comunidades

Descubre cómo se prepara una sesión de fotografía artística

Preparar una sesión fotográfica no es tan fácil como parece, se necesita una planificación previa muy importante en la que intervienen muchos factores, muchos de los cuales no podemos controlar. Sobre todo los factores externos como por ejemplo el clima, que llueva o haga mucho sol puede cambiar totalmente la sesión. Por otro lado en el caso de tener que hacer una sesión de fotos con personas, la cosa cambiará mucho, ya que en ese caso hay que lidiar con gente que a lo mejor no está muy por la labor de colaborar, en el mundo de las pasarelas hay grandes profesionales pero también muchos egos.



En primer lugar lo primero que hay que hacer es tener muy claro lo que quieres realizar, es bueno improvisar un poco ya que de esa forma saldrá tu vena más artística y demostrarás todo tu arte, pero dejarlo todo a la improvisación es un claro error que casi seguro te llevará al fracaso. Una vez que sepas lo que quieras hacer y como lo quieres plasmar, ya puedes prepararlo todo.
A continuación hay que elegir el escenario que evidentemente irá en función de la naturaleza de la sesión fotográfica, esto es más importante de lo que parece, porque tienes que controlar primero que si se trata de un sitio público puedas ocuparlo, controlar si pasa gente o no por la zona, ya que en ese caso si pasa gente te molestará y la sesión se alargará durante más tiempo de lo previsto. No hay que olvidarse por supuesto del material con el que vas a trabajar, en https://camarasyobjetivos.online/nikon-objetivos encontrarás tanto las mejores cámaras como los mejores objetivos, trípodes, etc.
En el caso de que vayas a trabajar con personas tendrás que contactar con ellas primero y exponerle bien lo que quieras realizar, no vaya a ser que el día de la sesión surjan discrepancias y se estropee la sesión. Si vas a trabajar con niños, lo habitual es que se complique un poco más el tema, procura que no sea su primera vez porque en ese caso la cosa es más complicada aún. Con los niños hay que tener un trato diferente, tienen más dificultades para trabajar, se concentran menos y normalmente no les gusta posar. Por eso lo mejor es tratar de convertir la sesión en un juego, lleva muñecos, juguetes, inventa juegos para que los niños posen de la forma que tú quieras. También hay trucos para hacer que posen, como distraerlo para que miren a la cámara con algún muñeco o juguete. En definitiva el mejor truco posible es convertir el trabajo en un juego, que los niños piensen que están jugando.
Otro tipo de sesiones también muy difíciles son los reportajes en la naturaleza, en este caso se trata de fotografiar un escenario natural o algún animal en concreto, aquí debes armarte de paciencia ya que es posible que tardes mucho en conseguir lo que quieres.
Para más información de este tipo consulta la portada de mi blog.
 
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos