comunidades

El expreso de medianoche

Tres años después del caso real, Oliver Stone como guionista y Alan Parker tras las cámaras, adaptaron al cine en los años setenta la historia de un americano encarcelado en Turquía. Por lo visto se tomaron algunas licencias narrativas para dramatizar los acontecimientos, lo que unido al hecho de que su protagonista no es que fuera un santo precisamente, hace que sea difícil implicarse emocionalmente tanto como pretendían sus autores. Aún así, a nivel fílmico goza de una fuerza irreprochable gracias a una soberbia realización y a un trabajado diseño de producción que pone la piel de gallina, lo cual se ve respaldado por un excelente elenco de secundarios anglosajones en contraposición a unos sobreactuados personajes turcos. Un clásico del subgénero carcelario que a día de hoy sigue impactando a pesar de no haber envejecido demasiado bien.

Mi puntuación: 6/10



Fuente: este post proviene de Cine de Patio, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El Dorado

Cultivó prácticamente todos los géneros, desde el drama hasta la comedia, pasando por el bélico, policíaco, histórico, de aventuras, terror, aunque fue en el western donde alcanzaría las mayores cotas ...

Peggy Sue se casó

Obra menor, y no por eso la peor, del grandísimo Francis, esta vez sin Ford, Coppola, que con un reparto casi familiar y una historia sencilla, quiso aprovechar el tirón de "Regreso al futuro&quo ...

Vergüenza (3ª Temporada)

En la primera y segunda temporada de esta serie existía un mínimo de verosimilitud en los hechos que vivían unos protagonistas con los que se podía empatizar lo justo y necesario para no aborrecerlos. ...

Recomendamos