comunidades

Antigua Grecia: la religión, factor de cohesión

Imagen 1


En Grecia, lo sacro era omnipresente. La religión —politeísta y antropomórfica— no tenía dogmas, textos sagrados ni clero sacerdotal. Con excepción de los cultos con misterios, se manifestaba a través de rituales públicos, como oraciones, procesiones, ofrendas, libaciones, sacrificios, banquetes, juegos y competencias deportivas, poéticas o teatrales, que constituían los cimientos de la sociedad.

La ciudad debía levantar templos cuyo esplendor contrastara con la modestia de las restantes construcciones urbanas. Las divinidades protectoras estaban representadas por esculturas. Artistas y artesanos recorrían el mundo griego de cantera en cantera.

Imagen 0


Los principales santuarios panhelénicos, que solían tener oráculos y que se siguieron visitando hasta la época de la dominación romana, permitían que todos los griegos se reencontraran con ocasión de los grandes juegos y competencias, lo que imponía una tregua a las operaciones militares. Atletas y poetas defendían el honor de las ciudades, que también competían entre sí por la riqueza de sus ofrendas.

Podéis leer más sobre Grecia en estos blogs: 

Grecia I: quince siglos de hostilidad

Grecia II: La Invención de la política

 Grecia I: quince siglos de hostilidad


Este texto es un fragmento del libro Mil obras para descubrir el arte de Larousse Editorial. Si te interesa este contenido, tienes más información sobre la historia, la cultura y el arte de las grandes civilizaciones aquí: Larousse.es

Imágenes: Imágenes/flickr: microbe y archer10 (Dennis)
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos