comunidades

Análisis e interpretación de: Plato con limones, cesta con naranjas y taza con una rosa de Francisco de Zurbarán

Aula Cultural



Artista Francisco de Zurbarán

Título Plato con limones, cesta con naranjas y taza con una rosa

Formato Óleo sobre lienzo



Tamaño 24-1/2 x 43-1/8 in. (62.2 x 109.5 cm)



Movimiento Siglo de Oro español



Contexto de Plato con limones, cesta con naranjas y taza con una rosa de Francisco de Zurbarán

Esta extraordinaria pintura de Zurbarán, la única naturaleza muerta firmada y fechada por este gran maestro de la escuela de Sevilla, ha sido ampliamente admirada como una obra maestra del género. Para los católicos españoles devotos en el siglo XVII, los objetos aparentemente humildes representados aquí contenían un significado religioso significativo. La ubicación medida de los tres motivos, por ejemplo, se habría entendido instantáneamente como una alusión a la Santísima Trinidad. La pintura también ha sido interpretada como un homenaje a la Virgen, con las naranjas, sus flores y el vaso de agua que simboliza su pureza, y la rosa sin espinas que se refiere a su Inmaculada Concepción.

Análisis de la obra

Zurbarán describió el carácter físico de los objetos y el espacio en el que habitan, con un enfoque y habilidad incomparables. Al modelar las cidras amarillas de piel áspera con toques verdes y rojizos, sugiere la protuberancia y el peso de la fruta. La disposición de las hojas de color naranja crea un ritmo de luces y sombras, que se repite en las superficies reflectantes de las placas de peltre. Presentada como una pieza tranquila y meditativa dentro de un espacio poco profundo, mínimamente descrito, esta naturaleza muerta evoca una intensidad mística que trasciende el tiempo en su atractivo.

Aunque pintado con naturalismo meticuloso, este grupo de objetos comunes tiene algo único y misterioso. Silueteados contra la oscuridad por una luz brillante, casi sobrenatural, los motivos parecen estar suspendidos ante nosotros como objetos de meditación. Colocados con infinito cuidado, guían nuestros ojos rítmicamente de izquierda a derecha: la punta de un limón apunta hacia la rama florecida que corona la hermosa canasta de naranjas. Las flores y las hojas nos guían hacia el plato de peltre con su copa blanca y una rosa.

Esta notable pintura del artista español del siglo XVII Francisco de Zurburán es su única naturaleza muerta firmada y fechada. En realidad, puede ser una evocación mística de la Virgen María. Las naranjas y los azahar simbolizan su pureza y castidad. La taza de agua y la rosa de tallo liso también aluden a su pureza y amor. A la Virgen a menudo se la refería como una rosa sin espinas. La copa, llena de agua, simboliza su papel como el recipiente puro y sin pecado digno de llevar al hijo de Dios.

Este simbolismo se habría entendido instantáneamente en las comunidades monásticas que generalmente encargaban las obras de Zurburán. Sin embargo, la grandeza de la pintura radica en la capacidad del artista para dotar a estos humildes objetos de un aura de profunda espiritualidad.

Vídeo explicativo de Plato con limones, cesta con naranjas y taza con una rosa de Francisco de Zurbarán



Obras relacionadas: Análisis e interpretación de: Plato con limones, cesta con naranjas y taza con una rosa de Francisco de Zurbarán





Análisis e interpretación de: Plato con limones, cesta con naranjas y taza con una rosa de Francisco de Zurbarán





Fuente: este post proviene de Aulacultural.es, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos