comunidades

Relato

Un relato de martes.

Hola a todos y bienvenidos. Ya os había comentado que mi intención es intentar publicar cada día de esta semana y la siguiente porque luego en Navidad no sé aún lo que haré.

Hoy me atrevo a poner un relato, que ya sabéis que me da mucha vergüenza compartir mis escritos. Este en concreto lo había escrito para un certamen de relato de misterio, y tenían que ser relatos cortos, hasta mil palabras, más o menos, pero al final no me decidí a enviarlo. Y me he acordado y me animo a compartirlo. Espero que os guste y no se os haga pesado.

 

LITO EL DE LOS JUEVES.

El teléfono saca de la cama a Manuel y éste, con un gruñido, responde a la voz que le ordena ir al Bar Alcázar.

Se viste dando tragos a un café frío, en un vano intento de despertar.

Cuando llega a la escena del crimen despierta de golpe. En un barril de cerveza que esperaba en la puerta a ser guardado, ve el cuerpo de un hombre terriblemente hinchado y deformado.

Minutos después aparece el juez de guardia, que ordena levantar el cadáver y Tomás, el forense, supervisa la operación.

Ahora toca buscar pistas e interrogar a testigos, tras comprobar que en el barril no hay huellas.

Fernando, el dueño del bar, es quien lo ha encontrado al reponer la cerveza. No sabe quien es y la policía le dice que sino porta documentación lo avisarán para que lo identifique en la morgue.

El cadáver no lleva identificación, así que avisan a Fernando, que había pedido a todos los santos que conocía que le evitasen semejante trago.

Cuando en aquella fría y aséptica sala levantan la sábana que cubre el rostro de la víctima, respira hondo y susurra pero si es Lito, el de los jueves y explica que la víctima es un hombre que acude cada jueves a jugar al dominó. Vive en una pensión del centro y está prejubilado, pero no sabe más.

La comisaría en pleno se vuelca para identificar a Lito, y tras peinar la zona y preguntar en todas las pensiones de mala muerte del centro descubren que su nombre es Manuel Vargas Ojeda.

Mediante uno de los hombres con los que jugaba al dominó encuentran a un amigo de juventud, y Manuel lo interroga para esclarecer la vida de su tocayo.

Charlando con el amigo puede descubrir que Lito era un alma inquieta y tuvo varios empleos; marinero, cirquense, regentó una pensión donde tenían lugar encuentros clandestinos y fue operario en una fábrica de aceitunas.

Esa tarde Manuel asiste a la autopsia así que se ahorra el papeleo, de momento no hace el informe y ya de paso ni comparte con nadie lo que ha averiguado.

La susodicha autopsia es muy desagradable; hay un cuerpo deformado y un olor indescriptible flotando por la sala, mezcla de muerte con cerveza rancia, y en muchos momentos teme vomitar.

El forense realiza la incisión en y griega, saca y pesa los órganos, toma muestras de todo y hace un examen minucioso.

─Veo una herida en la parte posterior de la cabeza, hecha con un objeto contundente y romo como indican las ramificaciones y la falta de astillas en el hueso─. Explica─ Las pruebas dirán si estaba muerto cuando lo metieron en el barril aunque a primera vista no aprecio cerveza en los pulmones, por lo que supongo que lo estaba. Murió en torno a las tres de la madrugada de la noche pasada, y el golpe llegó por sorpresa, no hay heridas defensivas, ni restos de ADN en sus uñas, además del hecho de tener el golpe causante de la muerte en la parte posterior de la cabeza.

La autopsia acaba pronto, y Manuel, guiado por un sexto sentido que le ha impedido compartir con nadie sus descubrimientos, y sin consultar al comisario, decide seguir los últimos movimientos de Lito, necesita hablar de nuevo con sus compañeros de dominó.

Ellos apenas pueden aportar alguna luz que esclarezca los hechos, pero preguntando e insistiendo descubre que ese día había perdido el DNI, y había ido a comisaría para pedir otro.

Luego vuelve a la pensión y allí puede corroborar que esa tarde Lito acudió puntual a la partida, partida en la que según sus compañeros estuvo nervioso y distraído, y se ausentó temprano, diciendo que tenía dolor de cabeza.

Todos concuerdan en que iba más arreglado que de costumbre, olía incluso a la colonia barata que reservaba para recibir a las damas a las que pagaba para que acudieran a su sórdida pensión de vez en cuando.

Tras abandonar a los amigos su rastro se perdía misteriosamente.

Manuel insiste y no se rinde, pero la investigación se ha estancado. Días después llegan los resultados de la autopsia; no hay rastro de líquido en los pulmones, estaba muerto al introducirlo en el barril.

Esa tarde, de forma bastante sorprendente, el comisario habla con Manuel.

─Conozco los resultados de la autopsia y es un callejón sin salida; deberíamos cerrar el caso y centrarnos en cosas importantes ─. Dijo.

─Tenemos muy poco pero me gustaría intentarlo unos días más, sé que se nos escapa algo pero tenemos pistas, solo es cuestión de tiempo─. Pidió Manuel.

─Imposible, los de arriba quieren que investigue la oleada de robos en casas y el asesinato de una turista alemana, que está presionando el consulado y ha pasado a ser prioridad. No podemos perder el tiempo con un viejo casero de vida irregular. Haz el informe, cierra el caso y habla con Ángel para empezar con la turista.

Manuel sale del despacho enfadado y empieza a rellenar el informe. Al poner los empleos del finado recordó que no había dicho a nadie nada de éstos; ¿cómo sabía el comisario que había sido casero?

Nervioso, decide hurgar en el pasado del comisario, tiene una corazonada muy muy fuerte.

No es fácil revolver en el pasado del jefe, pero dedicando tiempo y esfuerzo logra hacer un retrato del hombre al que debe obediencia. Durante los años que llevaba allí fue intachable, así que tuvo buscar en los antiguos destinos, y mirando con atención descubre que había vivido en la misma ciudad que Lito, cuando éste regentaba la pensión de los encuentros clandestinos. Ha encontrado un nexo y una luz se enciende en su mente.

El problema es encontrar el momento y la oportunidad y probarlo o hacer que el comisario confiese.

Esa noche va a las tiendas cercanas al Alcázar y descubre una con cámara de seguridad. La suerte está de su lado y cuando solicita las imágenes el dueño no le pide la temida orden judicial que retrasaría todo.

Las imágenes son difusas; solo sale alguien de espaldas arrastrando un cuerpo. Pero ampliando la imagen asoma una pistola bajo la chaqueta de quien arrastra, y se ve claramente que es un arma reglamentaria.

Con esta prueba pide una orden para examinar con luminol todas las pistolas de comisaría y ver si alguna tiene restos de sangre. Sabe que el comisario es culpable pero es mejor no alertar y pedir el arma de todos los empleados. No quiere darle la oportunidad de escapar.

Cuando pasan a recoger la pistola el comisario intenta darles una del cajón del escritorio, pero Manuel sabe que lleva una encima y le dice que necesitan el arma reglamentaria, y al ver la cara de odio del hombre sabe que lo tiene.

Los siguientes días se suceden en una especie de vorágine, Manuel sigue día y noche al comisario para impedir su huida, y éste, quizás asustado por la vehemencia del hombre, renuncia a escapar.

Cuando llegan los resultados se demuestra que la sangre de la pistola del comisario es de Lito y el hombre, acorralado tras la vigilancia de Manuel y tras más de cinco horas de interrogatorio, ha confesado.

Al parecer la víctima y él se conocían porque el comisario, años antes, se reunía con su amante, un banquero importante, en la pensión que regentaba el fallecido.

Al trasladarse aquello quedó atrás, pero aquella mañana Lito lo vio cuando fue a por el DNI, le reconoció al instante y se encendió su avaricia; después de una breve y tensa conversación quedaron en verse.

En ese encuentro la víctima le chantajea diciendo que sino le paga 200.000 euros les contará a todos lo que sabe, destruirá esa reputación que tanto le ha costado conseguir, y el comisario, asustado, le pega con la culata de la pistola en la cabeza cuando éste le da la espalda.

En esos instantes se da cuenta de lo que ha hecho y asustado no sabe qué hacer con el cuerpo, pero entonces recuerda que ha visto unos barriles de cerveza a la entrada del bar, que estaba a dos calles, y amparado en la oscuridad lo arrastra y lo deja allí.

*********

Manuel acude al entierro de Lito. Solo están sus tres amigos del dominó y su amigo de juventud, cuatro almas derrotadas despidiendo a un alma cegada por la avaricia.

Bueno, pues hasta aquí el relato, espero que no os haya resultado demasiado pesado.

Mil gracias por leerme y nos vemos mañana con algún truco.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Hasta mañana!!!!!!!!!!!!!

   

Fuente: este post proviene de Pequeños trucos para sobrevivir a la crisis , donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

literatura relato.

Lunes de relato; Raíces. Hola a todos y bienvenidos una semana más. ¿Qué tal ha ido el finde? Yo estoy contenta, ha sido de reuniones familiares y de encuentros, desde el viernes hasta hoy, y el jueves retomaremos las comidas en familia. Hoy vengo con uno de mis relatos. Ya sabéis que me da muchísima vergüenza compartirlos y lo paso fatal, pero de vez en cuando me animo, así que ya que me ha entra ...

Relatos

Relato: Huir de la pesadilla Hace tiempo escribe esto, me faltaba el final, hoy he intentado acabarlo, espero que os guste. En relatos que he publicado anteriormente, hubo gente que me pidió que los continuara, los miraré y lo haré pero darme tiempo. Una noche cerrada donde solo el viento rompía el silencio, me abrigue y salí hacia casa de Eric, para ello debía cruzar el bosque. El bosque desde b ...

Navidad Relato Navidad

Relato navideño Buenos días. Ya tenemos aquí la Nochebuena, un momento lleno de magia y en que nos vamos a reunir todos. Hoy vengo con un relato navideño para los que tengáis tiempo, que sé que es muy mal día. Sabéis que me cuesta compartir los relatos, pero en Navidad todo es posible. Y sin más rollo empezamos. EL BRILLO DE LA CIUDAD Los blancos c ...

Relato.

Un relato de martes. Hola a todos y bienvenidos un martes más!!!!! ¿Qué tal ha empezado la semana? Yo sigo cansada por haber estado pachucha pero muy animada y he ido contestando los comentarios, aunque me centré en los del post de ayer, y he podido visitar bastantes blogs. Hoy me he animado con un relato. Ya sabéis que me cuesta mucho publicar mis relatos, pero alguna que otra vez me animo y me a ...

literatura navidad relato.

Un relato Navideño. Hola a todos y bienvenidos un lunes más tras un fin de semana de lo más intenso. Además de las elecciones, realmente decisivas e importantes, en mi comunidad hemos sufrido una terrible oleada de incendios provocados, más de cien, lo que ha sido devastador para muchísimas personas y animales. No quiero entristecer a nadie pero no podía dejar de decirlo, lo siento. Y sin ser más ...

general contemporánea gabriel garcía márquez ...

El segundo libro fue Relato de un naufrago de Gabriel García Márquez y aquí os dejo una pequeña ficha: Título: Relato de un naufrago Autor/a: Gabriel García Márquez Editorial: DeBolsillo Año edición: 2014 Año publicación: 1970 ISBN: 9788490323762 Páginas: 176 páginas Subgénero: Contemporánea, viajes Gabriel José de la Concordia García Márquez (Aracataca, 6 de marzo de 1927 ? México, D. F., 17 de ...

relato costumbrista relato de ficción relato de misterio ...

“Relatos inquietantes de la nube” .– Historias con suspense llenas de fantasía. En versión kindle y en formato libro. “Algunos sostienen que la palabra VENETIA significa VENI ETIAM, es decir, vuelve una y otra vez, porque por muchas veces que vengas a esta ciudad, siempre verás nuevas cosas y nuevas bellezas” (Jacopo DÁntonio Sansovino) RELATO VENECIANO.- Había llegado el momen ...

auto-control conciencia entretenido ...

La ciudad era muy grande para Juan que no dejaba de voltear hacia todos lados, el ruido de autos, camiones y autobuses lo aturdía, pero necesitaba llegar al banco. había recibido el mensaje de texto que le indicaba que ya tenia depositada su quincena depositada en su cuenta personal, por lo que iba al cajero automático. Mentalmente estaba haciendo sus cálculos; debía pagar la pensión, los servicio ...

arte literatura amor. ...

Carta de amor Hola a todos. ¿Cómo va la semana? Ya tenemos la Navidad a la vuelta de la esquina, todo huele a humo, frío y familia y el ambiente en las calles ya nos habla de momentos felices. Hoy me atrevo a venir con algo escrito por mí, pero en vez de mostrar un relato de misterio como el de la semana pasada es una carta de amor. Participé con ella en un certamen hace 4 años y tuve suerte porqu ...

general historias. jack el destripador ...

Hoy quiero compartir; un relato. Hola, ya estamos a martes, y a pesar del frío, las ciclogénesis y la nieve aquí estamos, pasando un invierno que vuela, a pesar de todo vuela. La verdad es que llevo una temporada en la que me cuesta un poco más actualizar y para hoy no tenía ningún post preparado, así que se me ocurrió poner un relato mío, uno distinto del de el otro día, menos triste y de otro es ...