Tejiendo, Leyendo y Cocinando en K Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Crímenes Exquisitos - Vicente Garrido y Nieves Abarca

Buenos dias,

en el libro de hoy conoceremos a un asesino apasionado por el arte cuyos macabros crímenes son un prodigio de la meticulosidad.

Crímenes Exquisitos - Vicente Garrido y Nieves Abarca Sinopsis



El cuerpo de Lidia Naveira, una joven de la alta sociedad coruñesa, aparece flotando en el estanque de Eiris recreando la famosa Ofelia de Millais. ¿Qué relación tiene este crimen con el macabro asesinato acontecido meses antes en la abadia de Whitby?
La inspectora Valentina Negro, con ayuda del famoso criminóloga Javier Sanjuán, liderará una investigación que la llevará a colaborar con Scotland Yard, en una oscura trama a caballo entre A Coruña y Londres. Lo que nadie puede llegar a sospechar es que en la vertiginosa cuenta atrás para atrapar al asesino, deberán enfrentarse a las obsesiones más inconfesables de la sociedad actual.
   

  Opinión

La inspectora Valentina Negro acaba de llegar a la policía judicial de La Coruña y le encargan un caso que parece ser complicado pero que puede sacar adelante con éxito, sobre todo por lo mediático del mismo: Lidia Naveira ha aparecido asesinada y escenificando un cuadro famoso. Siguiendo su instinto, decide pedirle colaboración al psicólogo Javier Sanjuán para que le eche una mano tras conocer los resultados de la autopsia.

Aparte de él, poca más ayuda se va a encontrar en un caso que se sale de lo normal y cuyas raices se extienden hasta personas que no se puede ni imaginar. Lo que parecía ser solo un asesinato poco común se convierte en varias subtramas de investigación en las que se van a ver implicados personajes de toda índole llevándola hasta el poderoso Pedro Mendiluce.

Por otro lado tenemos a la periodista Lúa Castro, que va un paso más allá del mero periodismo: se mete donde no la llaman en busca del más descarnado morbo, de ser la primera en mostrar la carnaza a la audiencia sedienta de sangre pero a veces no es capaz de medir las consecuencias de sus actos, y a Jaime Anido, compañero de Lúa, se ve obligado a viajar a Londres en relación con el asesinato sucedido en la abadía de Withby.

Una historia que comienza con la presentación del crimen y los protagonistas, con capítulos breves contados en tercera persona desde los diferentes puntos de vista de los mismos y te hacen sentir que vas o bien un paso por delante de la policia o bien un paso -o dos, o tres,...- por detrás del malo. El libro está bien ambientado, se lee fácil y no cuesta seguir lo que va sucediendo aunque igual al principio te puedes formar un poco de lío con tanto nombre de personaje.

La trama es adictiva para empezar porque se abren muchos frentes que no parecen tener nada en común pero se va viendo poco a poco como se va uniendo todo y formando algo mucho más complejo de lo que creías al principio.

Además, si te gusta el mundo del arte en general o el de la pintura en particular, las obras que salen mencionadas en el libro son una pasada aparte de que se hace mención a detalles de las mismas. Por curiosidad, si no las conoces búscalas porque hay cuadros espectaculares mencionados durante la lectura.

Vamos ahora con los peros, que tiene unos cuantos. Para empezar, la longitud del mismo: casi 600 páginas. Esto, en principio, no tendría que suponer ningún problema porque he leído libros de igual extensión y similar género. El tema aquí es que la mitad de las páginas son escenas de sexo que no aportan nada, es decir, que el primer tercio del libro más o menos tiene algunas, pocas, que dices: "pues bueno...." pero luego es un no parar que dices: "¿en serio? ¿qué estoy leyendo, un libro policíaco, un thriller o una novela pornoeróticofestiva?" Eso no me ha hecho gracia porque -llámame especialita- si estoy con un libro cuya sinopsis indica que es policíaco, quiero un libro de investigación policial, no uno con escenas subidas de tono de todas formas, tamaños y colores.

 

Seguimos con los peros. Otra cosa que me ha parecido de traca es lo guapísimas que son las protagonistas y lo que babean los diferentes hombres que circulan por el libro al verlas con poco o muy poco disimulo haciendo gala de una ranciedad que hacía mucho no me encontraba.

A ver, entiendo que el común de las mujeres no tiene ojeras, carnes colganderas, llevan los pelos de aquella manera, van siempre perfectas y se mantienen impertérritas en una eterna juventud -sarcasmo, bendito seas-. Por mi parte, no he podido conectar con ninguna de las protagonistas, pobre de mi, con mis múltiples defectos propios de la mortalidad. Independientemente del aspecto físico, la inspectora Negro a veces parecía un miembro experimentado de la policía y otras una niña pequeña que no sabía ni donde estaba.

Por último, errores un poco tontos a la hora de desarrollar la trama como que si le das una patada a alguien en el plexo solar con fuerza y una bota de tacón alto no le quedarán muchas ganas de salir corriendo.

En definitiva una historia que podría mejorar mucho pero que se deja leer así que si le quieres dar una oportunidad puedes comprar un ejemplar AQUI. ¿Qué opinas? ¿te ha gustado la reseña? ¿leerías el libro? Por favor, deja tu respuesta en un comentario. Gracias!

"Leer no significa aceptar todo lo que lees, sino razonar todo lo que lees." - Amit Kalantri.  

Fuente: este post proviene de Tejiendo, Leyendo y Cocinando en K, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos