comunidades

Cada destino




Sigue oliendo a poesía, no sólo a muerte y pena. Está posada en los alfeizares mirando hacia dentro. No para demasiado, deja su marca en los cristales y se lanza al vacío. Duelen los labios mordidos de besos y los labios secos por su ausencia. Tristeza en días de lluvia.

El destino es caer, caer, caer y levantarse de nuevo.

--Mayo--

Fuente: este post proviene de Ilargia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cada destino

Sigue oliendo a poesía, no sólo a muerte y pena. Está posada en los alfeizares mirando hacia dentro. No para demasiado, deja su marca en los cristales y se lanza al vacío. Duelen los labios mordidos d ...

Ernesto Pacheco

Somos puntos y líneas ¿sabes? Un punto es lo que no puede dividirse. Una línea es una longitud sin anchura... No podemos negar que estos son conceptos poéticos --Ernesto Pacheco--

El valor del tiempo

Y así corría mi alma en aquellos momentos que no comprendía aún que el valor del tiempo es a veces el reposo. --Mayo--

¡Durante cuánto tiempo nos engañaron!

¡Durante cuánto tiempo nos engañaron! Trasmutamos ahora, nos apresuramos a huir como huye la naturaleza, Somos la naturaleza, durante mucho tiempo estuvimos lejos. Pero ahora volvemos, nos convertimos ...

Recomendamos