Blog de franky Idea guardada 27 veces
La valoración media de 101 personas es: Buena

Cinco grandes obras del Quattrocento italiano

El Quattrocento italiano se caracteriza por la observación de la naturaleza, para posteriormente ser plasmada en las obras, y en el desarrollo de la perspectiva. Se originó en el siglo XV y, como su nombre indica, en Italia.

Por supuesto, casi todas las pinturas tienen motivos religiosos. Y con la observación de la naturaleza se potencia el detalle y, debido al desarrollo de la perspectiva, se origina el escorzo, retorcer un objeto, y el punto de fuga, recta que se proyecta hacia el infinito y donde convergen los puntos.

Alguna de las obras claves de este período son:

`Adoración de los Magos', 1475, de Sandro Botticelli, quien, con este cuadro, logró llamar la atención de la familia Médici, la más influyente de la época en Florencia. A partir de este momento, el artista comenzó a hacerse un hueco entre los pintores más destacados de este período, hasta llevarle a nuestros días como el genio que es.

Imagen 0


  Sin embargo, la obra más conocida de este virtuoso es `El nacimiento de Venus', la cual, recientemente se ha descubierto que no fue pintada para dicha familia, ni en el lugar que se creía. La fecha en que se realizó se data entre los años 1482 y 1484.

Otra obra destacada de este movimiento italiano es `Virgen con Niño y dos Ángeles', 1445, de Fray Filippo Lippi. En ella, se experimenta una nueva dimensión del espacio, concretamente del fondo, al cual le daba realismo con paisajes y escenarios en lugar de pinturas planas. Su creaciones se asemejan a la de Botticello, con quien compartió taller. Sus temas se centraron en la religión católica.

Imagen 1


Uno de los pintores más destacados de todos los tiempos es Rafael Sanzio. Su composición cumbre, probablemente, sea `La escuela de Atenas', encargada por el Vaticano para decorar una de sus estancias a la edad de 25 años. Fue llevada a cabo entre 1512 y 1514. El resultado es magistral, sobrecogedor, con una perspectiva de la profundidad revolucionaria y una gran importancia del color. Su tamaño es de 7,70 metros de ancho por 5 de alto. En ella, podemos ver la tradición filosófica griega con personajes como Sócrates y Platón.

Imagen 2


Bramantino se dedicó tanto a la pintura como a la arquitectura ya que fue educado por Bramante, arquitecto italiano que revolucionó el Renacimiento. Gracias a la influencia de éste, Bramantino diseñó cuadros como `Natitivà e santi', de 1495, donde se puede apreciar los motivos religiosos que le acompañaron toda su vida, llegando a especializarse en pintar retratos de personas relevantes del Vaticano.

Imagen 3

El artista más carismático y que más obras ha producido en diferentes campos, no sólo del Quattrocento sino de toda la historia, es Leonardo da Vinci. Pintor, escultor, arquitecto, científico, ingeniero, inventor, poeta, urbanista, etc, inclasificable. Sus obras a destacar sería todas, `La Gioconda', `La última Cena', `Baco',`San Juan Bautista', etc.

En esta ocasión mencionamos `La Batalla de Anghiari', es una pintura mural con dimensiones de 7 metros de alto por 17 de ancho. Fue encargado para decorar el salón de Quinientos del Palazzo Vecchio de Florencia. Misteriosamente este trabajo se perdió, aunque se cree que puede estar tapado con otra pintura encima. En ella, se potencia la técnica de escorzo.

Dicho mural es una trabajo que ha pasado a la historia por ser la única vez en que Leonardo da Vinci trabajó con el otro gran genio de la historia, Miguel Angel, exactamente, desde 1503 hasta 1505.

Imagen 4


¿Y tú, qué otra obra destacarías del Quattrocento italiano?
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos