comunidades

Déjate querer

Desafortunado intento de aportar un punto de originalidad al defenestrado subgénero de las comedias románticas que no levantan cabeza desde finales de los años noventa. Lo poco diferente que tiene respecto a otras producciones similares se desvanece a los quince minutos, convirtiéndose en el cúmulo de tópicos que la propia película pretende satirizar, con una pareja protagonista carente de química y cuya historia se desarrolla de manera precipitada, tediosa y mucho menos apasionada de lo que nos intentan vender. Por no hablar de cómo bordea los límites que separan el acoso del cortejo, algo peligroso en los tiempos que corren.

Mi puntuación: 3/10



Fuente: este post proviene de Cine de Patio, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Con una estética y ambientación bellamente conseguidas, y a pesar de que el argumento no cuenta nada que no hayamos presenciado anteriormente, se agradece encontrar una película con personalidad propi ...

El estrambótico estilo fílmico de Javier Fesser visto en sus primeros cortos y reafirmado en El milagro de P. Tinto, encaja con el absurdo espíritu de los tebeos del maestro Ibáñez, incluso el reparto ...

Seguro que Walt Disney quería empezar algo grande cuando produjo su primer largometraje de animación, pero ni de lejos podía anticipar en lo que se convertiría su compañía y su influencia en el cine a ...

El director y guionista inglés Guy Ritchie toco techó artístico en su segundo largometraje que eleva las bondades de su ópera prima y las lleva al siguiente nivel en lo que a frenetismo narrativo y vi ...

Recomendamos