comunidades

Érase una Vez... Las Villanas - Idoia Amo y Eva M. Soler

Buenos dias,

vamos a empezar la semana con la rocambolesca idea de dos amigas que deciden cargarse una boda.

Érase una Vez... Las Villanas - Idoia Amo y Eva M. Soler
Sinopsis

En todo grupo de amigas existe esa que se alegra de que las cosas te salgan mal. Esa incapaz de disimular su sonrisa cuando apareces con unos kilos de más. Esa que se regocija cuando te despiden de tu último trabajo. Esa que sonríe cuando tu corte de pelo se descontrola y acabas pareciendo un crestado chino. Esa cuyos piropos son, en realidad, insultos. “Me encanta tu maquillaje, disimula tu enorme nariz”.
Una invitación de boda pone patas arriba el mundo de Audrey y Briana, dos chicas adineradas acostumbradas a tenerlo todo. Audrey tiene una cuenta pendiente con el novio y no dudará en planear la manera de estropear la celebración con la ayuda de Briana, aunque arrastren al resto de sus amigas durante el proceso.
Érase una vez un plan maquiavélico y una venganza salpicada de romance. Una historia donde, ni los buenos son tan buenos, ni las villanas tan villanas…

Opinión

Audrey y Briana son amigas pero muy diferentes entre si. La primera tiene un buen puesto de trabajo en una inmobiliaria con el que gana una importante cantidad a fin de mes gracias a su tesón y esfuerzo. La segunda vive a costa de papá y mamá hasta que se case con su prometido a cuya cuenta bancaria se dedicará entonces en cuerpo y alma.

Reciben la invitación de boda de su amiga Terry y se ven en la obligación de hacer algo con ese enlace que consideran absurdo, lo que las lleva a una serie de situaciones a cual más cómica y disparatada que hará que te rias y sonrías bastante.

Algunas de estas situaciones vienen dadas porque son mujeres adineradas, desconectadas del mundo corriente y moliente en el que nos movemos los demás, sobre todo Briana que al principio me sacaba de quicio por lo soberanamente pija y repelente que es aunque Audrey también tiene lo suyo.


Ambas amigas cambian y evolucionan a lo largo de la lectura. Se van dando cuenta de que no todo es un camino de rosas a base de ir pinchándose con las espinas. Audrey tiene esto más claro que su amiga debido a que ella si trabaja y es independiente mientras que la otra cada vez que se estresa lo más mínimo acude a darse un masaje.

Las dos aprenden a valorar a las personas y a tratarlas con respeto, sea cual sea su condición monetaria, a que el dinero no lo compra todo ni lo es todo y a que un gracias de vez en cuando vale más que un fajo de billetes.

Un libro más complejo de lo que puede parecer a simple vista. Me he reído mucho con él porque tiene momentos de maldad pura -muajajajaja-, sarcasmo, cosas que les pasan a las protagonistas por niñas ricas o ingenuas, pero también tiene una cara menos amable.

Me refiero a Colin, el novio de la inminente boda, un hombre tóxico con ínfulas de maltratador psicológico. Se dedica a denostar a su ex inventándose historias que todo el mundo se cree a pies juntillas, tratándola de loca, desequilibrada e histérica, logrando que sus amigas medio le den de lado y crean que seguir brindándole su amistad sea un enorme favor debido a lo mal que se lo hizo pasar al pobre Colin. A la actual la trata poco más que si fuera una fregona o un cero a la izquierda y a nadie le parece raro que sea así.

Por otro lado, tenemos a Terry, la novia, ciega hasta la médula, crédula, estúpida y con menos luces que un candil apagado. Le tengo una tirria que no la puedo soportar porque va con aires de magnanimidad y benevolencia con Audrey y Briana, como si fueran menos que ella. Y lo cree a pies juntillas porque ella se va a casar y las otras no; vale más que ellas porque hay un hombre a su lado.

Para terminar, tenemos el famoso techo de cristal que viene a decirnos que da igual lo buena que sea una mujer en su trabajo y lo mediocre que sea el hombre que hay a su lado, al final el mérito y las buenas oportunidades se las lleva él, da exactamente lo mismo cuanto y como la cague.



Con este panorama tenemos un libro que nos va dando una de cal y otra de arena, en el que las risas y algunos momentos algo malos, dramáticos o tensos están a la orden del día, con el que en general vas a pasar un buen rato. Hay más personajes, claro que si, pero me centro en estos y a los demás los descubrirás cuando leas el libro.

La trama no resulta difícil de seguir a pesar de que haya más gente de por medio y a las protagonistas se les vaya la pinza a menudo. La familia, la amistad, el amor, el trabajo, los cambios repentinos, todos estos elementos se van mezclando aquí dando forma a la historia. El modo en que está narrada te mete de lleno en las vidas de estas amigas, en sus idas, venidas y meteduras de pata, en sus planes, sus corazoncitos y como cambian sus sentimientos conforme la trama avanza.

¿Recomendado? Si, sin ninguna duda, por el humor del que hace gala durante todas sus páginas, por la humanidad de sus protagonistas, por el buen fondo que tienen a pesar de resultar insoportables en algunos momentos, por la realidad que plasma, en fin, no te lo deberías perder.



No es el primer libro que leo de las escritoras pero si un buen cambio del anterior, Salvación, cuya reseña está AQUI.

Una lectura organizada por las chicas de Oasis Literario ¡muchas gracias! Compra el libro AQUI.
¿Qué opinas? ¿te ha gustado la reseña? ¿leerías el libro? Por favor, deja tu respuesta en un comentario. Gracias!

"Si no me podéis dar poesía, ¿me podéis dar ciencia poética?" - Ada Lovelace.

Fuente: este post proviene de Tejiendo, Leyendo y Cocinando en K, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos