Entretenimiento

Las imágenes que yo veo Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cómo mantener guardadas todas tus fotos a salvo incluso hasta de ti mismo



Nuestro más preciado tesoro para los fotógrafos son nuestras fotos y sentimos un miedo irracional a perder, aunque sea sólo una. Pero, ¿para qué queremos guardarlas una vez tomadas, reveladas e incluso publicadas?... ¿las volveré a ver alguna vez más el resto de mi vida? ... no sé, pero quiero mantenerlas para siempre, esto es así para un fotógrafo. Y cuando vuelvo de un viaje con más de 1.000 fotos y tengo que hacer limpia y dejarlas en 200, cada vez que borro una es como una puñalada en el corazón. ¡Adiós!, no te volveré a ver, pero es por bien de los dos... y del disco duro que no es infinito. Así somos los fotógrafos, una rara especie.

Como hay que mantener a toda costa las fotos para siempre, en este post te doy algunos consejos que podrás ver si lo sigues leyendo.

Ya en un anterior post te conté cómo asegurar el almacenamiento de las fotos desde el mismo momento en que tomas la foto, gracias a convertir tu cámara réflex en inalámbrica.



Pues bien, en este post te cuento cómo asegurar tus fotos una vez que las has descargado en tu ordenador, según mi experiencia y las conclusiones a las que he llegado para manejar las cerca de 50.000 fotos que tengo (mi tesoro después de las limpiezas).

Lo primero que debes darte cuenta es que el primer y mayor enemigo de tus fotos es tu desorganización. Si cada vez que descargas tus fotos lo haces en ordenadores diferentes, en carpetas diferentes, repitiendo carpetas... y todas las posibles combinaciones desorganizativas que se nos puedan ocurrir, acabarás por no saber dónde están tus fotos y no las volverás a encontrar. Por tanto para mantener tus fotos a salvo por siempre jamás: ¡Organización!.
Por tanto, lo primero es organizar las fotos, para posteriormente almacenarlas en diferentes almacenes de datos.

Te voy a contar los pasos que yo sigo para mi "organización" y almacenamiento, lo cual no quiere decir que sea lo mejor, pero te puede ayudar para mejorar tu forma de trabajo:

Descarga de las fotos desde las cámaras



Después de cada viaje o sesión fotográfica, descargo en el disco duro del ordenador las fotos desde la tarjeta SD de la réflex a través del lector de tarjetas, utilizando el Editor de fotos Lightroom. Si no usas este programa puedes descargarlas directamente sobre una carpeta del sistema operativo. Esta carpeta es genérica por año, por ejemplo C:/ imagenes/2018/viaje_al_Congo

Descargo también las fotos (casi todas selfies) que he hecho con el smartphone, pero esta vez mediante Dropbox, activando la opción de Configuración en el propio móvil: "Subidas desde cámara", que las sube automáticamente al activar la App, encender el ordenador y estar dentro de una red wifi. Clasificación y edición de las fotos



Organizo, clasifico y descarto las fotos de la carpeta genérica que he mencionado antes, que en mi caso son siempre en formato raw, con Lightroom. Esta clasificación la hago de la siguiente manera:

Para cada viaje o sesión fotográfica etiqueto los grupos de fotos según la siguiente jerarquía de etiquetas: País -> Comunidad o región -> Ciudad -> Categoría (por ejemplo, iglesia, monumento, exposición, familiares, ...)

Renombro el grupo de fotos con el nombre de la categoría de manera que queden secuenciales. Por ejemplo, Catedral-1, Catedral-2, ...

Edito las fotos con el propio Lightroom o con ON1 Photo Raw, de los cuales hablaré en otro post y de cómo combinarlos.

Revelo los ficheros raw en LIghtroom o en ON1 Photo Raw para que se conviertan en formato jpeg con el mismo nombre y en la misma carpeta, pero ahora tendrán extensión .jpg. Al usar estos editores, para cada foto quedan finalmente los archivos .raw y .jpg, así como los ficheros auxiliares con los metadatos con extensión .xmp y/o .on1. En fin, que por cada foto tengo 3 o 4 archivos finalmente.

Ahora, en mi caso, y para elaborar este Blog, selecciono, sólo entre las fotos jpeg, las afortunadas que van a ser publicadas y las renombro con el nombre "Blog etiqueta nº secuencial". Por ejemplo Blog Catedral-1, Blog Catedral-2, ... Esto lo hago así para distinguirlas muy fácilmente en la carpeta de Windows cuando las subo a este blog.

Almacenamiento externo

Una vez publicados los posts del viaje en el blog, me dedico a guardar las fotos, para siempre y en un lugar seguro, fuera del ordenador y en discos duros externos.

No hace falta que borres las fotos del ordenador, pero ten en cuenta que éste no es un almacén seguro ya que está expuesto a muchos peligros como virus y, si es un portátil, que te lo roben o se te caiga, o que simplemente un día diga "hasta aquí hemos llegado" y se muera.



Antes que nada, tienes que saber que los discos duros externos se dividen en dos categorías principales: los que ya se han roto y los que se van a romper, por ello nunca te puedes fiar de almacenar tu tesoro en un sólo disco duro externo. Debes tener todas las fotos repetidas en al menos 2 discos duros externos. Yo tengo la amarga experiencia de haber perdido ya dos discos duros, de muerte natural, en esta batalla por la supervivencia de mis fotos.



Disco duro 1


En el primer disco duro tengo un árbol con las carpetas País -> Comunidad o región -> Ciudad->, esta vez físicamente. Sólo la Categoría la manejo con las etiquetas. A este disco duro arrastro físicamente las carpetas del disco duro del ordenador. Desde Lightroom es muy sencillo crear nuevas carpetas e incluir las fotos. Esto lo hago cada vez que termino el trabajo de un viaje y he publicado todos los posts que se refieren a él. Si tengo que retocar fotos de un viaje anterior lo hago directamente sobre ese disco duro 1.

Disco duro 2



Ahora viene el almacenamiento en el disco duro redundante, donde tengo una réplica exacta del disco duro 1. Aquí viene el problema de que las actualizaciones y retoques que haga en el disco duro 1, tendría que recordarlas para ir copiando en el disco duro 2, foto por foto. ¡Una locura y además me equivocaría seguro!



Pero la máquina no se equivoca y por ello uso el programa Freefylesync que mantiene en el disco duro 2 un espejo del disco duro 1, ya sea de nuevas carpetas y fotos como de las que borro. Si lo vas a usar te recomiendo la opción "Sincronizar Espejo ->". Usa este programa desde el primer momento para llenar el disco duro 2, y así la sincronía será desde el principio.

Con esta solución de 2 discos duros externos, aunque te falle uno, siempre tendrás otro con tus fotos intactas, debiendo comprar inmediatamente otro nuevo para sustituir al moribundo.

Almacenamiento en la nube



Lo ideal, para los obsesivos de la seguridad (el que os escribe estas líneas es uno de ellos), es tener un tercer almacenamiento con todas las fotos repetidas en alguna nube.

En el estudio comparativo que hice de diferentes proveedores de cloud como Google, Dropbox, Amazon, y otros, concluí que te cobraban unos 10€/mes por cada TeraByte de almacenamiento. Esto al año son 120 € que me da para comprarme 2 discos duros de 1 TeraByte (¡cada año!). Por ello elegí la opción que os he explicado.

Sin embargo hay una alternativa gratuita e ilimitada en la Nube: si pagas la opción Prime a Amazon para que te traigan gratuitamente y más rápido las cosas que compres, te ofrece además almacenar ilimitadamente exclusivamente fotos en formato raw y jpeg, aunque no sus metadatos, porque detecta que son ficheros .xmp o .on1, y los considera documentos. Yo lo uso y así tengo las fotos en un tercer almacén, aunque éste último sea un poco a medias.

Como conclusión final te puedo decir que si sigues esta política de backup, de tus fotos sería muy difícil que perdieras las tan apreciadas fotos, que con tanto esfuerzo y tesón has conseguido a lo largo de tu vida de fotógrafo.

Fuente: este post proviene de Las imágenes que yo veo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora