comunidades

Los aghoris: la secta canival india que vive en cementerios y crematorios.



Los aghoris son una secta india que vive al margen de la sociedad, normalmente se les encuentra en los alrededores de los campos de cremación y cementerios y adoran a los dioses de la muerte y la destrucción (Shiva y su consorte Shakthi). Viven semidesnudos entremezclados con los cuerpos sin vida en los lugares que habitan, y allí meditan, comen, tienen sexo, fuman marihuana...hacen su peculiar vida cotidiana, pero sus extrañas costumbres no se reducen tan sólo a eso ya que comen carne humana, heces o beben y comen en las calaveras de los difuntos (kapalas). Puedes llegar a conocerlos mejor a través del libro "Aghori: A Biographical Novel" en el que se explican sus raíces y sus tradiciones.


Dioses Shiva y Shakti

Según se documenta en el libro, el origen de estas costumbres se debe a que los aghoris rechazan las nociones normales de lo bueno y lo malo y buscan romper con los tabúes obvios. En concreto creen que haciendo todas estas cosas que la gente normal evita ellos adquieren un "mayor estado de conciencia" que les conecta a la vida y a la divinidad de una forma más directa. No tienen profeta ni texto sagrado y practican el panteísmo, es decir, Dios está en todas partes y en todos los seres vivos, y la naturaleza es toda igual, la manifestación del ser divino. Por ese motivo no hacen distinción entre la carne de un animal sacrificado para servir de alimento y la humana, sencillamente se limitan a comer "lo que hay o lo que tienen a mano", es decir, practican en necro-canibalismo, comen la carne de otros humanos fallecidos.


Aghori fumando marihuana

Algunos grupos son de población exclusivamente masculina y como ya hemos comentado van desnudos,otros, en los que se admiten mujeres, éstas sin embargo están obligadas a llevar ropa. En cuanto a sus costumbres sexuales algunos de ellos practican la necrofilia, es decir, tampoco tienen reparos en llevar a ese extremo la no distinción entre vivos y muertos, pero curiosamente sí hay una práctica prohibida y severamente castigada: el sexo entre hombres. Hay una segunda, cuando un aghori fallece su cuerpo es enterrado o incinerado pero nunca servirá de alimento a uno de los suyos.

Viven aislados, apartados de la vida mundana y rompen sus vínculos tanto con familiares como con amigos y sólo salen de sus "escondites" para celebrar la festividad india del baño llamada Kumbh Mela, una especie de peregrinaje masivo que se realiza cada tres años aproximadamente. Practican el
yoga, generalmente asociado al consumo de marihuana, consideran las alucinaciones producidas por el consumo de ésta como una especie de éxtasis divino que les conduce a un mundo metafísico.


Aghori bebiendo en un cráneo

Esta secta es muy minoritaria entre la población de la India ya que sólo son varios miles de aghoris entre los más de mil millones de habitantes del país. Por este motivo, no es de extrañar que para muchos hindúes sean en cierto modo unos desconocidos. No sólo no están acostumbrados a su presencia sino que debido a todas las noticias y rumores sobre sus prácticas consideran desagradable y de muy mala suerte encontrarse con un aghoris cuando salen a hacer la peregrinación. Esta manera de estar en contacto con la naturaleza y con lo ancestral, así como el rechazo a las nuevas tecnologías hacen que sean más respetados en las zonas rurales, donde incluso llegan a creer que pueden curar enfermedades gracias a sus creencias religiosas.

Seguramente su faceta más reconocida es su función social, ya que están en contacto directo y trabajando con los parias, considerados como ellos "impuros". Suelen ser objeto de una continua discriminación y el resto de población evita todo contacto con ellos, no tienen acceso a las fuentes u otros lugares públicos por su propia condición así como una nula posibilidad de progreso. Trabajan con leprosos y otras personas que sufren enfermedades marginales porque ellos creen en la igualdad de todos los seres vivos y por eso no tienen el menor reparo en cuidar a este tipo de personas. Con esta función social, y pese a sus costumbres excéntricas, han conseguido un cierto reconocimiento y bienestar social. Para finalizar, lo verdaderamente curioso es que aghori en sánscrito significa "no aterrador", seguramente todo lo contrario de la percepción que esta secta nos puede trasladar.



Fuente: este post proviene de Sildan, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Qué mejor receta para inaugurar nuestra sección de recetas sin gluten que nuestro querido mantecado de Avilés... Si habéis llegado hasta aquí es por vuestra relación con la celiaquía, en nuestro caso ...

Hoy os traemos una receta que no da mucho trabajo, la cinta de lomo de cerdo en salsa de verduras, nosotros la hacemos en olla normal, queda tierna, jugosa y es un plato riquísimo. Necesitamos: 1 cint ...

Recomendamos