TerrorWeekend Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Crónica FANT Bilbao 2018 día 4



Hemos sobrevivido al primer fin de semana de cine intenso y nos despertamos para asistir al pase de prensa de unos directores que conocemos bien, hablamos de la proyección de The Endless de Justin Benson y Aaron Moorhead, estando el primero a cargo del guion. Ambos directores ya nos deleitaron allá en 2014 con la fantástica y sorprendente Spring que no fue su ópera prima, con anterioridad dirigieron Resolution y V/H/S Viral (Segmento Bonestorm). Benson & Moorhed, se caracterizan por el buen uso que hacen de los escasos presupuestos con los que cuentan. Eso tiene un gran mérito ya que ese aire íntimo y, en cierta manera, naturalista, llena con cierto aire preciosista y poético, las pantallas. Nos situamos por lo tanto en una posición un tanto alejada de las grandes producciones de ciencia ficción, en contrapartida tenemos una visión del cine más próxima y llena de matices. Entre los intérpretes, aparte de los dos directores, tenemos a Callie Hernández (Blair Witch, La La Land y Alien: Covenant), el televisivo James Jordan y Lew Temple (31 y Desierto). Dos hermanos reciben un misterioso mensaje que los inspira a hacer una visita al culto del cual escaparon cuando eran niños. A medida que se van sucediendo fenómenos inquietantes, se ven obligados a cuestionar sus creencias sobrenaturales.

Tras el visionado, hemos podido comprobar en la rueda de prensa con los directores las buenas vibraciones que han dejado ante la crítica, referenciando en todo momento los grandes clásicos literarios en los que se han inspirado en su carrera. En privado y por segunda vez en TerrorWeekend.com hemos podido entrevistar a la pareja de artistas que nos han vuelto a atender con total entusiasmo y gran interés.

Estaremos atentos a la acogida por parte del público Bilbaíno.

Sin más preámbulos vamos a detallar lo que ha dado de sí esta fabulosa jornada de películas de saltos en el tiempo, viajes al espacio y asesinatos en general. Vamos con la primera de las proyecciones de esta primera sesión y dentro de la S.O. al igual que el resto de films que se pasan en esta sala. Se trata de la estadounidense Dowrange de Ryûhei Kitamura, una de las películas más festivaleras, sin duda. En el guion está ayudado por Joey OBryan. Kitamura ya nos deleitó, allá en 2012, con No One Lives, un título muy entretenido y lleno de acción marca de la casa. Rodar ese tipo de películas hace que los directores encargados de filmarlas acaben algo encasillados. El director de origen japonés no es una excepción, pero hay que decir que sus cintas tienen algo que las hace diferentes. Sin abandonar la mala leche, tiene toques infantiles que nos hacen sonreír a pesar de lo que va apareciendo en pantalla. Esto último no quiere decir que abandone la truculencia, en cierta manera heredada del gran Sam Peckinpah, autor del que beben muchos de los directores actuales, pero ciertos elementos a la vez que inverosímiles resultan hasta simpáticos. La escuela japonesa, tan poco dada a conceder nada al público, parece que tampoco es uno de sus referentes, si no que se lo digan a Takeshi Kitano o a Takashi Miike. Llegamos a la conclusión, por lo tanto, de que Kitamura tiene un estilo propio que cuenta con infinidad de seguidores. La parte actoral está muy dividida, destacaré no obstante a Kelly Connaire, Stephanie Pearson, Rod Hernandez y Anthony Kirlew por estar más en tiempo en pantalla que el resto, así de simple. Un grupo de amigos que transitan por una carretera pérdida, tienen que detener el vehículo a causa del estallido de uno de los neumáticos. Lo que parecía un vulgar reventón, se convierte en la cacería de un enigmático francotirador, convirtiendo a los protagonistas en el más vulgar de sus objetivos.

A continuación, una de las películas a tener en cuenta este año, uno de esos films que aparecen y hay que estar atentos porque no nos vamos a topar con ella en los Oscars o los globos de oro o demás galas de cine de esta índole, como tampoco en las carteleras de los cines comerciales. Hablamos de la rusa Salyut-7 de Klim Shipenko, una película que aunque un tanto excedida en dramatismo en alguno de los momentos, es una historia magnífica que te atrapa y te convence. En el guion Aleksey Chupov, Natalya Merkulova, Aleksey Samolyotov y el mismísimo Klim Shipenko. Puestos a buscar alguna similitud con el cine occidental esta podría ser Apolo 13 (Ron Howard, 1995) o la más actual Gravity (Alfonso Cuarón, 2013). Basada en hechos reales y ambientada en 1985 narra el rescate de la estación espacial Salyut 7. La historia es apasionante y por lo tanto no es de extrañar que al final alguien se haya decidido llevarla a la gran pantalla. En las interpretaciones unos desconocidos, para nosotros, Vladimir Vdovichenkov, Pavel Derevyanko, Igor Ugolnikov, Lyubov Aksyonova, Oksana Fandera y Mariya Mironova. El 12 de febrero de 1985, un fallo general del sistema eléctrico dejó a la deriva a la estación especial soviética Salyut-7, que orbitaba la Tierra en piloto automático y sin tripulación. Los técnicos de la Ciudad de las Estrellas perdieron la comunicación y, por supuesto, el control del vetusto ingenio. Los cosmonautas Vladimir Dzhanibekov y Victor Savinikh debían atracar en la estación, que giraba sobre sí misma como un cuerpo inerte, reparar los sistemas eléctricos y regresar a la Tierra. Un rescate audaz, al filo de lo suicida.

Para finalizar la sesión en esta sala, llega por fin el cine asiático, concretamente de Corea del Sur. Nos disponemos a ver A Day (Ha-roo) de Sun-ho Cho, autor también del guion. Nos encontramos ante un debut, cosa que ya nos hace abrir los ojos dada la calidad de las óperas primas que últimamente circulan por los festivales. La historia avanza en temas de culpa, venganza y perdón encontrando un final que es a la vez inesperado y conmovedor. Las películas en bucle pueden parecer a simple vista predecibles, tanto como las de metraje encontrado, pero esta historia guarda un giro inesperado muy sorprendente. En A Day la tropa tiene un montón de kilómetros. Vamos con las interpretaciones. Empezamos con Myung-min Kim (Deranged, El Otro Lado del Espejo). A continuación nos encontramos con Yo-han Byeon y Hye-Sun Shin. Un hombre que es testigo de un accidente de coche que involucra a su hija se encuentra atrapado en un bucle en el que los sucesos se repiten una y otra vez delante de él.

No nos olvidamos de la Sala 2. Su programación diaria, como vais viendo, es un espectáculo para todos los sentidos.

Dentro de Maestros del FANT y en primer lugar el film norteamericano La Casa de los Horrores (The Funhouse) de Tobe Hooper, un auténtico placer poder disfrutarla en pantalla grande y sonido envolvente. El guion corre a cargo de Lawrence J. Block. El relato se apoya en una idea sencilla y un tanto forzada al dejar dentro de la feria de atracciones a cuatro jóvenes, eso sí, con unos personajes muy bien descritos en sus roles macarras. Pero a partir de esa premisa logra jugar con los tópicos del género y ofrecer un entretenimiento pasajero tan fácil de olvidar como de disfrutar. Cuenta con una ubicación que ofrece numerosas posibilidades para explotar el terror, a base de figuras, monstruos, muñecas y todo lo que se pueda encontrar en la atracción estrella de la feria, La casa del terror. Los efectos de maquillaje, a pesar de estar muy conseguidos, alguna caracterización no ha sobrevivido al paso del tiempo y, en la actualidad, queda un poco desfasado. El elenco está formado por: Elizabeth Berridge, Shawn Carson, Jeanne Austin y Jack McDermott. Unos jóvenes adolescentes con ganas de pasarlo bien y saltarse algunas normas, deciden pasar la noche en una rocambolesca feria ambulante donde encontraran una extraña forma de diversión.

Viajamos hasta Argentina, y dentro de la sección Panorama Fantástico, para ver Necronomicón de Marcelo Schapces. En el guion está apoyado por Ricardo Romero y Luciano Saracino. En muchas de las historias de terror del reconocido escritor estadounidense H.P. Lovecraft, aparecía este libro ficticio llamado Necronomicón que contenía magia negra y cuya lectura podía provocar la muerte. Pero lo curioso del caso, es que además de esto, Lovecraft describe en una de sus narraciones, que uno de los pocos ejemplares del libro del infierno estaba escondido en la biblioteca de Buenos Aires. Aquí nace la leyenda urbana que dice que Necronomicón fue protegido por el mismísimo Jorge Luis Borges en sus épocas de director de la biblioteca nacional. El elenco está compuesto por Diego Velázquez (Kryptonita, La larga noche de Francisco Sanctis), María Laura Cali, Victoria Maurette, Nico García, Claudio Ferraro, Claudio Martínez Bel y Claudio Da Passano, y cuenta con las participaciones especiales de Cecilia Rossetto, Daniel Fanego y Federico Luppi. Dieter, un hombre sin edad, es el eterno protector de Necronomicón, el libro de los muertos. Pero existe un ejemplar del libro que descansa, oculto, en la Biblioteca Nacional de Buenos Aires. La misteriosa muerte de Dieter lleva a Luis, un simple bibliotecario, a enfrentarse con las fuerzas que lo acechan mientras la ciudad parece corroída en un clima apocalíptico.

La Aventura Audiovisual nos brinda, para acabar el día, la canadiense Extraterrestial de Colin Minihan, en el guion un ente tan sugerente como The Vicious Brothers. Estamos ante un film con cierta semejanza a La Cabaña en el Bosque (The Cabin in the Woods. Drew Goddard, 2012). El escenario de los jóvenes en un viaje de fin de semana en una cabaña remota se repite aquí. Los guionistas intentan complicarlo todo enfatizando caracterizaciones vacías y dilemas entre las relaciones interpersonales hasta la aparición de la presencia alienígena, lo que obliga a los protagonistas a utilizar el ingenio y todos los recursos a su alcance. En el elenco nos encontramos con Brittany Allen (Saw VIII), Freddie Stroma (After the Dark), Melanie Papalia (Hell or High Water), Jesse Moss (Tucker & Dale vs. Evil) y la aparición estelar de Michael Ironside (Desafío Total). April, Kyle y algunos amigos solo quieren pasar unas vacaciones al aire libre. Pero lo que se planeó como descanso resulta ser un viaje de terror cuando un OVNI se estrella en el área. Una extraña criatura sobrevive al choque y observa a los campistas, que están ansiosos por defenderse, con consecuencias fatales. Los extraterrestres vuelven con refuerzos y buscan venganza. Un poco más tarde, los amigos del dudoso Travis descubren que el gobierno de los Estados Unidos sabe desde hace tiempo sobre la existencia de extranjeros y ha negociado algo así como un tratado de paz.

Los días se suceden y el cansancio se acumula, pero somos como el Ave Fénix y cada nuevo amanecer supone un resurgimiento de nuestra energía, aunque ayer, un tipo en la cola me dijo: ¿Eres el mismo con el que estuve hablando el primer día?, cosa que me preocupó bastante. Mi cara, reflejada en el black mirror de mi smarthphone, era todo un poema.
Fuente: este post proviene de TerrorWeekend, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos