Blog de blogueroviajero Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Rafting en la provincia de Valencia

Desde Albarracín hasta Cofrentes, donde termina hermanado con el Júcar, el río Cabriel es uno de los espacios fluviales más hermosos que podemos disfrutar de todo Valencia. Al mismo tiempo, este tesoro natural de 220 kilómetros de longitud, también es un atractivo para los amantes de los deportes náuticos extremos como el canotaje y el rafting.

Al respecto de este último, el río Cabriel ofrece una oportunidad exquisita para aventurarnos sobre sus aguas a bordo de una embarcación, y gracias a los diferentes niveles que presenta a lo largo de su extensión, podremos disfrutarlo igualmente si asistimos con niños, familias numerosas, amistades, o incluso, como motivo muy especial para una escapada romántica.

¿Quieres adentrarte en las aguas cristalinas del río Cabriel? Acompáñame y responderé a todas tus preguntas de la mano de aventura-valencia.com, portal de la empresa Ruting, empresa líder en rafting en Valencia en el río Cabriel. 

¿Qué es el rafting? El rafting es una modalidad deportiva que consiste en descender por el cauce de un río a bordo de una embarcación. Básicamente, la complejidad de esta actividad puede ser determinada a partir de la corriente del río. Para el caso del río Cabriel, existen tramos que oscilan entre los niveles II y III, logrando alcanzar en algunos puntos hasta el nivel IV. Esto puede traducirse como de complejidad media a baja, con olas ocasionales que no superan el metro de longitud y pequeños remolinos de agua.

¿Quién puede practicarlo? Pues cualquiera que desee probar algo diferente y sobre todo, muy electrizante. Tanto si decides asistir con tus colegas del trabajo, amistades del cole o familiares, el rafting es una opción con la que no podrás fallar si deseas divertirte de un modo sano y seguro. Como motivo de celebración para cumpleaños, aniversarios, o despedidas de soltero, el rafting también es ideal.

¿La mejor época del año? El río Cabriel puede ser disfrutado durante todo el año. No obstante, entre los meses de abril a septiembre el caudal es mucho más abundante, lo que nos permite abarcar un recorrido mucho más amplio. Fuera de este período, el río también ofrece escenarios muy propicios para practicar no sólo el rafting, sino también el piragüismo.

¿Cuánto dura la actividad? Generalmente, el rafting tomará entre dos y cuatro horas, teniendo en cuenta la época del año, el nivel de complejidad y el tramo del río elegido para practicarlo.

¿Qué necesito para practicarlo? Para deleitar tus sentidos con una sesión de rafting sólo necesitas tres cosas: zapatillas de cordones (que se puedan mojar), protector solar, y por último, unas ganas incontenibles de divertirte a lo grande. Las empresas que brindan este tipo de servicios en la región, te proveerán de trajes de neopreno, cascos, chalecos salvavidas y hasta un guía profesional que te conducirá a lo largo del recorrido.

¿Qué recorridos existen? El río Cabriel comprende dos tramos importantes y muy populares para practicar el rafting. El primero de ellos es el tramo de Tamayo. Si eres nuevo en el mundo del rafting, éste se volverá tu punto de partida definitivo. El caudal generoso del tramo (nivel II y III) nos permitirá divertirnos a lo largo de sus 6 kilómetros de recorrido (2 horas), comenzando desde la antigua aldea de Tamayo. En general, este tramo se recomienda para todo tipo de público, y al encontrarse tan cerca de Valencia, puede tratarse de una escapada perfecta. Recomendación: Si asistes durante los meses de abril a septiembre, encontrarás un caudal mucho más emocionante.

Finalmente, nos referiremos al Descenso de las Hoces del Cabriel, por ser el recorrido más intenso que podremos experimentar en este río. El tramo se ubica a una hora de Valencia y apenas 2:30 horas desde Madrid. En cuanto a su extensión, cubre unos 20 km del río y se encuentra ubicado en una zona donde la naturaleza nos regala unas vistas estupendas. Para probar con este rafting, nada mejor que acudir en los meses de mayo a agosto, donde las sueltas de agua nos trasladarán desde el embalse de Contreras, pasando por el cañón de las hoces, hasta los Cuchillos del Cabriel. Los rincones y parajes del recorrido son realmente impresionantes, aunque tomarán más de cuatro horas para completarlo.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos