Correveidile Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Crítica: obra "El notario"

El amor no alcanza cuando está en juego la dignidad y el respeto



VÍCTOR H.OSPINA GIRALDO- Se acaba de estrenar en el Teatro Cofidis Alcázar “El notario”, la adaptación teatral de la novela homónima de Nikos Vasiliadis realizada por Enmanuela Alexiou y Yorgos Karamijos. En esta pieza costumbrista con tintes de tragicomedia Pilar Massa interpreta a Erasmia, una mujer griega que ronda los 50 años que tiene que sobreponerse a toda una serie de dificultades para sacar adelante a su familia desde que se queda viuda a los 22 años. No es una mujer amargada, pero siente que la vida no le ha sonreído después de tan pronta viudedad. Es presa de unas normas sociales estrictas que no le permiten rehacer su vida amorosa. Y es que la sociedad en la que vive, o mejor dicho, en la que está atrapada, dicta que la mujer debe permanecer fiel a su marido incluso estando muerto. La función se puede disfrutar hasta el 26 de abril.
A partir del 1 de marzo, todos viernes a las 18 horas, se puede disfrutar en el Teatro Cofidis Alcázar de la obra “El notario”, inspirada en un hecho real. Se trata de una apetecible fórmula teatral basada en la novela de Nikos Vasiliadis en la que la protagonista, Pilar Massa, nos cuenta la original historia de Erasmia, su hija y un particular zapatero con palabra de notario. La adaptación se unifica en el monólogo del personaje principal de la narración por lo que nos encontramos ante un relato personal repleto de fuerza.

La protagonista se queda viuda a los 22 años y de su marido le quedaron principalmente dos cosas: Matula, una niña que apenas está comenzando a vivir, y una pequeña tienda en la que su esposo empezó a trabajar por cuenta propia tras volver herido de gravedad de la guerra. Este minúsculo negocio y un huerto serán el sustento vital de la familia.

A pesar de tener esta fuente de ingresos asegurada, la vida de Erasmia y su hija es muy precaria. Ambas mujeres van a depender económicamente de un hombre porque por sí solas no pueden lograr una estabilidad, así que Erasmia pone todas sus esperanzas en que Matula, según vaya haciéndose mayor, encuentre a una persona solvente. Pero la suerte no está de parte de la joven y las miradas justicieras y los comentarios despectivos de los vecinos empiezan a cernirse sobre ella, según avanza la trama.

En Arguiris, un zapatero del pueblo más bien conocido por sus dotes sexuales, Matula encuentra al que va a ser su esposo. Despreciado en comienzo, cobra protagonismo a medida que Matula va haciéndose mayor. Dará a la familia una mejor posición económica en el momento en el que empieza a vivir con Erasmia y su esposa.

Pero lo que parecía una relación medianamente estable se viene abajo de manera estrepitosa hasta el punto de rozar la tragedia. Unos acontecimientos que aportan una doble importancia a “El notario”: por un lado la capacidad de sorpresa en el espectador, que mira con incredulidad lo que acaba de suceder cuando han transcurrido casi 90 minutos de espectáculo y, por otro lado, una mujer muy cosificada que rompe con los moldes de una sociedad conservadora para defender su integridad y dignidad, a pesar de las terribles consecuencias que supone para su familia.

“El notario” es un monólogo picantón cargado de humor que desnuda a una sociedad moralista e hipócrita, un mundo lejos de nuestras realidades pero del que aún quedan restos en sociedades menos desarrolladas. Massa consigue transmitir al público la personalidad de una madre que se vuelca en cuerpo y alma en el matrimonio al soportar lo indecible en un ambiente extremadamente opresivo y que empieza a quebrantar su estabilidad emocional. Nos transporta por tanto a una historia de sacrificios y de supervivencia donde los espectadores permanecen atentos a la letra y espíritu del texto.

Una obra muy recomendada porque por fin se expone sobre las tablas el relato de una mujer fuerte, endurecida por la vida, donde lo que oculta es más importante que lo que expresa. Un auténtico retrato social que no sólo pone en escena a una actriz madura sino que supone el acercamiento y el abrazo de los espectadores a la cultura griega.

Fuente: este post proviene de Correveidile, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Crónica: Real Sitio de San Ildefonso

Las cosas de palacio van despacio PAULA OLVERA-Dice el refranero español que “las cosas de palacio van despacio”, lo que viene a significar la lentitud con que se realiza algo, especialmente los trám ...

Artículo: Isabel Pantoja

Fichaje flamenco PAULA OLVERA- Ver para creer. Isabel Pantoja ha sido el fichaje más sorprendente de “Supervivientes 2019” y, por qué no recalcarlo, el más caro en la historia del programa de supervi ...

Reportaje: Luke Perry

Te echamos de menos, Luke PAULA OLVERA-El pasado 4 de marzo Luke Perry falleció a los 52 años de edad. El actor que encarnó a Dylan McKay en “Beverly Hills, 90210”, serie conocida en España como “Sen ...

Crítica: obra "El fuego amigo"

La cámara no va a dejar de grabar PAULA OLVERA- El Teatro del Barrio acoge durante el mes de mayo “El fuego amigo”, una obra para preservar la memoria de José Couso así como la de todos los periodist ...

Recomendamos