comunidades

«Niña del color quebrado, o tienes amor o comes barro»

las-meninas
¿Sabías que durante los siglos XVI, XVII y XVIII entre las damas de la corte española existía la costumbre de ingerir arcilla para prevenir embarazos y regular la menstruación?
La bucarofagia, la ingesta de barro, arena arcillosa o arcilla, además de aclararles la piel, dejándoles una tez clara y blanca, producía una opilación u obstrucción intestinal que provocaba la interrupción de la menstruación. La presencia de pequeñas cantidades de mercurio y arsénico en dichas piezas de barro también les producían efectos alucinógenos.
Dicho término proviene del búcaro, una vasija pequeña de barro rojo y oloroso que servía para refrescar y perfumar el agua. Una vez bebida el agua de su interior el recipiente de arcilla se comía a pequeños mordiscos. Entre los barros más utilizados para su fabricación estaban el de Estremoz, en Portugal, la comarca de Tierra de Barros, en Badajoz, y el estado de Jalisco y Chihuahua en México.
Normalmente se consumía una jarra de arcilla al día, de pequeño tamaño, como la que la dama de compañía María Augusta Sarmiento le ofrece a la infanta Margarita en el cuadro de Las Meninas de Velázquez. Durante siglos se creyó que el recipiente que la dama ofrecía a la infanta era de cristal, pero tras la restauración realizada en 1984 se descubrió que dicho recipiente era de cerámica. Revisando los escritos de clásicos como Lope de Vega, Quevedo o Zabaleta se descubrió la práctica de la bucarofagia descrita anteriormente y tan extendida entre la realeza española del siglo de Oro.

Fuente: este post proviene de Hornos de Leña Baratos, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos