Ilusión y Justicia.



Ilusión y Justicia.

Capítulo 1.- El pueblo crédulo.

-En un lejano oeste, en la ciudad de Troya, (A.C) se encuentra un pequeño y hermoso pueblo llamado Térturil. Un pueblo dónde sólo podía habitar aldeanos “malvados” que comúnmente eran llamados “Terturiones”. Eran aldeanos hostiles y petulantes, no confiaban en nadie y todos seguían órdenes arbitrariamente estrictas bajo el mandato del Líder de Térturil, Terk Moscow.
Terk habita en el centro de Térturil, es llamado Líder cuando en realidad es un jefe corrupto que controla a todos los aldeanos del pueblo. Les controla la mente e inclusive les controla sus movimientos cuando cometen algún delito o algún acto que le disguste. Es como un régimen mandatario, es decir, un comunismo repugnante.
Terk, es hostil, soberbio, petulante, autosuficiente, pesimista, quiere estar por encima de los demás y cree siempre tener la razón. Lo cual explica que, todas estas características se las han transmitido a sus aldeanos y los ha mal influenciado.
¿Pero, qué ocurre? Que los aldeanos creen que Terk es bueno, cuando en realidad es todo lo contrario. Terk no controla a los aldeanos del todo…. Sucede que, los aldeanos están bajo un concepto errado generado por el gobierno, están bajo órdenes dictatoriales, ellos creen que es un buen gobierno y que cumplen con sus promesas, es decir, están bajo una ilusión crédula. Pero… Si los Terturiones despertaran, abrieran sus ojos y se dieran cuenta de que el gobierno corrupto de Terk, es una bazofia llena de corrupción y calumnias, ya el gobierno hubiese caído.
Pero uno de los aldeanos, que tenía la suficiente capacidad mental para darse cuenta de lo que sucedía, acabará con dicho régimen. El “humilde” aldeano y adverso al gobierno… Valgum Kiev.

Capítulo 2.- El Viaje de Valgum.

-El Terturión Valgum Kiev, hará un “ligero” viaje por todo el pueblo…
Térturil está habitado de gente controlada y manipulada, Valgum, al darse cuenta de esto decide que ya no quiere seguir viendo de esa manera a los aldeanos. Valgum también era controlado, pero afortunadamente tenía más discernimiento que el resto de los aldeanos y pudo salir de esa manipulación masiva.
Entonces Valgum emprende su viaje por todas las calles y zonas del pueblo, ya sean conocidas o desconocidas. Hablaba y conversaba con cada uno, no era fácil, debido a que todos eran complicados y Térturil tiene sólo 200 habitantes. Valgum interactuaba con varios diariamente. Transcurrían los días y los meses… Seguía en la misma rutina.
Poco a poco, Valgum fue notando el cambio de muchos en su pueblo, pero Terk también se daba cuenta de que algunos estaban dudando de su “poder”…
Terk envía inmediatamente a soldados especializados en espionaje. Lo hizo con el objetivo de averiguar y descubrir quién estaba quitándole a sus Terturiones.
Los espías interrogaban a los aldeanos constante y diariamente. Valgum tuvo que detenerse. Hasta ese entonces, Valgum ya había conversado sólo con 46 Terturiones, él caminaba tranquilamente por las calles mientras que los espías investigaban vivienda por vivienda, ya que fue una orden de Terk.
Afortunadamente, Valgum pasaba desapercibido frente a los guardias, esto debido a que tenía buenas tácticas para evadirlos.
Hasta ese entonces, Valgum charlaba con los aldeanos en secreto y por supuesto evitando a los espías.

Capítulo 3.- La Caída de un Gobierno.

-Pasaban los días y Valgum seguía con lo suyo…
Los Terturiones se iban dando cuenta más y más del corrupto régimen de Terk. Pero un día, Terk exigió la presencia de todos los aldeanos en el centro de Térturil.
Los soldados entran forzosamente a las viviendas aproximadamente a las 8:00 AM y despiertan a los aldeanos, era demasiado evidente que los estaban obligando ir al centro… Los soldados solo emitían una frase: — ¡Vamos! ¡Ustedes deben ir hacia el centro!
Uno de los aldeanos le pregunta: — ¿Pero tiene que ser ahora?
 — ¡Si, son órdenes del jefe! ¡Vaya y no discuta!
Luego de un largo rato, después de que habían sacado a los aldeanos, aproximadamente a las 9:05 AM estaban todos en el centro, incluido Valgum.
Terk en una tarima, con sus escoltas detrás de él, con su micrófono y frente al pueblo, dice: —Que sorpresa… Ahora veo que muchos de ustedes no están de acuerdo con lo que pienso. ¿No es así?
Los respectivos Terturiones se quedan en silencio y con expresiones faciales de ira…
Terk instantáneamente dice: — ¡Ah! ¡Ustedes no quieren hablar? Está bien, muchos aquí afrontarán las consecuencias…
De repente Terk da la orden de que ejecuten a 50 aldeanos… Un escolta le pregunta: —Señor, ¿desea usted que neutralicemos a 50 Terturiones?
—No, neutralizarlos no. ¡Sino decapitarlos!
El guardia nuevamente le pregunta: — Pero señor. ¿Quiere que decapitemos a 50 aldeanos? ¡Que locura! ¡¡Es el 25% del pueblo!!
—No me interesa, lo haré si es necesario…
Los guardias agarran a 50 aldeanos al azar. Todos gritando y diciendo que es una locura… Pero Valgum grita ansiosamente:
 — ¡¡No!! ¡¡¡No se dejen asesinar!!! ¡¡Exijan sus derechos!!
Terk se había dado cuenta de que había un “intruso” en su espectáculo y dijo:
— ¡¡Es ese al que quiero sin vida!!
Inmediatamente los soldados corren para atraparlo y encerrarlo, pero Valgum se esconde detrás de un muro…
Mientras que los aldeanos comienzan a gritar: “Libertad”…
Empiezan a gritar y a pedir su libertad, todos los aldeanos decían sucesivamente: — ¡¡Libertad!! ¡¡Libertad!!
Aquel pueblo gritaba y exclamaba su libertad.
Terk intentaba controlarlos, pero… No podía debido a que ya todos estaban contra él en ese preciso momento.
Un despliegue de golpes y de gritos en aquel momento…
Al final los aldeanos lograron escapar de los guardias y del mismísimo Terk.
Valgum también escapa, pero antes le dice al guardián general:
— ¿Lo ve? Todo fue una mentira.
—Tienes razón, muchacho.
Terk fue encarcelado justamente. Los aldeanos ya habían salido de ese masivo control mental. Habían cambiado después de un tiempo, ya no eran arrogantes ni petulantes. Sólo se dedicaron a vivir tranquilamente.
 
Capítulo 4.- El Nuevo Gobierno.

-Tiempo después, Valgum se dirige a la comisaria de Térturil y visita al pobre Terk encarcelado y le dice:
— ¿Qué se siente saber que la justicia se dio a conocer en el pueblo, Terk?
— Muy mal. Escúchame, sácame de aquí, por favor, no volveré a cometer la misma equivocación.
—No, lo lamento, te viene un severo castigo, debes pagar por lo que hiciste con tu propio pueblo… Hasta luego.
Terk le grita desesperadamente: — ¡¡¡¡No!!!! ¡¡Espera, por favor regresa!! ¡¡Valgum!!
Valgum simplemente, optó por ignorarlo…
Luego de unos días, Valgum Kiev fue nombrado como el nuevo Líder del pueblo de Térturil.
Un día en la ceremonia en el centro de Térturil. El general del pueblo le da el nuevo cargo a Valgum, como el Líder del pueblo.
El general le pregunta:
— ¿Estás dispuesto a aceptar este cargo responsablemente y a cumplir las reglas establecidas en la constitución?
—Por supuesto, General. Pero antes anhelo decirle algo al pueblo.
Valgum con decencia y con respeto le dice al pueblo:
—Pueblo de Térturil, gracias por esta maravillosa oportunidad que me han otorgado todos. A los que confiaron en mí, tienen mi mayor muestra de gratitud. Ya no habrá más corrupción ni mandatos ilegales.
Se desató una serie de aplausos, todos estaban orgullosos. El legado de Valgum fue: “Todos para uno y uno para todos”…

Historia de: César David Cisneros Gutierrez. 
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos