en programas como ¿Qué apostamos?, o series de creación propia como Ana y los siete. Ha estado siempre inmersa en la polémica televisiva, pero? ¿todo lo que se dice de ella es verdad? En este libro la propia Ana Obregón nos ...

música y lectura carmen de icaza libros ...

Yo, La Reina

Yo, La Reina, novela de Carmen de Icaza que nos adentra en la vida de Tina una mujer que pese a sus sufrimientos logra sobreponerse y hacerle frente a la vida con dignidad y coraje Yo, La Reina, es el título de la novela de Carmen de Icaza que nos ocupa en esta ocasión. La verdad, es que el libro me deja bastante confundida, no es que yo sepa algo de literatura para hablar con autoridad, sólo sé ...