comunidades

Book Tag: Los siete pecados del lector

Queridas y queridos amantes de la lectura...



Hacía ya bastante tiempo desde mi último book tag y hoy traigo uno que originalmente se llamaba "book tag de Harry Potter" y que yo he modificado bastante pues estaría repitiendo libros que ya os he recomendado otras veces. Quiero dar las gracias a FantaseandoEntreLibros por la nominación ¡anda, haz click en el blog y déjale un comentario!

1- Prestar tus libros:

Sé que le presté a alguien mi Ensayo sobre la lucidez de Saramago ¿a quién? ya ni me acuerdo, lo que sí sé es que no ha vuelto y con él otros muchos pero esos sí los tengo localizados. ¿Conclusión? Nunca prestes tus libros.

2- Guiarte solo por la portada:

Hay libros preciosos pero ¡cuidado! algunos pueden ser una trampa mortal, pueden aparentar una cosa y luego ser otra distinta. En mi caso, pensé que estaba leyendo una novela de miedo y resultó que el argumento principal era el bullying.

3- Comer mientras lees:

Sobre todo si es algo pringoso o que se pueda derramar. A no ser que no te importe ver después los cercos de la taza de café en medio de una página. Hay gente que le encuentra cierto encanto.

(Este libro no tiene nada que ver pero como no tengo ninguno sucio...)

4- Terminar un libro que no te está gustando

Seamos prácticos ¿para qué? Abandónalo, regálaselo a alguien y sigue con tu vida, nadie te obliga a terminarlo. Y lo mismo con las sagas, si no te gusta, deja de leerla, como me pasó a mí con Muerto hasta el anochecer, aunque me encantó la serie, el libro no terminó de gustarme.

5- Escribir en tu libro

A no ser que te encante hacer anotaciones o que se trate de la firma del autor, ¿por qué vas a querer estropear tu libro? sé que ya lo has comprado y no tiene sentido tenerlo inmaculado como si de un objeto de museo se tratara pero quizás quieras leerlo de nuevo y no te gustará verlo tan estropeado. Yo no he escrito en este libro, pero la protagonista sí y os lo recomiendo muchísimo ya que no sólo está "escrito a mano", contiene fotos, flores, muchos recuerdos, e incluso aparenta estar quemado. Cuando es ficticio me encanta que esté "estropeado".

6- Doblar las páginas en lugar de usar un marcapáginas

Lo mismo que sucede con el caso anterior, al doblar las páginas se van estropeando y quizás quieras vender ese libro y su siguiente dueño no lo querrá irreconocible ¡piénsalo! Hace unos años compré este libro cuya contraportada estaba mordida por un perro, así que, le recorté esa esquina y ahora le falta ese trozo pero se puede leer perfectamente, quizás por ese mordisco solo me costó 20 céntimos.



7- Dejarte llevar por las modas:

Me niego a leerme un libro sólo porque se ha puesto de moda, me leo la sinopsis, consulto unas cuantas reseñas y si no me convence, ya pueden dejármelo gratis que no me lo leeré solo por moda. Las famosas 50 sombras las venden como un libro de maltrato y sado pero después de ver la película constaté que en realidad sólo es una historia de amor en plan fantasía exagerada demasiado cursi y no me convence.

Voy a nominar a VolandoEntreLibrosAbiertos y a quien esté interesado, sólo tenéis que confesar si habéis cometido estos pecados o no y con el tag quedaréis libres de culpa, añadir una imagen del libro que haya padecido tal pecado y podéis ir en paz.

¿Y tú? también cumples con estos "mandamientos" o tienes tu propio estilo, cuéntamelo en un comentario o bien llévate el tag a tu blog ^^ Besitos de caramelo.

Fuente: este post proviene de Diario de una Chicka Lit, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos