comunidades

Experimenter: La historia de Stanley Milgram

En los años sesenta el psicólogo Stanley Milgram empezó a estudiar el comportamiento humano haciendo uso de unos experimentos que podemos descubrir en este revelador largometraje. Hablándole directamente al espectador, el propio protagonista nos explica sus descubrimientos, en lo que podría ser una conferencia científica llena de datos relevantes que pueden acaparar al espectador. Por otro lado resulta curioso ver a Winona Ryder en una producción de esta índole, aunque su papel apenas aporta nada y es Peter Sarsgaard quien con su sobria actuación y fluidez verbal, consigue captar toda nuestra atención en una película original en forma, y ante todo, muy interesante en su contenido basado en hechos reales.

Mi puntuación: 6/10



Fuente: este post proviene de Cine de Patio, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Decía en "Fama" (1980) una despiadada profesora de baile: "Tenéis muchos sueños, buscáis la fama, pero la fama cuesta, pues aquí es donde vais a empezar a pagar con sudor...". No e ...

Aquí os dejamos el palmarés oficial del 6º Festival Internacional de Cine Fanástico y de Terror de Sant Cugat: PREMIOS DEL JURADO Compuesto por Denise Castro, José Luis Montesinos y Álvaro Rodríguez A ...

No hay mucho que podamos salvar de esta producción argentina que intenta adentrarse sin éxito en un futuro postapocaliptico donde el canibalismo y las violaciones están a la orden del día. Este plante ...

El satanismo está bastante extendido en Estados Unidos, y pese a vivir tiempos difíciles a finales del siglo veinte, por lo visto goza de buena salud en la actualidad. Parte del pasado y del presente ...

Recomendamos

Relacionado

Especiales Josep M. Luzán

Para empezar, hay que hacerlo de alguna manera, podríamos definir el Cine de Terror como un género cinematográfico caracterizado por la voluntad de provocar en el espectador todo tipo de sensaciones para nada gratificantes. Este enunciado algo simple sirve para ahorrarnos unas cuantas líneas y, lo que es más importante, evitar alargarnos excesivamente en un punto no demasiado importante de lo que ...