comunidades

Blanco d'Enguera 2013 en Villa Sofía.

En ocasiones hace falta poco para disfrutar de una buena velada.
Un par de "compañeros de pupitre" y buena conversación.
Y poco mas.
Si a eso le añadimos un blanco sorprendente y viandas "marineras" la cosa adquiere un nivel importante.
Y si es por la noche, a una veintena de metros de las olas, sentados en un taburete en plena arena, con "chanclitas", bermudas y una camiseta y "al ladito" de casa... en fin, para que les voy a contar.
Sobre el lugar.
Simplemente decir, que sigue con sus estándares de calidad, que Pencho tiene "buena mano" y que los camareros y cocina trabajan todos como una buena maquinaria engrasada.
El género siempre es de primera y si se piden las cosas con tino no tiene porque salirte cara la visita.
Para mi es un autentico privilegio y un lujo a mi alcance, tenerlo cerca y poder disfrutar de este entorno, por lo menos, unos días al año.
Para todo lo demás... está Trip Advisor.
Blanco dEnguera 2013.


En cuanto a Blanco dEnguera 2013, una sorpresa.
Lo pedimos con ganas de catar algo diferente.
Y "sin perjuicio" de los otros excelentes caldos -ya catados por aquí- que también le iban que ni al pelo a la cosa, como el muy noble Gessamí del Penedés
Y vaya si era diferente.
Es un blanco procedente de la comarca de la Vall dels Alforins, tierra de "caliza blanca"lo que da una reserva de humedad importante que deja "sobrevivir" a la vid.
Al parecer usan un variedad autóctona (Verdil) acompañada de Chardonnay, Sauvignon Blanc y Viognier.
Por lo que he podido leer, las uvas se enfrían en cámara y posteriormente se prensan (cosa nada extraña últimamente con estos "nuevos" blancos, al parecer).
Fermentan a baja temperatura... y un par de meses en roble nuevo.
Tras ello, otro mes de "battonage",
El resultado es mucha cremosidad y aromas muy volátiles.
Casi perfumes (a algunos les puede llegar a resultar excesivos)
Pero a mi... me sorprendió.

A LA VISTA:
Amarillo pajizo.
Muy pálido.
Algún reflejo verdoso, muy leve.
Tiene "lagrima" evidente. Y elegante.

EN LA NARIZ
Aromas florales intensos.
Fruta verde, manzana, pera.
Y algo más. Algo casi "perfumado".
No sabría decirles
Quizá... ¿lavanda...?

EN LA BOCA
Fresco.
Muy complejo. Muchos matices.
Graso.
Se nota la vainilla de la madera.
Pese a su fragancia y "floralidad" tiene ese "toquecito" amargo al final que lo equilibra y le da un trago mas largo.
Mejorará con el tiempo en botella, seguro.

MARIDAJE:
Quesos no muy curados, verduras, ahumados poco "vehementes", carnes blancas, algunos arroces suaves.
Y pescado y marisco, por supuesto.
Pero con matices, dada su intensa fragancia.

En fin.
Comunidad Valenciana.
Si no existiera... habría que inventarla.
Blanco dEnguera 2013.


Blanco dEnguera 2013.


Fuente: este post proviene de Patarran Tran Tran, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: LugaresVinos

Recomendamos