Relatos de tinta-e Idea guardada 1 veces
La valoración media de 3 personas es: Excelente

El cambio climático es innegable

Los ríos se secan, las playas desaparecen y los campos de cultivo ya no soportan las elevadas temperaturas y la falta de agua. Por mucho que Donald Trump lo niegue, el cambio climático ya está aquí, no hay más que salir a la calle en este caluroso e inusual mes de octubre. Hasta se dice que las estaciones de primavera y otoño ya no existen, que pasamos del invierno al verano y viceversa.


Consecuencias del calentamiento global
El aumento de la temperatura del planeta es una realidad. 2016 fue el año más caluroso del que se tiene constancia. Se situó 1,1 grados centígrados por encima de la registrada en la era preindustrial y fue unos 0,07 grados mayor a la registrada en 2015. 16 de los 17 años más calurosos han sucedido desde 2001.

El cambio climático es una amenaza que no distingue entre animales, plantas o humanos, ricos o pobres, es un problema que nos afecta a todos de forma tanto directa como indirecta. De no frenarse, España sería uno de los países europeos más perjudicados. Uno de los efectos más directos sería la desaparición o alteración de los ecosistemas, así como la subida del nivel del mar.

Nuestra huella en la Tierra tiene consecuencias. Las emisiones de gases de efecto invernadero son las principales culpables del calentamiento global, proceso en el cual la absorción y emisión de rayos infrarrojos calienta el planeta. El vapor de agua es también una fuente importante de aumento de la temperatura, al igual que la deforestación, la explotación de los suelos y la quema de combustibles fósiles. Otra causa, esta natural, son los ciclos climáticos que atraviesa la Tierra regularmente.


Deforestación

Derretimiento de los glaciares
Las consecuencias son terribles: temperaturas más cálidas, tormentas más intensas, propagación de enfermedades, olas de calor más fuertes, inundaciones, derretimiento de los glaciares, cambio de los ecosistemas, huracanes más peligrosos, desaparición de especies animales o el aumento del nivel del mar. Cada año 25 millones de personas tienen que abandonar su casa por el cambio climático, según ACNUR.

¿Qué podemos hacer para detener esta locura? Para empezar reemplazar las bombillas tradicionales por las de bajo consumo y apagar la televisión, el DVD o el ordenador cuando no se utilicen. Reciclar y escoger productos con pocos envases, lavar la ropa con agua fría o tibia, comprobar que los grifos no goteen, usar la lavadora y el lavavajillas solo cuando estén llenos, ajustar el termostato y correr menos con el coche, de esta forma se consume menos gasolina y se emite menos carbono dióxido. Pero todo esto resulta inútil si nuestros políticos no se comprometen a eliminar las subvenciones a los combustibles fósiles y apuestan por energías 100% renovables, eficientes y justas.


Paisaje verde
No queda otra que adaptarnos. Seamos el cambio, no permitamos que nuestra Madre Tierra se vaya al traste.

Fuente: este post proviene de Relatos de tinta-e, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La gran ola de Kanagawa

La gran ola de Kanagawa se ha convertido en el símbolo por excelencia del arte japonés. Esta poderosa estampa del tokiota Katsushika (1760-1849) fue publicada entre 1830 y 1833, durante el periodo Edo ...

La tristeza y la furia

En un reino encantado donde los hombres nunca pueden llegar, o quizá donde los hombres transitan eternamente sin darse cuenta... En un reino mágico donde las cosas no tangibles se vuelven concretas. ...

Un chef de 10 estrellas

Martín Berasategui (San Sebastián, 1960) es uno de los chefs más reputados tanto dentro como fuera de nuestras fronteras y el único español que cuenta con 10 estrellas Michelin. Berasategui es además ...

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

Castilla y León Leyendas Rutas de fin de semana ...

Una escapada a La Alberca y Las Batuecas (Salamanca)

Granito, agua y tradición: rincones sagrados y una arquitectura singular en la Sierra de Francia © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO No hacía falta ser muy espabilado para poner a La Alberca el nombre que los árabes le dieron: Al-Bereka, que significa “depósito de agua”, “estanque”. Porque agua a raudales es lo que baja por las calles de La Alberca cuando llueve. Cuando no, y si el cambi ...

general agua alpes ...

LOS GLACIARES DEL MUNDO RETROCEDEN

El deshielo de los glaciares desde mediados del s. XIX en todo el mundo se ha convertido en un problema de relevancia. Este fenómeno afecta a la disponibilidad de agua dulce para el consumo humano y el regadío, y, a más largo plazo, podría elevar el nivel general de los océanos. La mano del hombre y la naturaleza Los glaciólogos consideran que hacía 1850 terminó lo que han denominado la ?Pequeña ...