comunidades

LA RUTA DE LOS DINOSAURIOS EN AUTOCARAVANA (Soria y La Rioja)

Répilca de dinosaurio en Villar del Río. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego


Un fascinante viaje en el tiempo y el espacio


© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

Busca el enlace de descarga al final del texto.


No sé que resulta más difícil de imaginar: si que el conjunto de sierras y parameras descarnadas que cierran la provincia de Soria por el norte fuera hace 140 millones de años un delta de aires tropicales y aguas someras o que en ese mismo escenario, la fauna habitual estuviera formada por una variopinta tropa de animales gigantescos que llegaban a alcanzar los 50 metros de longitud y varias toneladas de peso.

El caso es que ambas cosas a la vez dibujaban el panorama habitual en el entorno agreste de la Sierra de Cameros y las Tierras Altas de Soria. Algo tan increíble a los ojos de hoy como que ese mismo territorio fuera hace cinco siglos el lugar en el que se amasaron increíbles fortunas gracias a los inmensos rebaños de merinas que arrancaban y finalizaban aquí sus viajes trashumantes.

Ermita de la Virgen de Ayuso en la Ruta de las Icnitas. Cerca de Vizmanos. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Ermita de la Virgen de Ayuso en la Ruta de las Icnitas. Cerca de Vizmanos. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Y por eso en este viaje es muy importante tirar de imaginación. Y por eso, también, se agradecen como lo hace el caminante del desierto cuando ve una palmera, las réplicas en fibra de vidrio de aquellos seres enormes apostados junto a los yacimientos en los que un día cualquiera de hace 140 millones de años, millón más millón menos, pisaron un barrizal mientras perseguían una libélula gigante o triscaban un helecho tan alto como una casa.

Réplica de huellas de dinosaurio Allosaurus. Yacimiento de Fuente Lacorte. Bretún. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Réplica de huellas de dinosaurio Allosaurus. Yacimiento de Fuente Lacorte. Bretún. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
LA MAYOR CONCENTRACIÓN DE ICNITAS DE EUROPA

En esta película tan acelerada como fantástica, gracias al poder inmenso de las fuerzas tectónicas que todo lo pueden, aquel barro, una vez seco, emprendió su propio viaje hacia las profundidades de la tierra para quedar sepultado por capas y capas de sucesivos sedimentos, al tiempo que, debido al peso de tanta capa, mutaba su blandura de barro por la rigidez de la roca. Finalmente, los vaivenes tectónicos asociados la formación de montañas y la erosión lo hicieron emerger ahora ya con aquellas huellas impresas para siempre. Unas marcas que durante siglos fueron interpretadas por las gentes de la zona como la más pura evidencia de que los dragones o cualesquiera otros seres tan fantásticos como ellos, existían.

Huellas de dinosaurio en el yacimiento Corral de la Peña. Bretún. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Huellas de dinosaurio en el yacimiento Corral de la Peña. Bretún. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Yacimiento El Frontal. Bretún. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Yacimiento El Frontal. Bretún. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
De hecho, no fue hasta finales del siglo pasado cuando los especialistas empezaron a caer en la cuenta de que precisamente esa zona constituye uno de los territorios con mayor riqueza y variedad de icnitas -que así se llaman técnicamente esas huellas- de toda Europa.

Una de las explicaciones para tanta huella en un área tan extensa es la de que ese panorama, el de una extensa llanura de abundante vegetación tropical inundada por infinidad de lagos y ríos de aguas someras por la que deambulaban esos impresionantes seres del pasado, fue el habitual en esta zona durante un intervalo que pudo durar aproximadamente unos 30 o 40 millones de años. Tiempo suficiente como para que algunos de los habitantes más abundantes de aquel ecosistema, concretamente dinosaurios y reptiles voladores (pterosaurios), dejaran impresas sobre el terreno las huellas a partir de las cuales los especialistas son capaces de apuntarnos las más sorprendentes revelaciones sobre sus costumbres y comportamientos. Su tamaño o la profundidad de la marca sobre el terreno hablan a los paleontólogos sobre su peso, su envergadura, su forma de andar, de correr, de cazar, de descansar o de si vivían en grupos o de forma aislada.

Répilca de dinosaurio en Villar del Río. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Répilca de dinosaurio en Villar del Río. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
EN AUTOCARAVANA

Con todo esto en la cabeza, y tras nuestro excelente bautizo como autocaravanistas de pro –veáse este espectacular viaje a Aveiro– decidimos repetir la experiencia, esta vez para realizar un viaje en el tiempo: nada menos que al Cretácico. Estábamos deseosos de saber si estas estupendas naves autosuficientes capaces de comer kilómetros como si nada eran también capaces de saltar la barrera del tiempo y trasladarnos a ese mundo de charcas tropicales y mastodontes. ¡Y por supuesto que lo son! Si estáis interesados os invito a leer con todo detalle cómo se desarrolló esta apasionante aventura AQUÍ.

Ruta de las Icnitas. Yacimiento de Valdecevillo. Enciso. La Rioja. España. © Javier Prieto Gallego
Ruta de las Icnitas. Yacimiento de Valdecevillo. Enciso. La Rioja. España. © Javier Prieto Gallego
Aparcados junto al yacimiento de Yanguas. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Aparcados junto al yacimiento de Yanguas. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Como en la ocasión anterior, contamos con el asesoramiento y vehículo proporcionado por E-VANS que, entre otras cosas, nos puso sobre la pista de algunas cosas que no nos deberíamos perder (las piscinas termales de Arnedillo, por ejemplo).

En cualquiera de los casos, tanto si ya habéis viajado más veces de esta manera como si decidís hacerlo por primera vez, recorrer esta zona semidespoblada del norte de la provincia de Soria en autocaravana es una de las formas más fascinantes de hacerlo. Y también de las más prácticas, dado que al inmenso placer que supone elegir el lugar y la duración de tus paradas se suma el hecho cierto de que prácticamente carece de alojamientos y otras infraestructuras. La España vacía no es un país mítico que se haya puesto de moda. En un territorio inmenso como este, que registra la menor densidad de población de Europa -casi igual que en Laponia-no entrar con el depósito de la gasolina y el agua bien llenos es una temeridad que puede amargarnos el viaje.

Por lo demás, el viaje hacia este Cretácico soriano está debidamente señalizado sobre el terreno y perfectamente documentado en Internet (www.rutadelasicnitas.com). De hecho, y dada la extensión y número de yacimientos, se han diseñado hasta cuatro itinerarios diferentes por la provincia de Soria.

CUATRO RUTAS SEÑALIZADAS

La Ruta Oeste, que ejerce como tronco principal del que se desgajan los otros itinerarios, incluye algunos de los yacimientos más conocidos, como los de La Matecasa, El Frontal, Fuente Lacorte, Los Tormos, Santa Cruz de Yanguas y Salgar de Sillas, con huellas de terópodos carnívoros como el allosaurus, triceratops, stegosaurus y reptiles voladores. La del Este acerca hasta los de Valles de Valdelalosa, San Roque, Las Adoberas, con huellas de terópodos (dinosaurio carnívoros) y ornitópodo (dinosaurios herbívoro), y Miraflores. El tercer itinerario se aleja de las Tierras Altas para mostrar que en lugares como El royo, Dehesa de Gallinero o Almarza también se dieron las mismas condiciones que allí. La última propuesta de ruta propone acercarse a pie hasta los yacimientos de Valdegén y Serrantes.

Cartel del inicio de la ruta de los Murales en la carretera hacia Santa Cruz de Yanguas, en lo alto de la Sierra de Alba, muy cerca del nacimiento del río Cidacos. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Cartel del inicio de la ruta de los Murales en la carretera hacia Santa Cruz de Yanguas, en lo alto de la Sierra de Alba, muy cerca del nacimiento del río Cidacos. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Una forma de organizar este fascinante viaje al pasado puede arrancar de la capital soriana enfilando desde ella hacia la localidad de Garray. A la entrada, la réplica de un Parasaurolophus aparece a un lado de la carretera para avisarnos de que estamos en el buen camino, siempre y cuando tomemos la SO-615 en dirección a Yanguas en el cruce que encontramos en el interior del pueblo.

Oncala. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Oncala. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Interior del Museo de la Trashumancia en Oncala. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Interior del Museo de la Trashumancia en Oncala. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Es importante dejar tiempo suficiente para intercalar, entre yacimiento y yacimiento, la visita a localidades que, en medio de los duros paisajes de las Tierras Altas sorianas, vivieron siglos de prosperidad ligados al esplendor de La Mesta. Es el caso de Oncala, que encontramos al poco de pasar el puerto del mismo nombre y que merece la primera de esas paradas, tanto por disfrutar de su bien conservada arquitectura tradicional como por visitar los dos museos que alberga. El primero se ubica en el interior de la iglesia de San Pedro y consiste en una colección de 10 monumentales e inesperados tapices, ocho de los cuales fueron realizados sobre cartones dibujados por Rubens. Llegaron hasta aquí donados por Juan Francisco Ximénez del Río, hijo del pueblo que alcanzara la dignidad de obispo de Segovia, primero, y de Valencia, después. En la plaza, junto al puente, queda el Museo de Pastores, ubicado en la antigua casa de la maestra, repleto de enseres y curiosidades relacionados con la historia de la trashumancia en esta tierra.

Interior del Museo de Pastores en Oncala. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Interior del Museo de Pastores en Oncala. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Desde Oncala hay que regresar hacia lo alto del puerto para tomar la SO-615 y un poco después el desvío que, por la izquierda, dirige el viaje hacia Santa Cruz de Yangüas. Es la estrecha y solitaria carretera que acompaña el nacimiento del río Cidacos y que enlaza pequeñas localidades con yacimientos como el de Salgar de Sillas.

La autocaravana Fiat R640 aparcada junto al yacimiento de Santa Cruz de Yanguas. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
La autocaravana Fiat R640 aparcada junto al yacimiento de Santa Cruz de Yanguas. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Yacimiento de Santa Cruz de Yanguas. Dinosaurios ornitópodos.Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Yacimiento de Santa Cruz de Yanguas. Dinosaurios ornitópodos.Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Carretera de Santa Cruz de Yanguas a Bretún. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Carretera de Santa Cruz de Yanguas a Bretún. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Yacimiento de La Matecasa. Bretún. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Yacimiento de La Matecasa. Bretún. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Otro lugares de visita imprescindible en este viaje son el Aula Paleontológica de Villar del Río, que ejerce también las funciones de centro de recepción de visitantes desde el que es posible concertar visitas a los yacimientos más relevantes; la localidad de Yanguas, recién incorporada a la lista de Pueblos más Bonitos de España; y San Pedro Manrique y su Parque de Aventuras del Cretácico.

Réplica de dinosaurio en Villar del Río. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Réplica de dinosaurio en Villar del Río. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Répilca Iguanodón y su cría en el Aula Paleontológica de Villar del Río. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Répilca Iguanodón y su cría en el Aula Paleontológica de Villar del Río. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Répilca Iguanodón y su cría en el Aula Paleontológica de Villar del Río. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Répilca Iguanodón y su cría en el Aula Paleontológica de Villar del Río. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Soportales del Ayuntamiento. Yangüas. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Soportales del Ayuntamiento. Yangüas. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Un rincón de Yanguas al anochecer. Ruta de las Icnitas. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

INFORMACIÓN:

rutadelasicnitas.com

https://www.e-vans.es/blog/un-viaje-en-autocaravana-en-busca-de-los-dinosaurios-de-las-tierras-altas/

Y DE COMER

Como sucede con el cerdo, todo el cordero se aprovecha, incluyendo las entrañas. Y en estos horizontes tan ligados al ganado ovino y al pastoreo la asadurilla es uno de sus platos más tradicionales. Se elabora con sangre de cordero, hígado, bofe (pulmón), corazón, patatas, aceite de oliva, sal, cebolla, pimiento verde y ajo. Tras sacrificar al cordero es preciso cocer la sangre para que se coagule. En una sartén se rehogan la cebolla picada, 2 o 3 pimientos verdes, tres ajos y se añaden después el bofe y el corazón picados. Más tarde se añaden el hígado y la sangre, también picados. Mientras, en otra sartén se fríen las patatas hasta que queden blandas para añadir a la fritada anterior.


POR LA RIOJA

Pero el viaje no acaba aquí. Ni el paisaje ni los dinosaurios entienden de límites administrativos. Así que no hay ninguna razón (excepto las puramente logísticas) para no continuar disfrutando del espectacular reguero de yacimientos que, dispersos por la vecina Sierra de Cameros, se localizan en tierras riojanas. Para enlazarlos, a muy poco kilómetros de Yanguas, basta tomar la carretera que lleva desde esa localidad hasta Enciso.

Ruta de las Icnitas. Enciso. La Rioja. España. © Javier Prieto Gallego
También esta población vivió tiempos mejores cuando en los siglos XVI y XVII el comercio y trasiego de la lana se encontraba en su mayor apogeo. Fue uno de los primeros lugares de La Rioja en los que la industria téxtil empezó a organizarse como tal, con multitud de artesanos dedicados a los diversos procesos que requiere la transformación de la lana, destacando por la calidad de unos paños y mantas cuya fama ha llegado hasta hoy.

Sin embargo, lo que hoy atrae multitudes a esta bella localidad es el recuerdo de los dinosaurios que pateaban este territorio hace 65 millones de años. Y los dinosaurios no, pero lo que sí que encuentra aquí es el fantástico Barranco Perdido, un parque de aventuras que hace las delicias de grandes y pequeños entorno a la actividad de los paleontólogos y el mundo de los dinosaurios. El parque cuenta con tirolinas, piscina, museo, proyecciones en 3D, tobogonaes y un montón de propuestas lúdicas que dan de sobra para pasar una jornada. Abre de marzo a octubre. En Enciso también merece la pena acercarse al Centro Paleontológico, instalado en una antigua fábrica de zapatillas. Está dedicado a la investigación sobre restos de dinosaurios de La Rioja.

LA SENDA DE LOS DINOSAURIOS

Una excelente forma de entrar en contacto directo con el paisaje que habitaron en su momento esos seres gigantescos es recorrer la Senda de los Dinosaurios, una ruta senderista de escasa dificultad y 6 kilómetros de recorrido que supuso una guinda de pastel a nuestros cuatro días de viaje por el Cretácico.

Panel informativo de la Senda de los Dinosaurios. Yacimiento de Valdecevillo. Senda de los Dinosaurios. Ruta de los Dinosaurios. Enciso. La Rioja. España. © Javier Prieto Gallego
Panel informativo de la Senda de los Dinosaurios. Yacimiento de Valdecevillo. Senda de los Dinosaurios. Ruta de los Dinosaurios. Enciso. La Rioja. España. © Javier Prieto Gallego
Descarga aquí el track de la sendaAQUÍ

El paseo se inicia en el yacimiento de Valdecevillo. Lo encontramos a dos kilómetros de Enciso, en la carretera LR-286 que se dirige a Cornago. Se trata de un recorrido circular que empieza y finaliza en este yacimiento y que se adentra por el interior de la sierra para descubrirte los yacimientos de la Virgen del Campo y La Senoba, con estupendas reproducciones de dinosaurios a tamaño real. Está balizado, puede hacerse en unas tres horas y no presenta dudas en el recorrido, aunque acuse vandalismo en algunas de las señales. Pero más que que haya gente capaz de disfrutar destrozando postes y señales en mitad de la nada, lo que nos produjo verdadero asombro era pensar que en medio de estos paisajes sin árboles, secos y polvorientos pudieran haber existido seres descomunales dándose un garbeo tan real como el que nos estábamos dando ahora nosotros. Algo tan inconcebible como que mucho, mucho, mucho tiempo después estas mismas laderas fueran aterrazadas y preparadas para el cultivo con las herramientas más elementales por las gentes de Garranzo, junto a cuyo tejar -lugar para hacer tejas- pasa el sendero.

Inicio de la Senda de los Dinosaurios, en el yacimiento de Valdecevillo. Senda de los Dinosaurios. Ruta de los Dinosaurios. Enciso. La Rioja. España. © Javier Prieto Gallego
Inicio de la Senda de los Dinosaurios, en el yacimiento de Valdecevillo. Senda de los Dinosaurios. Ruta de los Dinosaurios. Enciso. La Rioja. España. © Javier Prieto Gallego
Nuestra última parada fue en esta viaje fue en Arnedillo, un pueblo bonito y famoso por sus aguas termales. Unas aguas termales que, por supuesto, ya los romanos conocían y disfrutaban. En un cartel informativo pone que tienen carácter minero medicinal y que, entre otras cosas, son ricas en iones de magnesio, radiactivas e hipertermales. Brotan a 52,5 ºC. Esto último se comprueba metiendo un dedo: no queman pero por poco, lo que en un día relativamente fresco de finales del invierno produce una extraña sensación que es, más que otra cosa, placentera.

Inicio de la Senda de los Dinosaurios, en el yacimiento de Valdecevillo. Senda de los Dinosaurios. Ruta de los Dinosaurios. Arnedillo. La Rioja. España. © Javier Prieto Gallego
Hay dos formas de disfrutarlas. Una es a lo fino, pagando el precio que cuesta entrar en el balneario y la otra haciéndote un hueco en alguna de las tres pozas que hay junto al río. Tú eliges, pero en esta última añades al placer de sentirte como un garbanzo a remojo la aventura de tener que cambiarte de ropa sin más tapujos que la toalla que te hayas agenciado. No busques dónde esconderte. No hay. Eso sí: si sopla el viento y no es verano, hazlo rápido antes de que el contraste temperaturas anule todos los beneficios del buen rato que pasas a remojo.


MÁS INFORMACIÓN:

rutadelasicnitas.com

https://www.e-vans.es/blog/un-viaje-en-autocaravana-en-busca-de-los-dinosaurios-de-las-tierras-altas/
MAPA DEL VIAJE

reserva-online.jpg


¿Te apetece una escapada? Busca aquí tu alojamiento. Reservando aquí tu hotel o casa rural me ayudas a mantener este blog ¡Gracias! (esto no tiene ninguna repercusión para ti en el precio).

Booking.com

DESCÁRGATE GRATIS ESTE REPORTAJE TAL COMO LO PUBLIQUÉ EN “EL NORTE DE CASTILLA”



Contenido exclusivo para sucriptores del blog. Si eres suscriptor, pon aquí el correo electrónico con el que te suscribiste. Si no eres suscriptor, rellena el formulario y recibirás el enlace de descarga al final del proceso. Gracias.



Mediante este proceso podrás descargarte contenido exclusivo para suscriptores del blog SIEMPREDEPASO. Si no eres suscriptor del blog, tus datos entrarán a formar parte de la base de datos de suscriptores del blog. Estos datos solo se utilizarán para asuntos que tengan relación con la gestión del blog. Podrás cancelar esta suscripción en cualquier momento y tus datos serán borrados.

He leído y estoy conforme con las condiciones de uso de este enlace

Quiero este contenido




Source: Siempre de paso

Fuente: este post proviene de Blog de javierprietogallego, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

castilla y león con niños fáciles ...

Paisaje de corales y carbón Paseo a pie por el sendero señalizado de la Vía Bardaya, en León Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Algunas veces el asombro es de tal calibre que ni palpando llega uno a creerse lo que tiene ante las narices. O bajo los pies. Así sucede en uno de los rincones por los que discurre este paseo de riberas y minas fantasmales. De hecho, si no es por el panel expli ...

Castilla y León Con niños Ríos ...

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Hay muchas maneras de aliviar los calores del verano. Y una de las más socorridas y apetecibles es, claro está, un buen chapuzón. Así que es de lo más normal que llegando estas fechas la gente busque rincones al fresco en los que poder remojarse a gusto. Muchos incluso huyen premeditadamente de las piscinas -el recurso generalmente más a mano- para au ...

Castilla y León Espacio natural Leyendas ...

La Laguna Negra, el hechizo insondable de los Picos de Urbión Ecos de Machado en la Laguna Negra de Soria © Texto, vídeo y fotografías: Javier Prieto Gallego Tan insondable como la maldad de los hombres. Así pintó la leyenda las aguas heladas de la Laguna Negra soriana. Y así lo dejó escrito el poeta Busca el enlace de descarga al final del texto. sevillano Antonio Machado, que conoció el lugar e ...

castilla y león fáciles historia ...

Béjar fabril Un paseo enlaza las viejas fábricas textiles levantadas junto al cauce del río © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO En sus mejores momentos debieron de resonar como cien mil cañones por banda disparando sin tregua. Una algarabía de martillazos, batanes y motores tejiendo a todo trapo la madeja de una fortuna que durante varios siglos dio de comer a casi todos en Béjar. N ...

salir y viajes castilla y león espacio natural ...

Desfiladeros, cuevas y templarios en un paseo por el Cañón del Río Lobos © Texto y fotografías : Javier Prieto Gallego Catorce kilómetros de hoces y contrahoces, buitres, alimoches, nenúfares y cuevas, decenas de cuevas. Así es este cañón de resonancias esotéricas, un auténtico recital de colores y paredes verticales tan lleno de secretos y misterios que la imaginación se dispara como un carrusel ...

Árboles monumentales Castilla y León Espacio natural ...

20 paseos fáciles por rincones naturales de Castilla y León Un coleccionable de Javier Prieto Gallego elaborado para EL NORTE DE CASTILLA Sobre las laderas meridionales de la Sierra de Urbión se extiende un mar de pinos silvestres tan extenso que puede parecer casi casi infinito. Es, de hecho, en su prolongación por las vecinas sierras de la Demanda y Neila, una de las manchas forestales más exten ...

salir y viajes fotos de archivo soria

SIMPLEMENTE, LO QUE VEO/fotos de mi archivo Refectorio del monasterio de Santa María de Huerta. [Soria. Castilla y León. España, 2002 © Javier Prieto Gallego]. Puedes ver otras fotografías de mi archivo en este enlace. Si quieres saber más sobre este monasterio puede que te interese este reportaje: Monasterio cisterciense de Santa María de Huerta (Soria) El monasterio cisterciense de Santa Mar ...

Castilla y León Historia Valladolid ...

Empezamos a conmemorar el centenario del nacimiento de Miguel Delibes © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Empezamos el año recordando el centenario del nacimiento de Miguel Delibes. Y para celebrarlo, en este PODCAST hablamos de cómo realizar la Ruta del Hereje en Valladolid. PISTAS es una colaboración del blog de viajes SIEMPRE DE PASO en el programa “La Brújula de Castilla ...

Castilla y León Espacio natural Mis publicaciones ...

20 paseos fáciles por entornos naturales de Castilla y León Un colecionable de Javier Prieto Gallego elaborado para EL NORTE DE CASTILLA El rey Carlos III impulsó una auténtica senda de pescadores de uso regio con unas obras que se llevaron a cabo entre 1767 y 1769 a lo largo de los primeros kilómetros del río Valsaín -o Eresma- entre su nacimiento y el actual embalse segoviano de Pontón Alto. Sus ...