comunidades

Las mil y una caprichosas formas de La Ciudad Encantada

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

El Tormo Alto
En este post te traigo la Ciudad Encantada que está situada en Valdecabras, en la provincia de Cuenca, Castilla La Mancha, también conocida como "museo vivo de la geología" o "ciudad ciclópea", siendo considerado uno de los paisajes kársticos más singulares de España. Formada por caprichosas formas debidas a una gran erosión de las rocas calcáreas llamadas dolomías masivas, a las cuales se les ha puesto nombre dada la similitud con objetos reales.

Estas formaciones rocosas datan de la mismas fecha de los dinosaurios que vimos en el post sobre el museo MUPA, ya que se formaron como deposiciones de sedimentos en los fondos marinos del mar de Thetis en el Cretácico hace 90 millones de años. Debido a la orogenia alpina, afloraron por encima del nivel del mar hace 3,6 millones de años, ocurriendo el proceso de la Karstificación por el proceso erosivo del viento y el agua cargada de dióxido de carbono. Por todo ello, se han encontrado fósiles de todos los tamaños incluidos los de dinosaurios.

La Ciudad Encantada es un karst muy avanzado donde gran parte de la roca ha sido disuelta, la mayor parte de las galerías se han derruido al caer el techo de las cuevas y quedan sólo en pie los bloques de las zonas de piedra más resistentes que adquieren por la erosión formas caprichosas.
El Tormo Alto es una de las formas más conocidas y emblemáticas de la Ciudad Encantada. Su forma de seta es debida a que la roca carbonatada no tiene una composición homogénea en todo su espesor, fruto de la disposición de distintas capas o estratos depositados durante el proceso de formación de la roca. Es por ello que los estratos se comportan de diferente manera a la erosión provocada por la disolución de la roca. En este caso la parte superior, debido a su composición química es mucho más resistente a la erosión y por tanto queda más voluminosa.

Cuenta la leyenda que Viriato, famoso pastor lusitano que luchó contra la invasión romana bien pudo haberse escondido y tener su cuartel general en los laberintos de la Ciudad Encantada. Impresionado por la imponente y desafiante roca con forma de esfinge, Viriato eligió este "altar" para ser incinerado, y justo en este lugar fue traicionado y asesinado por tres de sus propios hombres, quien, al ir a cobrar su recompensa en el campamento romano, les fue negada, conservándose la famosa frase "Roma no paga a traidores".

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

Los Barcos
Los Barcos evoca un puerto con tres barcos con sus quillas al aire listos para zarpar al mar de piedra que veremos un poco más adelante.


Uno de los barcos
Vemos perfectamente con nuestra imaginación la proa de uno de los barcos.

La Ciudad Encantada ha sido escenario de numerosas películas, cortometrajes y anuncios publicitarios desde 1925. La famosa película "Conan el Bárbaro" estrenada en 1982 y protagonizada por Arnold Schwarzenegger, rodó parte de sus escenarios naturales en la Ciudad Encantada, incluyendo tomas en esta zona. Arnold le debe, por tanto, a este emplazamiento su descubrimiento cinematográfico convirtiéndose después en uno de los actores más taquilleros del cine.

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

El perro

En medio de una gran masa forestal de pino negral esta formación recuerda a la silueta de un perro con hocico redondeado y el rabo recortado.

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

Un bonsai encima del perro
Sobre el lomo del perro podemos ver un pino que se asemeja a un bonsai que, al igual que en otras rocas del recorrido, están enraizados en la misma roca. Las semillas de los pinos y otras especies llegan a los huecos de la rocas por distintos procesos de dispersión (viento, animales,...). Son pequeños bonsais porque dependiendo del tamaño de la oquedad, pueden carecer de suelo y nutrientes, lo que les impide desarrollar suficientemente sus raíces.

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

La seta

Otra formación parecida al Tormo Alto es esta seta donde se ve la mayor erosión por la parte inferior.

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

La Cara del Hombre
Fíjate lo curioso de esta formación rocosa que se asemeja al rostro de un hombre...ojos, nariz, pómulos, barbilla, cuello y abundante cabellera. Pero ¿a quién está mirando?

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

El Puente Romano


Un perfecto arco de medio punto indica la existencia de una antigua galería subterránea por donde circulaba el agua. Cuando el proceso de karstificación es muy avanzado deja al descubierto estas formas endokásrticas ocultas.

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

La Foca
Aquí vemos una foca equilibrista portando un balón sobre su hocico rodeada de una gran cantidad de vegetación eurosiberiana como el acebo, el tejo y el arce.

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

El Tobogán
En ente pasillo ondulante encontramos las llamadas plantas de roca o rupícolas que se desarrollan en los huecos y hendiduras de las dolomías y que conviven con los líquenes, helechos, musgos y hiedra. Son consideradas de conservación prioritaria para la Unión Europea.

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

El Mar de Piedra
Estamos ante lo que se conoce geológicamente un lapiaz estructural, en este caso de grandes dimensiones que representa la configuración inicial de todo el paisaje. El afloramiento de las dolomías, hace aproximadamente 90 millones de años, se produjo casi de forma horizontal y las fracturas y erosiones dieron lugar a lo que hemos ido viendo.

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

El Mar de Piedra (detalle)
En esta plataforma se puede observar a menor escala sobre una superficie lo que se denomina microplapiaz que conforma en la roca una textura espumosa formada por los meteoros atmosféricos: hielo, viento e impacto de gotas de lluvia.

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

El túnel
Otra espectacular galería subterránea que sale a la luz.

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

Lucha entre el Elefante y el Cocodrilo
Ante nosotros se erige un puente de grandes dimensiones, donde queda estampada una lucha épica entre un enorme elefante y un cocodrilo de feroces fauces. Esta imagen petrificada es fruto de la diferente resistencia a la erosión del sustrato rocoso y a distintos procesos de karstificación.

Los puentes naturales se han formado en estos parajes cuando simas que se encuentran muy cercanas se colapsan y derrumban, quedando por un lado conectado este derrumbe con las galerías subterráneas preesixtentes y, por otro lado, dejando suspendido en el aire un largo estrato más resistente a la erosión, a modo de puente colgante. Al igual que todas las formaciones rocosas, estos puentes naturales están sujetos a la continua erosión y con el tiempo tenderán a derrumbarse.

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

El Convento
La Puerta del Convento es otra muestra de forma endokárstica, resto de una antigua galería subterránea de agua. En esta caso, tiene forma ojival desarrollada a partir de una fractura vertical en la roca.

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

La Tortuga
Nos encontramos con una tortuga sacando su cabeza del caparazón, que en los huecos de sus rocas da cobijo a muchas especies de reptiles entre los que destaca el lagarto ocelado que puede llegar a medir hasta 70 cm de longitud, y que tiene como curiosidad, que puede soltar su cola mientras huye de sus depredadores.

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

Los Osos
Estas rocas nos recuerdan a dos gigantescos osos enfrentados y nos recuerdan que, no hace tanto tiempo, estos mamíferos habitaban en los bosques de la Serranía de Cuenca.

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

Los amantes de Teruel
Las dos rocas que simbolizan el amor imposible: dos caras enfrentadas, deseosas de unirse en un beso eterno, pero que los movimientos de la orogenia terrestre han querido impedir, tal como ocurrió con los amantes de Teruel.

La Ciudad Encantada de Cuenca. Paisaje Kárstico

La salida
Y ya en la salida, pasamos por debajo de la roca inclinada que pareciera sujetar la pared contraria. Pasamos rápido por si perdiera el equilibrio, cayera sobre nuestras cabezas, y acabáramos para siempre formando parte de este mágico paisaje.

Y esto es todo sobre el la Ciudad Encantada de Cuenca, espero que haya sido de tu interés.

Si quieres seguir visitando más lugares de Cuenca pincha en el enlace:

Lugares de Cuenca

Si te ha gustado este post déjame un comentario y compártelo en tus redes sociales con los botones de más abajo.Gracias!!!

Fuente: este post proviene de Las imágenes que yo veo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos