comunidades

CÓMO ES EL PROCESO PARA DESCAFEINAR CAFÉ

COLABORACIONES

El café es una de las bebidas más populares en todo el planeta, por su aroma, su sabor y por la capacidad de despertarnos y ponernos más alerta. Esto último se debe a la cafeína, una sustancia que no todo el mundo quiere o puede tomar. El café descafeinado es la solución en estos casos, un producto que se obtiene de los mismos granos gracias a un proceso para descafeinar el café que mantiene el resto de propiedades.



Así se obtiene el café descafeinado en grano


Si te preguntas cómo se quita la cafeína al café, lo cierto es que existen diferentes métodos, pero uno de los más populares utiliza solo agua para conseguirlo, sin ningún compuesto químico.

El resultado del café descafeinado con este proceso es que mantiene todo el sabor y el aroma de los granos de café, eliminando prácticamente toda la cafeína. Para conseguirlo, se sumergen los granos de café verde en agua con extracto de café verde sin cafeína. Así se consigue que el grano se hinche, abra los poros y la cafeína, que es soluble, se diluya en el agua por el efecto de ósmosis.

Como el agua tiene una concentración de extracto de café verde, pero sin nada de cafeína, el resto de componentes no se diluyen y, por tanto, mantiene sus propiedades, sabor y aromas.

Un proceso circular


Una vez terminada la primera fase del descafeinado con agua, los granos de café verde sin cafeína deben secarse bien para recuperar su estado previo. Una vez secos, se tuestan de la misma forma que el resto de café y se muele para conseguir el café molido descafeinado. El resultado es un café con el mismo sabor y aromas que uno con cafeína.

Respecto al agua usada en el proceso de descafeinado, se va bombeando durante el proceso para bajar la saturación de cafeína. Esta agua circula por unos filtros con carbón activo que separa la cafeína del resto del líquido. El agua está lista para volver a usarse en el proceso de descafeinado, mientras que la cafeína pura puede usarse en productos cosméticos, farmacéuticos o en bebidas y alimentación.


Imagen de Negative-Space en Pixabay

El café descafeinado, una opción para todos


Los granos de café descafeinado, una vez secos, no se distinguen del resto, mantienen la forma intacta y también el sabor. Lo cierto es que no es posible extraer el 100% de la cafeína, pero la pequeña parte que queda en el grano no tiene efectos perceptibles en el organismo.

La cafeína es una sustancia estimulante del sistema nervioso presente en el café y en otras plantas, como el té. Sus efectos sobre el sistema nervioso central hacen que estemos más despiertos y alerta. El consumo moderado de café, unas tres tazas al día, no solo carece de efectos nocivos, sino que incluso puede llegar a ser beneficioso para la salud. A pesar de eso, algunas personas son más sensibles a la cafeína y pueden padecer molestias como la dificultad para conciliar el sueño o nerviosismo. En otros casos, es aconsejable moderar o eliminar el consumo de cafeína, como en las mujeres embarazadas o en personas que sufren determinadas dolencias.

El café descafeinado es una buena opción para todos y también para tomar en cualquier momento. Además, mantiene el resto de nutrientes del café, como antioxidantes, minerales como el potasio y vitaminas.


Imagen de Free-Photos en Pixabay

Otros tipos de descafeinado

Además del descafeinado con agua, también existen otros métodos para conseguir eliminar la cafeína de los granos de café. Los más habituales son con cloruro de metileno y con CO2.

El cloruro de metileno es un producto químico seguro que puede disolver la cafeína del interior de los granos. El método con CO2 usa cilindros especiales donde se consiguen una temperatura y presión concretas para que este gas pueda eliminar la cafeína.

Todos los procesos de descafeinado se realizan en los granos de café verde, antes del proceso de tostado y molido. En el caso de los cafés Bonka, los descafeinados se realizan siempre al agua.


Imagen de AdelinaZw en Pixabay

Descubre el café Bonka descafeinado


Bonka apuesta por el proceso de descafeinado con agua porque es totalmente ecológico. En el proceso solo intervienen los granos de café, agua y los filtros de carbón activo. No es necesario usar ningún producto químico y, además, no se generan residuos.

El café Bonka descafeinado se presenta en grano o molido, los dos descafeinados con este método y con granos procedentes de cultivo sostenible. La apuesta por la sostenibilidad de la marca incluye el compromiso con las comunidades cafetaleras para mejorar la productividad y su futuro y la adopción de medidas en favor del medio ambiente, como el uso de papel 100% reciclado.

Tanto si usas café en grano como molido, con Bonka tienes un café de intensidad y cuerpo medio, apto para cualquier momento del día y cualquier ocasión. Un café equilibrado con toques tostados y especiados.

La técnica para conseguir eliminar la cafeína empezó a investigarse en el siglo XIX. Desde entonces, tanto los métodos como el resultado han evolucionado mucho. Por eso, podemos disfrutar de todo el sabor y aromas del café en un producto sin cafeína, gracias al descafeinado con agua. Así es como puedes disfrutar de tu taza de café en cualquier momento del día.
¡Nos vemos pronto!

Blanca




Fuente: este post proviene de Tu ves y yo hago, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Es la tarta más fácil del mundo. Esta GALETTE DE MANZANAS Y PECANAS, no necesita molde y tampoco necesitas esforzarte para que quede bonita. No es demasiado dulce y está tan jugosa que se come sin dar ...

Recomendamos