comunidades

Wild Guns: El salvaje Oeste en tu navegador.

Wild Guns nos traslada a los tiempos en los que los búfalos dominaban las praderas del Oeste, allí donde indios, cowboys y mejicanos luchaban por la posesión de unas tierras que todos reclamaban para sí. Ahora ha llegado el momento en que tú elijas un bando y seas uno de esos conquistadores que, ya sea armado con un Winchester 73 o con un arco y unas flechas, te lances a derrotar a todos tus enemigos. ¡Es tiempo de conquistar la pradera!

Colonizando la pradera

Si alguna vez has jugado a un juego multijugador online de estrategia como Travian o Ikariam, seguro que el funcionamiento de Wild Guns te resultará muy familiar ya que el modo de desarrollar las poblaciones o entrar en combate es prácticamente idéntico al de otros juegos de similar temática.

La principal diferencia que este título establece con respecto a éstos se encuentra en su temática. Wildguns se aleja de luchas medievales o reinos de fantasía, y el jugador se sitúa en el lejano oeste, pudiendo elegir entre cowboys, mejicanos o indios.

Las naciones


Cada uno de estos grupos tiene unas características singulares que lo diferencian del resto. Los cowboys están especialmente orientados hacia la defensa y tienen un bonus a la hora de conseguir recursos, mientras que los indios ofrecen justamente el estilo opuesto de juego, apostando por movimientos más rápidos que les permitan lanzar de improviso eficaces ataques. Por su parte, los mejicanos, resultan muy equilibrados, destacando entre sus cualidades el hecho de poder desenvolverse de ambas formas.

Al comienzo de la aventura empezaremos con un pequeño poblado que tendremos que ir desarrollando poco a poco hasta lograr establecer una ciudad defendida por un potente ejército.

La dinámica del juego es muy fácil de seguir incluso para jugadores principiantes, pues gracias a su detallado tutorial resulta muy sencillo dar los primeros pasos en lo referente a búsqueda de materias primas o creación de unidades militares. El jugador recibe recursos extra al completar algunas tareas básicas, a partir de las cuales ya estaremos en disposición de desarrollar nuestro poblado. Además, cada jugador que entra por primera vez en el mundo de Wild Guns cuenta con la ventaja de tener un período de protección de siete días, tiempo más que suficiente para armar nuestra ciudad y prepararla para lo que se nos viene encima.

Estableciendo el poblado en Wild Guns

Como la mayoría de juegos multijugador online, los recursos son la clave en Wild Guns. Hay cuatro recursos básicos: grano, madera, hierro y arcilla. Todos ellos juegan un papel fundamental en el desarrollo de nuestra ciudad, aunque es sin duda el grano el que tiene un lugar más destacado, puesto que es necesario para mejorar edificaciones así como para conseguir nuevas tropas.

En lo referente a las estructuras que se pueden construir, existen tres grandes grupos. En primer lugar estarían aquellas relacionadas con la producción de recursos tales como minas o granjas. En los niveles de desarrollo más avanzados, estas edificaciones se amplían a estructuras más complejas como panaderías y aserraderos que aumentarán exponencialmente la producción de éstos.

pueblos en wild guns


Por otro lado estarían las infraestructuras relacionadas con el almacenamiento o la economía de la ciudad, como por ejemplo el mercado, los graneros, las embajadas o los escondites. Las embajadas resultan especialmente importantes puesto que permiten al jugador unirse a un clan y formar parte de un equipo, lo cual dota a nuestra aventura en Wild Guns de muchas más posibilidades de desarrollo.

En este tipo de construcciones merece pararse un momento a destacar la importancia del mercado, ya que será desde aquí donde se podrán entablar relaciones comerciales con otros jugadores. La forma esencial de comercio en Wild Guns es el trueque, de manera que cualquier jugador podrá, en este espacio, ofrecer ciertas cantidades de recursos a cambio de otros que le resulten necesarios en ese momento.

Por último estarían las edificaciones militares, como barracones, establos, empalizadas o tabernas. El rol de esta última es realmente curioso, ya que gracias a su producción de whisky conseguiremos que aumente la lealtad de los habitantes de la ciudad.

A la conquista del Oeste

Una de las características que hace más atractivo a Wildguns es que las tropas de cada nación tienen sus propias particularidades, primando en unas el ataque y en otras la defensa. Así, los cowboys y los mejicanos pueden construir cañones con los que destruir las edificaciones enemigas, pero no así los indios, que han de conformarse con lanzar flechas incendiarias.

Aun así, los tres pueblos cuentan con los mismos grupos de tropas: infantería, caballería, artificieros y una unidad específica de expedicionarios que permiten descubrir y colonizar nuevas tierras en las lejanas praderas del Oeste.

Además, para los jugadores novatos, Wild Guns incorpora un simulador de batallas en el que es posible ver en acción a las diferentes tropas y conocer con detalle cuáles son esas características propias antes mencionadas.

Desde el mapa de juego es posible observar las ciudades que han construido otros jugadores o grupos de jugadores, algo que resulta de gran utilidad a la hora de conquistar nuevos territorios, ya que nos permite optar por expandirnos hacia terreno desierto o bien atacar dichas ciudades y tomar posesión de sus recursos, para lo cual no quedará más opción que batallar contra las tropas enemigas que las defienden.

Tropas disponibles en Wild Guns


De cualquier modo, hay que señalar que la conquista del territorio virgen no es ni mucho menos una tarea sencilla. Bestias salvajes y ladrones controlados por inteligencia artificial pueblan esas áreas de terreno y no nos pondrán fácil el hacernos amos y señores del territorio.

Es precisamente en esas zonas salvajes donde los jugadores podrán encontrar los llamados artefactos. Se trata de objetos pueden utilizarse en los ataques a ciudades enemigas si bien éstos pueden tener tanto un posible efecto positivo como negativo. Un artefacto es capaz tanto bajar las defensas y los niveles de producción de las ciudades enemigas, como de revitalizarlas incrementando su potencial defensivo, por lo que antes de usarlos hay que valorar muy bien cuáles son las posibles consecuencias.

Los artefactos no pueden usarse para intentar mejorar las defensas de nuestra ciudad, y en el caso de que nuestro poblado sea objeto de un ataque, es posible perder todos aquellos que hayamos ido encontrando en nuestras expediciones de colonización y que tengamos almacenados.

Si se da el caso de que un jugador decide abandonar su partida de Wild Guns, su ciudad pasa a convertirse en un refugio de bandidos, pudiendo ser ocupada por otros jugadores por medio de una expedición de colonización.

Algunos consejos finales

Para aquellos jugadores que nunca hayan probado un título parecido, lo mejor es empezar despacio, leyendo el manual y siguiendo el tutorial antes siquiera de haber puesto una piedra en su ciudad.

Los foros oficiales de Wild Guns son una magnífica herramienta para aprender a conocer la dinámica del juego y están llenos de buenos consejos sobre cuáles deben ser nuestros primeros pasos cuando iniciemos una nueva partida.

Lo más importante es empezar por asegurar los recursos, ya que son fundamentales para ir logrando avanzar en el desarrollo de nuestra ciudad, además de que colaboran en la fabricación de tropas, que es especialmente costosa.

Resulta aconsejable aprender a manejarse con desenvoltura en el mercado, ya que es la manera más sencilla y rápida de adquirir aquellos recursos que de otra manera nos resultarían especialmente difíciles de conseguir.

Además, desarrollar lo más antes posible un buen escondite para los recursos, nos evitará muchos disgustos ante posibles ataques.

Entrar en un clan es otra buena recomendación. Los jugadores que deciden desenvolverse por su cuenta en Wild Guns tienen difícil sobrevivir más allá del período de protección de siete días si no cuentan con la protección de un buen grupo tras ellos. Las amenazas son muchas y variadas, y es complicado que un jugador inexperto sea capaz de hacer frente a todas con éxito.

Y por último, lograr desarrollar el edificio central de la ciudad debería ser una prioridad, ya que sólo así se logrará reducir el tiempo de espera para finalizar las construcciones.

Conclusión

Wild Guns es un título muy atractivo principalmente por dos razones: es muy jugable y altamente divertido.

Su menú de control está muy bien diseñado y los gráficos son atractivos para un juego de estas características. El único punto negativo en el apartado técnico que cabría señalar es la ausencia de sonido.

El hecho de que los jugadores noveles puedan beneficiarse de un período de protección de siete días tras iniciar su partida permite aprender a manejar en profundidad el juego antes de entrar en contacto con el resto de jugadores, los cuales seguro que están deseosos de darle una “cálida” bienvenida al indefenso novato.

jugar gratis


La entrada Wild Guns: El salvaje Oeste en tu navegador. aparece primero en IocumOnline.

Fuente: este post proviene de Iocum Online, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Pirates: Tides of Fortune

Si eres fan de Jack Sparrow y la saga de Piratas del Caribe, ahora tienes la oportunidad de ponerte en el pellejo de un auténtico bucanero y saber lo que se siente al sembrar el terror en los 7 mares ...

Qué debes saber de Angry Birds Fight

Angry Birds Fight es un juego interesantísimo que combina la modalidad de juegos tipo Candy Crush Saga con el estilo Roll Playing Game. Este juego nos lleva a través de diferentes islas japonesas, dul ...

Cómo disfrutar al máximo Sonic Dash 2

Sonic es un personaje legendario de Sega y ahora está disponible en un juego de plataforma Endless Running para dispositivos móviles. Este juego tiene mucho que ofrecer. Si te preguntas cómo disfrutar ...

Tres trucos para jugar Pou

Pou es un juego de aventura similar a lo que eran los Tamagotchi en los 90´s. Este juego consiste en una mascota virtual, una roca para ser precisos, y puedes cuidarla y personalizarla obteniendo mone ...

Etiquetas: Juegos de navegador

Recomendamos