comunidades

Esas pequeñas cosas

Pequeñas cosas que hacen la vida especial

Hola a todos y bienvenidos un día más. ¿Qué tal ha ido el finde? El mío muy bien. Hemos tenido un tiempo horrible pero he paseado bajo la lluvia y he ddescansaddo, que llevo unos días algo complicados.

Últimamente me ha dado por recuperar secciones(el rosco de cine, por ejemplo) y con estos días de lluvia y viento me apetecía hacer un post que hace tiempo que no hago; "Esas pequeñas cosas", es una sección ara compartir cosas bonitas y que me encantan.

Os dejo aquí el enlace a la última vez que publiqué uno y ahí tenéis, si os apetece, el enlace a otros post de este tipo.

Y ahora sin más rollo, empezamos.

Lo primero que quiero decir es que no voy a decir las típicas cosas como darme un baño, pasear a la orilla del mar o leer un libro junto a la chimenea, eso nos gusta a todos, me refiero a cosas sencillas pero un poco más originales.

-Me encanta coger flores cuando voy a pasear y meterlas en algún libro o libreta(entre papel de seda o aunque sea un folio para no manchar el libro) y tiempo después encontrarla. Hace poco encontré una mimosa en un libro de 3º de BUP, y además recuerdo claramente cuando y donde la cogí.

flores


-Adoro salir muy temprano de casa, sin que apenas haya comenzado el día, y charlar y pasear entre las brumas del amanecer para darnos cuenta, de repente, de que la mañana avanza y todo parece llenarse de vida. Y si a mi lado pasan niños que van al cole, dejando un rastro de colonia infantil a su paso, eso ya es lo más.

- A veces, en tardes de invierno, busco en Internet reportajes antiguos o viejas noticias. Últimamente he encontrado cosas de mis hijos que, o bien no había visto o no recordaba. Y hace nada encontré una foto de mis padres, mi marido, mi hermana y yo viendo a mis hijos en el Concierto de Navidad. Fue muy emocionante.

familia

Estamos todos y fue muy sorpresivo

-Soy fan de compartir paraguas. Salir a pasear bajo la lluvia con mi marido, compartiendo paraguas, risas, y quizás una mojadura, es una de mis tradiciones del invierno. Me encanta y me recuerda a la etapa de novios, mi suegra lo encontraba muy tierno.



-Me parece muy guay comprar, de vez en cuando, cosas que nos recuerdan a nuestra juventud y nos dan buen rollo. Hace poco lo dijo Noelia en un vídeo y es así. Mi hermana y yo a veces compramos colonias o perfumes que nos recuerdan a esa etapa, y hace poco compramos un bolso mochila muy parecido a uno que tuve y que llevé a Londres de viaje de estudios. Eso sí, la nostalgia dura un rato, luego volvemos al presente.

-Una de esas pequeñas cosas que encuentro fascinante es leer viejos periódicos que envuelven cosas. Me explico. Las figuras del Belén, los objetos frágiles que dejo años en el trastero y de repente quiero recuperar, cosas que he llevado a la finca envueltas en periódico para proteger y que no he sacado del envoltorio...esas cosas, cuando las desenvuelvo tiempo después están llenas de noticias que ni recordamos. No hace mucho vi una entrevista a la presentadora de telediario Letizia Ortiz. Era en la última página de un periódico local que entrevistaba a asturianos conocidos y ni por asomo era novia del entonces príncipe. Quien iba a imaginar que llegaría a reinar.

-Me gusta ver pelis o leer libros en lugares donde me meta en situación. De pequeña leía los libros de Los cinco en un lugar agreste y lleno de mar embravecido que me hacía viajar a Inglaterra. Orgullo y Prejuicio lo leo en un paseo con ondulantes colinas que me lleva a Pemberly y cuando voy de vacaciones llevo obras relacionadas(releí Drácula en Rumanía).

Con las pelis es más complicado pero hace unos años nos fuimos a un bosque espeso y siniestro, un día de mucha lluvia, a ver The Walking dead(en el portátil, claro, en el coche no tenemos tele). Y en la finca familiar, una noche cuajada de estrellas vimos Contac, que en su día nos encantaba. Esta vez si fue en la tele pero al aire libre, sacamos la tele con alargadores y nos montamos un cine de verano.

banco-molon


-En invierno me gusta estar en casa, de noche, con batas de esas acolchadas, calentitas y chulas. Ahora tengo dos: una morada con un perrito y otra con nubes verdes y blancas. No sé como lo hago pero me mancho mucho, así que las lavo con frecuencia. Pues en vez de gustarme que huelan a limpio(que también), me encanta que huelan a colonia fresca. Cada día, de vez en cuando, me echo un poco de colonia fresca y cuando llego a casa o salgo de la bañera y me las pongo huelen a colonia. Ahora estoy con una que se llama Bien-etre que huele a limón, tomillo y romero, a mi querida Provenza y que me regaló mi hermana en un ataque de nostalia pues la usábamos de pequeñas.

bien-etre

Esta colonia la comprábamos siempre en Oviedo, huele a infancia

-Y para no hacer el post eterno diré que adoro ir al autocine a contar estrellas. Que voy a muchos sitios donde se ven de maravilla, pero en el autocine, con los nervios de la peli, las ganas de pasarlo bien y la ilusión...las estrellas parecen más brillantes.

autocine

No se ven las estrellas en esta foto pero estar...están

Y por hoy lo dejamos aquí. Mil gracias por leerme y nos vemos en el próximo post, que será el jueves reflexivo.

Muy feliz martes a todos.

Fuente: este post proviene de Pequeños trucos para sobrevivir a la crisis , donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos