WomanToSantiago Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Pontedeume



   

   Éramos un grupo de tres peregrinos aquella mañana de agosto. Tres amigos haciendo el Camino Inglés. Nuestro segundo día caminando desde Ferrol, cuando un tupido bosque desde hacía horas nos había hecho perder la visión del mar.

   We were a group of three pilgrims that morning of August. Three friends doing The Camino Inglés. Our second day walking from Ferrol, when a thick forest had made us lose the vision of the sea since hours ago.

   Sabíamos que estaba muy cerca, y cuando menos lo esperábamos nos descolgamos sobre la inmensa playa de Cabanas. Extenuados, nos sentamos durante más de una hora en la arena sin apenas dirigirnos la palabra, simplemente oteando el horizonte y la ladera del monte donde se asentaba Pontedeume.

   Salvamos su puente sobre la ría de mar para llegar al pueblo, nos adentramos en su casco antiguo y nos despedimos de nuestro tercer amigo. Allí acababa su viaje. Las heridas de sus pies no cicatrizaron con éxito, o quizá intuyó el pequeño paraíso que en agosto este pequeño enclave costero le guardaba.

Pontedeume. (Camino de Santiago Inglés)







   We knew that it was very near, and we bring suddenly ourselves down on the immense beach of Cabanas. Exhausted, we sit during more of one hour on the sand without hardly addressing us a word, simply scanning the horizon and the slope of the mount where Pontedeume settled.

   We cross its bridge over the sea estuary to arrive to the village, we go into its old town and one of us had to say goodbye. There he finished his trip. The wounds of his feet did not heal up successfully, or perhaps he sensed the small paradise that in August this small coastal enclave kept for him.

Pontedeume. (Camino de Santiago Inglés)























Photography by Woman To Santiago







Share / Comparte