Blog de ElVuelodeHermes Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Irlanda, la fascinante isla esmeralda (IX)

Y seguimos camino hacia Kilkenny.
Catedral de San Canice, la más hermosa de irlanda



Y no sólo lo digo yo, sino todo el que visita la preciosa catedral del santo que da nombre Kilkenny, o lo que es lo mismo Cil Chainnigh, la ciudad de San Canice.





Desde luego que el edificio no es el más grande, ni el más espectacular, ni siquiera el más trabajado ni adornado. Pero hay algo que lo envuelve, una atmósfera de paz y de armonía en sus volúmenes, en la forma en que el arquitecto concibió cada uno de sus elementos arquitectónicos y artísticos, en su mismo emplazamiento, aislado y silencioso en un rincón de la ciudad que no se caracteriza precisamente por su tranquilidad.




Puede que sea la suma de todos sus parciales lo que la hace tan especial: el verde jardín sembrado de lápidas de la época Tudor, la preciosa Round Tower, que fue como en Cashel, construida 300 años antes que el templo y que hoy se nos presenta sin su sombrero picudo, los coloridos y delicado rosetones que iluminan la nave central, las almenas que rematan todo el contorno de la iglesia e incluso el aura de leyenda que la envuelve, una leyenda de brujería.




Según parece, una mujer acusada de pactos con el diablo ( aunque en realidad era una cazafortunas) fue condenada a morir en la hoguera acusada por su criada. La supuesta hechicera consiguió huir a Inglaterra, no así su criada que se achicharró en la pira que se levantó junto a la iglesia.








Para que el castigo de la bruja no quedara sin cumplir, su hijo fue condenado a oír misa tres veces al día durante un año y pagar el tejado de baldosas de plomo que iban a colocar a la catedral. Se cuenta que la bruja lanzó un hechizo que dobló el peso de las baldosas e hizo que el techo de la nave y de la torre principal se derrumbara y sepultara a varias personas.
Así que la Catedral tiene todos los ingredientes para merecer una visita, ¿no creen?.

El rey de kilkenny

Estratégicamente situado en uno de los cruces del río Nore, el castillo de Kilkenny domina desde su pequeña atalaya casi la totalidad de la ciudad de San Canice.











No es muy antiguo, apenas ocho siglos tiene de historia, pero ha sido restaurado, modificado, ampliado y embellecido hasta conseguir la actual complejidad estructural que integra varios estilos arquitectónicos en sus seis pisos de altura.














Así, y siguiendo un orden cronológico y de visita, en el sótano encontramos los cimientos de aquel primer castillo medieval, con saeteras para la defensa de campo y pasillos interminables, mazmorras y laberínticos pasadizos. Un piso más arriba encontramos las primeras salas nobles, como la preciosa habitación chinesca, la gran escalera de acceso, el comedor principal o la sala de tapices, que recuerda a los palacios españoles.










Subiendo una planta más entraremos en la parte más privada del castillo, con una preciosa biblioteca y unas escaleras que de nuevo nos eleva para meternos de lleno en la intimidad de los dormitorios reales, la sala de juegos infantiles, la preciosa escalera morisca y la impresionante galería de cuadros, con una deliciosa chimenea de mármol de Carrara.






En la isla de los castillos, encontrar uno en tan buen estado de conservación es como poner la guinda al camino que hasta ahora nos había hecho dar la vuelta completa a la isla. Nuestro siguiente paso sería Dublin.

Maynooth castle: el último de la fila

Pues sí, digo el último porque este castillo lo encontramos muy al final de nuestro tour de la bella Irlanda, justo unas horas antes de entregar el coche de alquiler en el aeropuerto y tomar un autobús a la capital de la República. Por eso, por su cercanía lo dejamos para el final. Lo que no sabíamos es que la Office of Public Works, de la que dependen la mayoría de los monumentos que podemos visitar en la isla, había comenzado unas semanas antes unos trabajos de mantenimiento destinados a reforzar las estructuras interiores ( muy pocas) del castillo.






Así que nos dedicamos a rodearlo mientras aprendíamos un poco sobre él. Según parece, la gigantesca torre que aparecía ante nosotros, fue en su momento la más grande de Irlanda, como correspondía a la inmensa propiedad de tierras, siervos y ganado que estaban bajo el gobierno del Conde de Fitzgerald. Así que no es difícil adivinar que el castillo fue en su día una impresionante fortaleza que se podría comparar a una ciudad auto suficiente.

Poco más que la torre y algunos restos de murallas quedan de él, pero si que se conserva a pleno rendimiento el llamado Maynooth College, famoso desde 1700 por dar la más exquisita y rígida formación a los curas católicos de Irlanda.




Una leyenda de gran base histórica cuenta que sus propietarios se enfrentaron con el rey de Inglaterra y osaron atacar Dublín. En pocas horas fueron derrotados y su castillo totalmente destruido excepto la torre, dado su potencial defensivo.




Aunque no pudimos visitarlo por dentro, fue una delicia conocer su historia y sentarnos a tomar un refrigerio en una de las terrazas que ya por mayo, empezaban a poblar las calles de Maynooth.





Fuente: este post proviene de Blog de ElVuelodeHermes, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

Irlanda, la fascinante isla esmeralda (VII)

Castillo de Ross, un castillo de postal Ross tiene todo lo que podríamos desear de un castillo irlandés. Una estampa imponente, un lago, una historia turbulenta, un fantasma... Sin duda es un lugar que ya impresiona desde lejos, ya que para llegar a el hay que cruzar con nuestro coche a través del Parque Nacional de Killarney; cuando aparcamos el coche y vemos más de cerca su magnífica figura, no ...

Irlanda, la fascinante isla esmeralda (VIII)

Cashel Rock, la roca de San Patricio Es impresionante verla desde lejos, casi tanto como tocarla cuando has llegado a la cima de la roca donde se asienta. Impresiona imaginarla en su época de esplendor, cuando sus recias y fuertes paredes no dejaban pasar el viento ni la lluvia, como ahora, sino que daban cobijo a sus habitantes y serenidad a sus peregrinos. Dejemos nuestro vehículo al pie del pr ...

Irlanda, la fascinante isla esmeralda (VI)

Nuns Island, la isla de las monjas Sólo cuando uno empieza a callejear por Galway se da cuenta verdaderamente de que la ciudad ( por lo menos su parte antigua) está formada por varios islotes que surgen del agua que discurre por los canales alimentados por el río Corrib. Así que no deja de ser una sorpresa cruzar un puente y encontrarse de repente en el centro de una isla con una historia de lo má ...

Irlanda, la fascinante isla esmeralda (IV)

Bellycastle, la alegre y pintoresca marina. Seguimos rodeando Irlanda del Norte en nuestro viaje. En Antrim encontramos el pequeño pueblo de Ballycastle, famoso por su hermosa costa y la tranquilidad de sus calles, llenas a rebosar de preciosas muestras de la arquitectura de los siglos XVIII y XIX y cuyos Bed and Breakfast son la base perfecta para pasar unos días y explorar los Glens ( valles), l ...

Irlanda, la fascinante Isla Esmeralda (I)

Pocos lugares han cautivado mi mente desde pequeño como la verde Irlanda. Por un lado el misterio de sus castillos y leyendas, por otro la fuerza de su historia y el tesón y resistencia de su gente, y como no, la fascinación por unos paisajes que parecen salidos de la paleta del más alegre de los pintores. Praderas de un verde escandaloso, puertas de mil colores, ocres y musgos que cubren cada anc ...

Irlanda, la fascinante Isla Esmeralda (III)

En Victoria Street ( como no) encontramos una pequeña gran sorpresa. El Albert Memorial Clock Tower se construyó allá por 1865 para intentar paliar la nostalgia que sentían los funcionarios y hombres de negocios de la ciudad de Londres y para recordar al regio esposo de la reina Victoria, el príncipe Alberto. Si nos acercamos un poco vemos que está ligeramente inclinada, ya que se levantó sobre un ...

Irlanda, la fascinante isla esmeralda (V)

Continuamos recorriendo el noroeste de la isla, parando en el cementerio megalítico de Carrowmore. Yo no diría que este cementerio sea una visita imprescindible, a menos que te guste muchísimo la historia, sobre todo esa parte menos espectacular que no habla de grandes catedrales ni castillos, sino de piedras colocadas de manera que se nos antoja caprichosa pero que tiene un significado y un simb ...

Irlanda, la fascinante Isla Esmeralda (II)

Poca gente se desvía de la carretera en su camino a Belfast o a Dublín para visitar el pequeño aunque imponente sitio de Monastirboice. Y es una pena, porque el lugar vale cada metro que nos desviemos. Realmente no se que es lo que más me gustó del lugar, si el cementerio ( a los que soy adicto), pintoresco y pequeño aunque de una fotogenia insuperable, o las históricas cruces que acompañaban a la ...

san basilio catedral moscu plaza roja ...

La Catedral de San Basilio en Moscú

Si hay un edificio que simbolice la ciudad de Moscú, y casi Rusia entera, ése sin duda es la Catedral de San Basilio, como punto clave de la famosa Plaza Roja y el Kremlin. Su colorida fachada y sus cúpulas en forma de bulbo han hecho de este edificio religioso uno de los más famosos internacionalmente. Construida a medidados del siglo XVI, se erigió en el año 1555 bajo el mandato del zar Iván el ...

Irlanda, la fascinante isla esmeralda (XI)

Recordando el hambre La escultura de Famine Memorial fue creada por Rowan Gillespie y se inauguró en 1997. El conjunto consiste en varios hombres y mujeres demacrados caminando por la orilla del río, con expresiones de tristeza, desesperación y determinación. Son una de las piezas de arte público más fotografiadas de toda Irlanda, ya que constituyen un monumento permanente a las muchas personas q ...