La leyenda de la hacienda San Pedro Cholul

Es muy famosa esta hacienda no sólo en la comarca, sino que su popularidad ha trascendido fronteras nacionales, especialmente para quienes practican la magia negra que tienen una cierta predilección por este lugar donde de tanta maldad al parecer han abierto un portal al infierno, según cuenta la tradición.

Dice la leyenda que en sus comienzos la Hacienda San Pedro Cholul fue un importante centro de la actividad henequenera entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX. De todos los lugares encantados de Mérida en Yucatán, este es el más famoso.
 
Según reza la leyenda, San Pedro Cholul perteneció a un rico hacendado que era muy mala persona. Tenía un par de trabajadores muy humildes pero de buenos valores, quienes querían casarse. Unas semanas antes, el capataz de la hacienda asaltó sexualmente a la muchacha quien debido al hecho se suicidó. El prometido al saber la noticia mató al capataz y luego se quitó la vida. Los padres del muchacho al saber todo lo sucedido y haciendo uso de las magias que conocían, lanzaron sobre la hacienda una maldición que hasta el día de hoy perdura.
 
Luego del auge henequenero, la Hacienda perdió esplendor, fueron retirando el personal que se dedicó a otras actividades en la comarca y el lugar pasó a ser parte, muchas décadas después, de la muestra cultural de la localidad. Sin embargo, nada de lo que se comenzaba en San Pedro Cholul tenía vida, todo decrecía en un tono lúgubre al poco tiempo.

Muchas personas manifestaban sentirse seguidos por sombras oscuras, un ambiente pesado, por lo que hasta los restauradores perdieron el interés en rescatar la Hacienda para el Patrimonio cultural local. De hecho, esta propiedad no ha sido reclamada por heredero alguno, pero tampoco nadie tiene interés en ella.  La energía que emana no es agradable y muchos excursionistas de lo sobrenatural y la magia negra han llegado al sitio a llevar a cabo ritos satánicos, al punto que los pobladores han tenido que vigilar su cementerio para evitar el robo de cadáveres usados en tales prácticas reprobables.

Cuenta la leyenda que de todas las propiedades abandonadas de la localidad, esta es la única a la cual los pobladores no se atreven a acercarse.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Etiquetas:

Recomendamos