El Ukelele Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

The Mystery Lights – Too Much Tension!

The Mystery Lights continúan explorando en Too Much Tension! los sonidos de su álbum homónimo publicado en 2016. Too Much Tension! es otro gran disco de garage ácido.

Los sonidos van y vienen, pero parece que la psicodelia permanece. Bien escondida bajo el rock garagero de este Too Much Tension!, bien bajo amplias capas de pop o también a la sombra del enorme campo electrónico, pero, en cualquier caso, cada año el metagénero nacido en los 60 recibe nuevas dosis de pureza.

The Mystery Lights, en Too Much Tension!, han llegado un paso más allá que en su predecesor. Está claro que no se sale de los cánones de la banda, pero este LP aporta nuevos sonidos y fórmulas al arsenal del quinteto establecido en Queens. De igual manera, a veces, la mayoría de veces, a decir verdad, basta con una guitarra, un bajo, una batería y un teclado, solamente hay que tener un buen sentido de la melodía y actitud. La banda tiene todo esto y más, porque su mezcla de garage, psicodelia, blues y soul, expresada a través de guitarras borrosas, bajos potentes y teclados etéreos, además de arreglos por momentos extravagantes, demuestra que su talento para el cherry picking, ¡qué cerezas trae este disco! Cálidas, bailongas y genuinas cerezas neoyorkinas.

Uno de los grandes pasos adelante de la banda ha sido el grabar con Wayne Gordon, quien ha trabajado con Mark Ronson o King Gizzard & The Lizard Wizard entre otros muchos, y que ha puesto su grano de arena para que Too Much Tension! suene aún mejor, evitando el ser un simple avatar sesentero, un disfraz que lo deje todo a la vista con los primeros haces de luz. No hay que olvidar que el disco ha sido editado por Wick Records, filial del sello Daptone, y que la grabación tuvo lugar en los reputados estudios Daptone House of Souls. El resultado es LP que imita un directo, que no se permite apenas respiros –aunque alguno hay–, y que se pasa media hora ametrallando las vicisitudes de la modernidad a toda pastilla, haciendo del baile el mejor desahogo. Si te gustan Strawberry Alarm Clock, The Chocolate Watch Band, The Seeds o The Sonics, esta es tu casa.

Too Much Tension! arranca con la tensión (valga la redundancia) de “Synthros“, una intro instrumental que muestra las armas de The Mystery Lights. Acto seguido, los focos se encienden para dar luz a una de las grandes estrellas del conjunto, el single “I’m So Tired (Of Living in the City)“. Las guitarras se ponen juguetonas con el tercer corte, la divertida “Can’t Get Through My Head“, que da paso a la misteriosa y desquiciada “Someone Else is in Control“. El pedal de freno hace acto de presencia para “Goin’ Down“, una pista de tintes blueseros que va desarrollándose hasta meterse en el movedizo terreno de la psicodelia. Justo en ese momento hace acto de presencia “Wish That She’d Come Back“, una balada sesentera que termina por transformarse en todo un viaje. “Thick Skin” consigue que Too Much Tension! recupere el ritmo a base de ritmos machacones y de arreglos tan sencillos como llamativos. El corte homónimo hace acto de presencia en octavo lugar con una guitarra repetitiva y adictiva salpicada por efectos marcianos. Toda una feria sonora. “Watching the News Give Me the Blues” vuelve a mostrar la cara más calmada y reflexiva de The Mystery Lights, permitiendo que el grupo se luzca en la que es una de sus mejores canciones. “It’s Alright” hace prever que el final está cerca (el título no puede ser más adecuado) y muestra a la banda más desnuda que nunca. La fiesta acaba por todo lo alto con “Traces“, un artefacto de combustión lenta que va ofreciendo brillantes fogonazos hasta que la oscuridad se cierne sobre el escenario Too Much Tension!

The Mystery Lights han vuelto a fabricar un artefacto atemporal que trasciende lo meramente sesentero. Los ecos soul, los pildorazos psicodélicos y la elegancia bluesera hacen de Too Much Tension! un álbum en apariencia vintage, sí, pero que abarca de forma extensiva una época profunda en registros, por lo que en ningún momento se hace repetitivo, ni mucho menos aburrido. Muchas veces no hace falta inventar nada, sino que basta con hacer las cosas bien, y The Mystery Lights son unos artesanos de muchos quilates. Larga vida a la psicodelia.



The Mystery Lights – Too Much Tension!

Fuente: este post proviene de El Ukelele, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos