comunidades

Mi negocio, mi seguro

Tener un negocio es algo muy importante y en lo que se invierte mucho dinero, mucho tiempo y mucho esfuerzo. Por estos tres motivos, es necesario contratar los seguros obligatorios que se van a hacer cargo de todas aquellas consecuencias producidas por un accidente y que puedan afectar a terceras personas o que provoquen daños materiales.

Hay muchos negocios, sobre todo los dedicados al ocio, en los que el tránsito de personas va a ser continuo, como pueden ser restaurantes, cafeterías o centro de ocio infantil. En este caso es obligatorio contratar un seguro de responsabilidad civil. Con este tipo de seguro vas a estar cubierto ante los posibles accidentes que dañen a terceras personas. En la web de segurosderesponsabilidadcivil, puedes encontrar todo lo necesario para la contratación de este tipo de seguros y así conocer las diferentes coberturas de cada uno y los precios para poder decidirte por aquel que más se ajusta a tu negocio y a tus necesidades.

Cuando una persona decide empezar con un negocio, tiene que saber que mucho de los seguros que se contratan son obligatorios, pero que también hay otros, que pese a no ser obligatorios, es recomendable contratar. Quizás debido a la gran inversión inicial al abrir cualquier tipo de negocio, en ocasiones, la gente decide no contratar un seguro que no es obligatorio. Desde este artículo, te recomendamos que no escatimes a la hora de contratar cualquier seguro, pues siempre contratarlo y gastar algo más de dinero, que después lamentarse en caso de ocurrir algo que además de grandes disgustos provoca grandes inversiones económicas.


 

Siempre se ha de pensar en la clientela que frecuentará el negocio. Es necesario estar cubierto con un seguro de responsabilidad civil ante posibles daños a clientes provocados por algún material en mal estado del local o incluso por daños provocados por otro cliente que está en el mismo sitio. Es posible que en un restaurante, de forma involuntaria, se sirva comida que está en mal estado, provocando una intoxicación alimentaria a uno o varios comensales. Si esto ocurre, esta gente afectada puede interponer algún tipo de demanda. Si sale adelante y se demuestra que ha sido así, el seguro de responsabilidad civil será quien se haga cargo de las indemnizaciones derivadas de esa sentencia judicial.

Además si tienes el negocio asegurado de forma correcta, si ocurre algún accidente como puede ser una inundación o un incendio, la reforma pertinente, será asumida por la compañía de seguros, siendo en este caso un mal menor lo ocurrido en el local.

Prácticamente todos los locales donde se encuentra un negocio, disponen de material de valor, o dinero en efectivo, por lo que pueden ser víctimas de robos. Si esto sucede, tanto los materiales robados, como los desperfectos ocasionados por los ladrones, serán repuestos y arreglados gracias al seguro.

SI te ha parecido interesante este artículo, sobre seguros de responsabilidad civil, en la portada de mi blog puedes leer más, no dudes en visitarla

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos