comunidades

Turismo en Jerez de los Caballeros, Badajoz

La ciudad de Jerez de los Caballeros está estratégicamente situada en un altiplano que domina la Vega de Ardila. La comarca ya estaba habitada en la prehistoria como reflejan los monumentos megalíticos hallados en sus alrededores (dólmenes de Valcabado, La Granja, Palomilla y Toriñuelo).



Historia de Jerez de los Caballeros

Se supone que la ciudad fue fundada por colonizadores de Tartesos o fenicios, aunque comenzó a adquirir notoriedad a partir del siglo III a.C con la ocupación romana, que dejó vestigios significativos, como el mosaico de la villa de Pomar o el Puente Viejo.

La ciudad no perdió importancia con la llegada de los visigodos, de cuya presencia quedan vestigios, como la columna de la iglesia de Santa María de la Encarnación.

Durante la ocupación musulmana vivió una época de esplendor, como refleja las crónicas del El Idrissi (1100-1165), que hablan de ella como una de las más importantes ciudades de Extremadura.

No obstante, la ciudad cayó en una decadencia de la que no salió hasta la conquista castellana, a cargo de Alfonso IX de León en 1230. El rey entregó Jerez a los Caballeros Templarios, que devolvieron a la ciudad parte del esplendor perdido y la convirtió en capital del bayliato de Xerez. Disuelta dicha orden en 1312 por bula del Papa Clemente V, el castillo de Jerez se convirtió en último lugar de residencia de los templarios, hasta que cayeron derrotados.

Durante unas décadas, la ciudad pasó a ser realengo, es decir, a depender directamente del rey, hasta que en 1370 fue donada a la Orden de Santiago que le dio ya el nombre de Jerez de los Caballeros y la convirtió en cabeza de partido de la orden, en pie de igualdad con las ciudades de Mérida y Llerena.

Alcazaba de Jerez de los Caballeros


Visitas que no debes perderte en Jerez de los Caballeros

Exceptuando la ciudad de Mérida, tan pródiga en monumentos históricos, y con permiso de Trujillo, Jerez de los Caballeros es tal vez la ciudad que atesora un mayor patrimonio arquitectónico de Extremadura.

La silueta de Jerez de los Caballeros que se recorta en el cielo extremeño es la de su recinto amurallado coronado por la imponente alcazaba árabe reformada por los Caballeros Templarios. La muralla, obra también de la Orden del Temple, está construida en mampostería, con uso de sillares desde granito en los ángulos para reforzar la estructura.

Las torres de defensa, circulares, están integradas en la trama urbana. El recinto tenía seis puertas, de las que se conservan cuatro, dos parcialmente, la de Santiago y la de Alconchel, y dos en buen estado, la puerta de la Villa, con sus tres arcos, y la de Burgos, que debe su nombre no a la capital castellana, sino al vecino Burguillos del Cerro, que es su momento agrupaba una serie de aldeas o burgos.

Castillo de Jerez de los Caballeros, Badajoz


El Castillo de los Templarios

El Castillo de los Templarios fue construido en el siglo XIII y sobre una alcazaba árabe, integrado en la muralla de la ciudad. En 1471 sufrió una importante remodelación después de las guerras dinásticas que asolaron aquellas tierras durante el siglo XIV.

Destaca en la torre de homenaje llamada Torre sangrienta, pues allí fueron degollados por orden de Fernando VI los últimos resistentes templarios.

La ciudad tiene buen número de notables edificios religiosos. La iglesia de Santa María de la Encarnación es la más antigua, como atestigua una columna visigótica que establece su consagración en el año 556, aunque el actual edificio fue construido en el siglo XVI, con intervenciones barrocas del XVII. Es un edificio de estilo gótico-renacentista, muy macizo, con tres naves separadas por gruesas columnas, y ábside.

La iglesia de San Miguel Arcángel fue construida entre los siglos XV y XVIII. Destaca ella la grácil torre campanario, de base granítica y cuerpo de ladrillo, con una delicada decoración barroca.

Por lo que respecta a la arquitectura monástica, está representada por los conventos de la Gracia (siglo XV), y el de San Agustín, en la actualidad reconvertido en Oficina Municipal de Turismo.





La Torre Sangrienta

En reconocimiento a la ayuda aportada en la reconquista de la villa de seres por los Caballeros Templarios, Alfonso IX la dono al temple. En el año 1312, a instancias de Felipe IV de Francia, el Papa Clemente V promulgó una bula que disuelve a la orden y sus máximos dignatarios fueron ejecutados en París. En Castilla, el soberano Fernando III los con vino a entregar sus posesiones y a disolverse. Los caballos de Jerez se negaron a ello y se recuperó en el castillo. Asediados por las tropas reales, se vieron acorralados en la torre del homenaje, donde fueron vencidos y degollados uno a uno. Desde entonces, se llama La Torre sangrienta.

Fuente: este post proviene de Viajero Turismo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Empezamos comentando las facilidades que tenemos para desplazarnos a la capital del país, ya que vamos a encontrar Vuelos a Madrid, desplazamientos por carretera en coche o tren, con un gran número de ...

Madrid se ha convertido en una de las capitales europeas más solicitadas para las escapadas turísticas. Una ciudad abierta con mucha historia a sus espaldas, números destinos que visitar, actividades ...

Recomendamos